Dani Güiza revive antes de venir al Cartagonova

Dani Güiza, en el descanso del partido del pasado domingo entre el Sanluqueño y el Don Benito. / prensa atlético sanluqueño
Dani Güiza, en el descanso del partido del pasado domingo entre el Sanluqueño y el Don Benito. / prensa atlético sanluqueño

A sus 38 años, el ariete jerezano apura su carrera en el Sanluqueño y el domingo fue clave en la victoria ante el Don Benito en El Palmar

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Casi dos años después de su última visita, entonces con el Cádiz de Claudio Barragán, el ariete jerezano Dani Güiza, de 38 años, pisará este domingo el resembrado césped del Cartagonova. Y lo hará en su mejor momento en muchos meses, ya que el pasado domingo, en su estreno en el campo de El Palmar en esta temporada, fue el protagonista de la remontada de su equipo, el Atlético Sanluqueño, que es octavo, con 15 puntos. Tiene uno más que el Cartagena. Este domingo se enfrentan en el Cartagonova (19.00 horas).

Los gaditanos superaron el pasado domingo en el tramo final al Don Benito, al ser capaces de levantar un 0-1. Güiza, que por diferentes problemas físicos aún no había podido jugar este curso delante de su afición, entró al campo en el minuto 69, en sustitución de Abel Gómez, ex de Murcia y Lorca, entre otros equipos. Y cinco minutos más tarde estuvo en el germen del 1-1. Soltó un potente chut que el meta visitante no pudo atajar y el defensa José marcó el tanto de la igualada para el Atlético Sanluqueño. La traca final llegó en el minuto 85, cuando Dani Güiza remataba a la red, en el segundo palo, un servicio desde la derecha de su compañero Del Moral. Su primer gol de la temporada -solo había jugado 25 minutos dividos en las salidas a San Fernando (6), Talavera (18) y Granada (1)- servía para que los tres puntos se quedaran en Sanlúcar de Barrameda.

Solo ha jugado 46 minutos en estas nueve primeras jornadas por culpa de distintas molestias físicas

Su último destino

La pregunta que se hace todo el mundo es la misma: ¿qué hace un internacional absoluto, campeón de Europa y pichichi de la Liga con el Mallorca en la temporada 2007-08 jugando en Segunda B con el Atlético Sanluqueño? La respuesta es sencilla. Su mujer es de allí y vive junto a su familia en la localidad. Siempre ha estado muy ligado al Atlético Sanluqueño, a través de amigos y familiares. Y cuando fue descartado por el Cádiz, en junio del año pasado, no dudó ni un instante a la hora de aceptar la oferta que le hizo el club blanquiverde.

El reto que tenía era ayudar al equipo a regresar a Segunda B. Y lo consiguió. El curso pasado, en el grupo X de Tercera, Güiza aportó 5 goles en los 30 partidos que jugó. Solo fue titular en 15 de ellos y su físico le dio para completar los 90 minutos solamente en nueve ocasiones. Al final, el Atlético Sanluqueño ascendió y la directiva quiso seguir contando con el ex de Ciudad de Murcia, Mallorca, Getafe y Fenerbahce, entre otros clubes. Y él, encantado de seguir. En Sanlúcar de Barrameda, lejos del foco mediático, puede compaginar entrenamientos y partidos con su otra pasión: la pesca. No es raro verle con su barca por la bahía junto a su gran amigo Nolito, sanluqueño de nacimiento y ahora en el Sevilla.

A Güiza, eso sí, le está costando seguir el ritmo de sus compañeros. Se lesionó en pretemporada y el físico no le acompaña. Por eso ha jugado tan poco en este tramo inicial de la Liga. No obstante, en Segunda B, un poco de Güiza es mucho. Y de eso quiere aprovecharse Falete, quien posiblemente este domingo en el Cartagonova le dé entre 20 y 25 minutos al veterano atacante nacido en Jerez de la Frontera. Güiza conoce el recinto de Benipila y sabe lo que es marcar un gol aquí.

Posiblemente se le haya olvidado, ya que marcó el tanto de la victoria del Mallorca B ante el Cartagonova (0-1) en un partido jugado el 10 de mayo 2002. Fue el último encuentro en casa del proyecto pilotado por Florentino Manzano, quien unas semanas más tarde dejó el club en manos de Luis Oliver. Anteriormente, en febrero de 2000, también con el filial del Mallorca, Güiza había participado en un partido que terminó con empate a uno. Alberto García marcó para el 'Cartago' y Viale anotó el tanto mallorquinista. El cartagenero Jorge Cordero era compañero suyo en aquel Mallorca B.

Ganó en Ibiza y empató en San Fernado y Granada

Recién ascendido a la categoría y con las miras puestas en la permanencia, el Atlético Sanluqueño está fraguando un estupendo inicio de temporada. El equipo que dirige Falete (ex de Guadalajara y Lucena y quien llegó a trabajar para la secretaría técnica del Efesé, como ojeador, en la etapa de David Buitrago) está a solo un punto del 'playoff' de ascenso y solo ha cosechado dos derrotas, en la primera jornada ante el Rel Murcia (1-2) y en la sexta contra el Talavera (3-0).

Ha hecho de su campo, El Palmar, un auténtico fortín. Así, ha sumado 10 de los últimos 12 puntos posibles actuando como local. Ganó a El Ejido (2-1), Marbella (2-0) y este domingo al Don Benito (2-1). Y empató con el Linense (0-0). Pero también está compitiendo de una manera notable lejos de su estadio. De hecho, ganó en Ibiza (0-1) y sacó un punto de los complicados campos del San Fernando (2-2) y Recreativo Granada (0-0).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos