Habrá paz para Cristo Martín

Cristo y Kitoko discuten en los instantes finales del Cartagena-UCAM. / j. m. rodríguez / agm
Cristo y Kitoko discuten en los instantes finales del Cartagena-UCAM. / j. m. rodríguez / agm

El jugador del Efesé no será sancionado por sus presuntos insultos racistas a Kitoko y el UCAM muestra su repulsa por lo sucedido

FRANCISCO J. MOYA CartagenaJOSÉ OTÓN Murcia

La trifulca al final del partido entre el Cartagena y el UCAM que protagonizaron Cristo Martín y Ritchie Kitoko aún colea. De hecho, el UCAM mostró ayer apoyo a su jugador, centrocampista belga de origen congoleño, que el domingo, en el Cartagonova, aseguró haber recibido insultos racistas del futbolista del Cartagena, y también su repulsa a «actos de violencia física o verbal, fundamentalmente los de discriminación por raza, sexo o religión», aseguró la institución universitaria a través de un comunicado.

Según el equipo que preside José Luis Mendoza, el árbitro, el valenciano Daniel Yuste Querol, reflejó en el acta que finalizado el partido el delegado del UCAM, Antonio Jesús Pérez, pidió que constara que Kitoko había sufrido un ataque de ansiedad por haber sido llamado «negro de mierda». El colegiado escribió que él no pudo corroborar esas palabras por no haber sido dichas en presencia de ningún miembro del equipo arbitral, mientras que el delegado del Cartagena, Simón Ruiz, acudió con el propio Cristo al vestuario arbitral para negar que las hubiera dicho.

El Cartagena no ha emitido una declaración institucional al respecto, aunque sí habló tras el encuentro su entrenador, Alberto Monteagudo: «Vi un roce con Kitoko, pero no mucho más. Nosotros apelamos a ser respetuosos con el rival y somos un equipo que lo es». José Miguel Campos, entrenador del UCAM, apuntó que él no escuchó las palabras de Cristo, «pero sí gente del club y varias personas que estaban en la zona». El mazarronero defendió a su jugador: «Conozco a Ritchie y es un ser humano increíble, un pedazo de pan, y estaba fuera de sus casillas», comentó, para añadir que «hay que saber ganar y perder, y hay comentarios que hay que erradicar de la sociedad y del deporte».

En cualquier caso, en el Efesé están muy tranquilos y dan por hecho que Cristo no tendrá ningún castigo y podrá jugar el domingo en Villanueva de la Serena. Los antecedentes en categorías superiores dejan claro que si en el acta arbitral no quedan reflejados los insultos el Comité de Competición no sanciona. Y en este caso, Yuste Querol dejó constancia de que ni él ni sus ayudantes escucharon los presuntos insultos que Kitoko denunció.

Manu Onwu, a un paso

En otro orden de asuntos, Gerard Oliva, exfutbolista del Atlético Baleares, ha sido uno de los que ha decidido apostar por el UCAM y ayer, en El Mayayo, ya completó su primer entrenamiento a las órdenes de José Miguel Campos, que hoy podría contar con algunos jugadores nuevos. De hecho, el delantero del Lorca FC Manu Onwu podría estar a un paso de firmar por el UCAM. El atacante navarro ya no sentrenó ayer a las órdenes de Fabri en tierras lorquinas y está pendiente de firmar su finiquito con el equipo blanquiazul. Para ello también tiene que dar bajas y uno de los futbolistas que podría abandonar Murcia es David López. El centrocampista navarro, con una extensa experiencia en Primera y en Segunda, no está cumpliendo las expectativas en el UCAM y el club azulón se plantea darle la baja. López, de 35 años, ha participado en 14 choques ligueros, aunque solo en diez fue titular. Con la camiseta universitaria ha marcado dos goles, pero no ha sido un jugador decisivo ni para Planagumà ni para Campos. El que se ha marchado ya es Quiles, reclamado por el Córdoba (su club) para reforzar a su filial en esta segunda vuelta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos