Fútbol | Segunda B

El Efesé tritura al Don Benito y sigue líder

Elady, jugador del FC Cartagena, celebra uno de sus goles./Antonio Gil / AGM
Elady, jugador del FC Cartagena, celebra uno de sus goles. / Antonio Gil / AGM

Los de Munúa logran la sexta victoria consecutiva tras superar con facilidad a su rival, con goles de Moyita, Santi Jara y Elady, por partida doble

RUBÉN SERRANOCartagena.

El Cartagena es un glotón. Tiene un estómago de aúpa. El equipo no hace más que engordar su casillero de puntos, a base de una victoria tras otra. Y está tan acostumbrado a ganar, es tal su grado de confianza, que ya ni siquiera necesita despeinarse y meter la sexta marcha para despachar a sus rivales. Esta tarde consiguió el sexto triunfo consecutivo ante el Don Benito (4-0), en un partido absolutamente plácido. De paso, recuperó el liderato del grupo IV, que le había arrebatado el UCAM Murcia por unas horas. Nadie parece hacerle sombra al Efesé de Munúa, que ya ha igualado la racha de seis que en su momento consiguieron Pato y Tevenet.

4 FC Cartagena

Joao Costa; Ramírez, Moisés, Ayala, Luis Mata; Vitolo; Moyita (Santi Jara, minuto 55), Cordero, Gracia, Elady (Igor Paim, minuto 62); Aketxe (Rubén Cruz, minuto 74).

0 Don Benito

Sebas; Trinidad, Heredia, Gómez, Herrera; Zambrano (José Manuel, minuto 46), Gonzalo; Pozo (Curro, minuto 64), Pepe Bernal, Paquito (Kofi, minuto 46); Agudo.

Goles:
1-0, Elady (minuto 4). 2-0, Moyita (minuto 20); 3-0, Elady (minuto 51); 4-0, Santi Jara (minuto 60).
Árbitro:
Sánchez Villalobos (andaluz). Amarilla al local Vitolo.
Incidencias:
Partido correspondiente a la jornada 21 del grupo IV de Segunda B, disputado en el estadio Cartagonova ante unos 5.000 espectadores. Tarde fría y césped en perfecto estado.

Es una estadística más para meter en el saco. Y llegó por la vía rápida, además, sin la necesidad de que los mejores artistas comparecieran en el césped del Cartagonova. Santi Jara fue suplente por primera vez esta temporada. Pero con Moyita, Julio Gracia y Elady en el campo fue suficiente. Los tres trituraron al Don Benito, limitado, sin fondo ni colmillo suficiente para darle un susto a Joao Costa. A los cuatro minutos cayó el primero: el sevillano, que baila sobre el césped, hace cosas maravillosas. A los cuatro minutos tiró una vaselina por encima de la defensa, para dejar solo al ex del Real Murcia. Éste definió con igual o más maestría que su compañero: quebró a un rival y batió por debajo de las piernas a Sebas. Sensacional.

Lo de Elady no es normal. El chico convierte en oro todo lo que toca. Ya lleva 9 goles, 6 de ellos de forma consecutiva en las últimas cinco jornadas. Contra el Don Benito hizo un doblete: además de inaugurar el marcador, metió la cabeza en un saque de esquina en la segunda parte, previa peinada del central Moisés. Era el 3-0 y poco después, en el 62, se retiró del campo ovacionado. No es para menos. Es el futbolista del momento en el Efesé. No sorprendería si un equipo de superior categoría llama a la puerta del presidente Paco Belmonte en este mercado de invierno.

Antes de su segunda diana, el partido ya estaba más que resuelto. Porque Elady tiene la pelota y pone patas arriba a cualquier defensa: solo mira hacia la portería y, con esa determinación, no todo el mundo es capaz de echarle el freno. Hizo un descosido tras otro. En la primera parte también abrió hueco en la zaga del Don Benito y entregó la pelota a Moyita, otro que tal baila por Benipila. El de Osuna, sin oponentes alrededor, pudo preparar un disparo potente e inalcanzable para Sebas. El Efesé controló absolutamente el partido; tuvo la pelota, extendió el juego por los costados y no pasó ni un solo apuro.

Con Gracia, Moyita y Elady a ese nivel, nadie echó en falta la comparecencia del resto de futbolistas. Ni siquiera fueron necesarios los goles de Aketxe, que regresó a la titularidad tras cumplir el partido de sanción en Granada. El vasco no apareció. Ni falta que hizo. Solo lo intentó una vez, con un disparo cruzado por encima del larguero, antes de ser sustituido. Lo bueno es que cuando no hay oleaje, cuando el rival no tensa la cuerda, ocurren cosas sorprendentes, como ver a Cordero pisar el área y asistir a Santi Jara en el 4-0. También permitió a Munúa dar carrete a futbolistas menos habituales, con hasta media hora por delante, como Igor Paim. El brasileño entró en el minuto 62. En el 74 lo hizo Rubén Cruz, que pudo hacer el quinto de cabeza. El remate le salió demasiado blando. Es lo que tiene hacer los deberes con tiempo: todos pueden participar y aportar su granito de arena.