Cordero: «Lo he dado todo por el escudo del Cartagena y lo seguiría dando»

Cordero pugna por un balón con Adama, del Badajoz. :/lof
Cordero pugna por un balón con Adama, del Badajoz. : / lof

El lebrijano está en la ciudad a la espera de una decisión y agradece el «apoyo y el cariño» de los aficionados en las redes sociales: «Algo bueno habré hecho»

RUBÉN SERRANO

Hace una semana que terminó la temporada, pero el lebrijano Miguel Ángel Cordero aún sigue en Cartagena con su mujer e hijas, sin hacer las maletas y a la espera de conocer cuál será su futuro. El 30 de junio acaba su contrato con el Efesé pero no es descartable su continuidad, en la que sería su tercera temporada consecutiva en la entidad albinegra. Ni él ni la directiva se cierran la puerta a una posible renovación. «Estoy dispuesto a seguir y, como se le ha dicho a muchos jugadores, estoy a la espera. Hemos hecho un buen año y veremos qué quiere hacer el club. En cualquier caso, doy gracias a la gente por todo el cariño» que está recibiendo en las redes sociales, apuntó ayer el centrocampista a 'La Verdad'.

Cordero ha sido una pieza insustituible para Gustavo Munúa en la temporada que finalizó hace una semana en El Toralín: jugó 39 partidos y marcó dos goles, los primeros que hace con la camiseta del Efesé: uno se lo hizo al Almería B y el otro, al Real Madrid Castilla, para culminar la histórica remontada en la primera eliminatoria de la fase de ascenso. «El club sabe lo que pienso y esperemos que todo salga como queremos. Me alegra saber que la gente está conmigo y me valora», comentó el lebrijano, de 31 años. Muchos aficionados han visto el sacrificio de Cordero y muchos, al término del partido en Ponferrada, han pedido su continuidad e incluso que sea el buque insignia del nuevo proyecto, como capitán. «Eso significa que algo he hecho bien. A este club lo voy a llevar conmigo siempre».

«Estamos satisfechos con su rendimiento y ya lo hemos hablado con él», aseguran en el club

El futbolista ha completado la que ha sido su temporada más regular con la elástica albinegra. Ha sido un hombre importante y no ha sufrido ninguna lesión grave, a diferencia del último año de Alberto Monteagudo: se perdió varios partidos y en algunas ocasiones estaba entre algodones, por dolores abdominales, molestias en los isquiotibilaes o rotura de fibras. El propio Cordero está pasando estos días sin intermediarios ni representante. Él es consciente de que su trabajo es valorado en el club. «Lo he dado todo por el escudo del Cartagena y lo seguiría dando», aseguró a este diario. Como el resto de sus compañeros, esta semana pasó por el despacho de Paco Belmonte para conocer su futuro.

Fuentes de la entidad albinegras consultadas por 'La Verdad' recordaron que están «satisfechos» con el rendimiento del lebrijano. «Él lo sabe y lo hemos hablado con él. Estamos contentos con Cordero y todo dependerá de si cuenta con el visto bueno del entrenador».

Otegui, del Osasuna, otro nombre que se suma a la lista

El mánager general del Cartagena, Manuel Sánchez Breis, repasó la actualidad del conjunto albinegro en la tertulia semanal de 'Efesista', el jueves por la noche. La mano derecha de Paco Belmonte dejó caer que Cristo podría seguir los pasos de Moisés García (abandonó el club) y también dio a entender que uno de los nombres que interesa para reforzar la plantilla es Antonio Otegui, perla del Osasuna que debutó con 17 años en Primera y esta temporada ha brillado en calidad de cedido en el Melilla. Allí disputó 44 partidos, 40 de ellos como titular, y en el mes de mayo el club de sus orígenes volvió a hacer una fuerte apuesta por él al renovarlo hasta el año 2022. Su cláusula de rescisión es de 12 millones d e euros. El entrenador que le hizo debutar en el fútbol profesional fue Enrique Martín, ahora en el Córdoba y serio aspirante al ascenso a Segunda.