El club y Elady coinciden en que cada vez es más difícil una salida

Elady celebra un gol ante El Ejido, el 21 de abril. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Elady celebra un gol ante El Ejido, el 21 de abril. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

R. S.CARTAGENA

Salvo sorpresa que no esperan en las oficinas del estadio Cartagonova, el refuerzo más importante del verano en el Cartagena de la temporada 2019/20 será la continuidad de Elady Zorrilla, el máximo goleador el curso pasado con 21 goles y que ha sido tanteado por diferentes equipos de superior y de la misma categoría que el Efesé. Todas las negociaciones siguen estancadas y no hay avances con el Tenerife, el único club que realmente ha puesto encima de la mesa una oferta en firme por el jienense: 150.000, cuando la cláusula de rescisión es de 500.000 euros.

Pero de ese tema ya no hay más novedades y, por eso, a medida que pasan los días, en el club se hacen a la idea de que cada vez es más difícil que Elady, con contrato hasta 2020, abandone el Cartagena, según fuentes consultadas ayer por 'La Verdad'. Entre otras cosas, porque la pretemporada sigue avanzando y Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis no esperan que a estas alturas llegue una oferta económica capaz de hacer frente y cerrar un acuerdo a tres bandas: hay equipos de Segunda y otros extranjeros que han puesto interés, pero nada más. Tendría que llegar algo firme, que pueda agradar al Cartagena y que tanto económica como deportivamente sea del gusto del propio futbolista. Elady quiere ser importante y es muy consciente de que aquí lo es, y que esa subida de sueldo podría llegar más adelante, en caso de que esta temporada se logre el ascenso de categoría.

En el club, donde cada vez lo ven más cerca y no se han puesto de momento fechas, han hablado con el jugador, está tranquilo y se siente querido. De hecho, el otro día abandonó el acto de los peñistas emocionado y en los entrenamientos sigue con sus bromas y el buen rollo. Ayer subió una fotografía a las redes sociales con el uruguayo Jorge Fucile.