El derbi refuerza el «proceso» de Munúa

Los jugadores del Cartagena celebran la victoria en el derbi cerca de su hinchada, el domingo en el estadio del Real Murcia. / javier carrión / agm
Los jugadores del Cartagena celebran la victoria en el derbi cerca de su hinchada, el domingo en el estadio del Real Murcia. / javier carrión / agm

El técnico uruguayo gana crédito en un partido que acabó mejor de lo que parecía y su singular hoja de ruta empieza a ser asumida por jugadores, directivos y aficionados

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

«Es el entrenador que más me está exigiendo, más me está sorprendiendo y más me está obligando a abrir mi mente». Son palabras de Paco Belmonte, pronunciadas la semana pasada en la tertulia radiofónica de 'Efesista.es'. Hablaba sobre sus primeros cuatro meses de trabajo junto al uruguayo Gustavo Munúa. No le gusta usar los términos 'jefe' y 'empleado'. «Aquí somos todos compañeros», indica siempre el dueño del Cartagena.

«Hay decisiones que él toma y al principio no entiendes, pero te las argumenta y terminas dándole la razón», confiesa Paco Belmonte

«Es un entrenador muy incómodo para el futbolista cómodo. No deja que ningún jugador se quede en su zona de confort. Su nivel de exigencia es elevado y eso hace que haya futbolistas que sufran más que otros». Lo dijo hace unas semanas Manuel Sánchez Breis, mánager general del club, en una entrevista concedida a '7TV'. «Sabe lo que quiere, tiene un plan y estamos muy contentos con el trabajo que está desarrollando», añadió Sánchez Breis.

No entró en detalles, pero lo que todo el mundo sabe a estas alturas es que hay futbolistas importantes en la plantilla albinegra incómodos por su situación y que no asumen de buen grado haberse quedado en este primer tercio de Liga en el banquillo más veces de las que habitualmente se han quedado en toda una temporada entera en las últimas campañas. Otros, siempre en privado, se quejan de que Munúa es un jefe rígido, que no pasa una. «Ha jugado muchos años en Primera y trabajamos con métodos modernos, pero en el trato es más militar que familiar. Es un motivador nato, eso sí», desliza uno de sus futbolistas, preguntado por 'La Verdad'.

Notable mejoría

Es cierto que el uruguayo toma distancia de casi todo y de casi todos. Por momentos, es como si le faltara empatía y no le importara lo más mínimo relacionarse con su entorno, ni para bien ni para mal. Como si lo que tiene alrededor le diera exactamente igual, para bien y para mal. Es como si una nave espacial lo hubiera dejado en verano en Cartagena y, desde el minuto 1, se haya dedicado a pisar suelo desconocido. A su manera. Pero el paso de las semanas y, sobre todo, la enorme mejoría en el juego y en los resultados de los dos últimos meses lo cambian absolutamente todo. Y lo hacen para bien, lógicamente.

El Cartagena ha sido el mejor equipo de España, junto al Cádiz, en las cinco últimas jornadas. Ha sumado 13 puntos de 15 posibles, como los gaditanos en Segunda. Le siguen Sporting B, Logroñés, Alcorcón, Atlético Baleares y Alavés, con 12 puntos. El Efesé ya es tercero y sigue invicto a domicilio. 9 de sus últimos 17 tantos los ha marcado en el último cuarto de hora de partido, señal de la calidad que tiene en su banquillo y del estupendo estado físico de los jugadores. El saldo en las nueve últimas jornadas es de siete victorias, un empate y una sola derrota, la sufrida en el Cartagonova contra el líder Melilla. Los norteafricanos están a seis puntos.

Y todo esto, además, metidos de llenos en un proceso de «construcción» en el que «nos importa más el largo plazo que el corto», tal y como confesó el propio Munúa en una entrevista concedida a este periódico. Y esto incluso tiene un nombre de puertas para adentro. «El proceso», lo llaman. Lo contó Belmonte en la citada tertulia. «Hay decisiones que él toma y al principio no entiendes. ¿Cómo no pone a este o no pone al otro?. Pero la realidad es que te la argumenta y terminas dándole la razón. Su objetivo es que todos aporten a lo largo de la temporada y casi todas sus apuestas vienen dadas por lo que pasará en el futuro, dentro de dos meses o al terminar la Liga regular», explicó.

Rotaciones inegociables

¿En qué se basa el «proceso» de Munúa? Lo primero que hay que decir es que viene dado por el nivel de la plantilla que tiene en sus manos. Ya era buena una semana antes de empezar la Liga. Y en los últimos días del plazo llegaron Vitolo, Julio Gracia, Moyita y los lusos Luis Mata y Rui Moreira. Él, que conoció de primera mano las rotaciones de Jabo Irureta cuando llegó al Deportivo, ya tenía claro que iba a rotar y repartir los minutos. Porque le perturba un escenario en el que haya media docena de futbolistas que nunca jueguen y se sientan 'cuerpos extraños' dentro del vestuario. Con tantos jugadores de nivel, las rotaciones se han extendido a todas las posiciones y durante más jornadas de las que todos pensábamos. Pero al final todo va encajando. Y todo se va aclarando.

Munúa basa su «proceso» en una distribución racional de los minutos, en el que cada uno se gane la titularidad con su trabajo de la semana. La idea es tener un equipo base, pero no desde la imposición, sino desde el rendimiento de cada futbolista en los partidos y las sesiones de trabajo. También se interesa mucho el uruguayo por los futbolistas jóvenes que tiene a sus órdenes. Carrillo, de 19 años, y Julio Gracia, de 20, están teniendo bastante protagonismo hasta el momento, aunque ninguno es titular indiscutible.

«Con Munúa no sería descabellado pensar en que un partido podemos ver juntos en el campo a los seis sub-23. Su idea es fortalecer a los más jóvenes a nivel psicológico, haciéndoles vivir situaciones que hoy son incómodas para ellos. Pero todo se hace con la idea de que estos chicos aporten muchas cosas en el futuro. Igual son titulares a final de Liga Rui Moreira y Luis Mata, que ahora no juegan. Con Munúa todos saben que llegará su momento», precisó Belmonte sobre la particular hoja de ruta de Munúa.

Moisés, por sanción, será baja contra el Ibiza de Chavero

El central sevillano Moisés García vio la quinta amarilla de la temporada en el derbi, por un claro derribo a Josema al borde del área, y por tanto cumplirá este fin de semana un partido de sanción. Se perderá el duelo ante el Ibiza de su amigo Alejandro Chavero (Cartagonova, 12.00 horas). Munúa tiene dos opciones: poner a Antonio López, quien ya estuvo en el banquillo el pasado domingo en Nueva Condomina; o colocar a Orfila de central diestro y devolver a Óscar Ramírez su puesto de titular en el lateral derecho.

Aketxe, de momento, se mantiene con cuatro amarillas, al borde de la suspensión. Cordero, Ayala y Vitolo suman tres. En cuanto a los goleadores, Fito Miranda se pone con tres dianas, las mismas que Elady. El extremo catalán no marcaba desde el doblete que hizo en la primera jornada ante el filial del Granada. Aketxe, con cuatro goles, sigue siendo el máximo artillero del Efesé. Yacine, del Melilla, es el 'pichichi' del grupo IV, con siete goles en 13 partidos.

Santi Jara, por su parte, suma dos tantos, como Rubén Cruz, Julio Gracia y Moyita. Jesús Álvaro y Cordero llevan uno. Se da la circunstancia de que 9 de los 20 goles que ha hecho el Cartagena en lo que va de Liga llegaron en el último cuarto de hora del partido.

Más

 

Fotos

Vídeos