Los daños en butacas, vallas y aseos estarán reparados a tiempo

R. S. CARTAGENA

El estadio Cartagonova volverá a lucir su mejor aspecto de cara al partido de este domingo, a las siete de la tarde, contra El Ejido. Un grupo de operarios municipales trabajarán desde hoy y hasta el sábado «a marchas forzadas» para subsanar todos los desperfectos ocasionados en el fondo norte por una parte de la afición del Real Murcia, en el derbi disputado el 7 de abril.

Ese día, la Policía Nacional retuvo e identificó a siete ultras granas por destrozar la valla perimetral. También, en una revisión posterior al derbi, se detectaron otros daños: arrancaron 87 butacas, 55 en el anillo superior y 32 en el inferior; se ocasionaron daños en dos aseos y se realizaron pintadas y colocaron pegatinas en un muro y en un cartel publicitario.

El responsable municipal del estadio, el funcionario de Deportes Jesús Cruz, avanzó ayer que la previsión es que todos esos estropicios se puedan arreglar «casi al 100%» antes del choque de este domingo. El coste de esos arreglos aún no está calculado. Cuando hagan balance del gasto, enviarán esa factura al Juzgado «para que paguen esos desperfectos».

En la jornada de ayer sí tuvo lugar la rutinaria prueba de la iluminación del estadio, que se hace los días antes de cada partido. Se adelantó por los días festivos.