Una cita para reaccionar o tocar fondo

Sesión de entrenamiento en La Torre Golf, con Aketxe en primer plano y el recuperado Antonio López al fondo. / J. M. Rodríguez / AGM
Sesión de entrenamiento en La Torre Golf, con Aketxe en primer plano y el recuperado Antonio López al fondo. / J. M. Rodríguez / AGM

Munúa tiene a todos los jugadores disponibles, mientras que el técnico portugués cuenta con las bajas de Brito y Sylvain y la duda de Migue Marín

R. SERRANO/J. ORTEGA CARTAGENA/JUMILLA

Suena raro decirlo, pero es la cruda realidad: el Cartagena puede tocar fondo en la quinta jornada de Liga, en pleno mes de septiembre, si esta tarde (Uva Monastrell, 17.30 horas) no gana el duelo regional contra el Jumilla. Rotundo. El Efesé aspira a todo esta temporada con Gustavo Adolfo Munúa en el banquillo y el equipo ni arranca ni conoce aún la victoria; una nueva derrota haría temblar los cimientos, y empezaría a enfurecer a una afición aún conmocionada por el doble mazazo de Majadahonda y Extremadura. Pocos argumentos quedarían para contentar al personal si hoy se escapan los tres puntos. Por eso, la cita es para reactivarse o tocar fondo.

Para que salga el sol después de la tormenta, en un mal arranque liguero con 2 puntos de 12 posibles y en descenso, todo depende de que al Efesé se le enciendan las luces; en definitiva: que las buenas sensaciones se vean reflejadas de una vez en el resultado. Que se lo digan a Víctor Fernández, que arrancó como Munúa y, muy a pesar del cartagenerismo, fue despedido: sus chicos jugaban como pocas veces se vio en el Cartagonova, pero los números en la clasificación, y la necesidad de llegar a tiempo a la fase de ascenso, están a la orden del día. Aquel Cartagena enamoraba, como el de ahora en ciertos destellos, pero no ganaba.

Munúa tiene una clara ventaja: si mira a su alrededor, solo tiene buenos futbolistas. Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis se emplearon a fondo este verano, y lograron confeccionar probablemente la mejor plantilla desde que están al frente del club. Con arsenal de sobra, el uruguayo no tiene excusas para superar al Jumilla. Menos precisamente hoy, que están todos los jugadores disponibles a excepción de la ya conocida baja de Álvaro Queijeiro.

El Wolverhampton

Pero pese a ello, ni mucho menos será sencillo llevarse los tres puntos del Uva Monastrell. Ahí estará delante sorprendente Jumilla presidido por Li Xiang. El chino quiere dar un paso adelante y no pasar apuros esta temporada. Por eso, este verano firmó un acuerdo de colaboración con el Wolverhampton inglés. Hay jóvenes que desconocen la categoría por completo, como Ming-Yang o Ryan Leak, pero que están rindiendo y dando resultados: entre las cesiones y la veteranía de las siempre garantías Carlos Álvarez y Óscar Rico, los vinícolas han empezado bien el curso: en mitad de tabla y superando las expectativas de un club humilde.

Al frente del banquillo está el portugués Leonel Pontes, que ha trabajado para el Sporting de Lisboa y fue ayudante de Paulo Bento en la selección de Portugal. Él le está sacando jugo a una plantilla realmente extraña, con jóvenes, veteranos y extranjeros sin experiencia en España. De momento ya ha sacado una renta de 5 puntos, pequeños grandes pasos para un club que no quiere pasar apuros. En Jumilla están acostumbrados a salvar la categoría sobre la bocina, e incluso a vivir momentos tremendamente agitados como la etapa del italiano Nobile Capuani. Eso ya es historia para un conjunto vinícola que pasó página y se mantuvo a flote.

Este nuevo Jumilla no será el único obstáculo esta tarde para el Cartagena. El estado del Uva Monastrell también es una piedra en el camino para los albinegros: el césped está en condiciones muchos peores que el del estadio Vicente Sanz, cuando los albinegros jugaron dos encuentros consecutivos en Don Benito. Pontes ya ha protestado en más de una ocasión, exigiendo respuestas al Ayuntamiento; como no hay soluciones, el equipo entrena en Ceutí. De hecho, la superficie no se ha tocado desde hace dos semanas, a fin de que pueda soportar otros noventa minutos. El Consistorio retomará los trabajos tras el encuentro de hoy, aprovechando que al Jumilla le tocará jugar lejos de casa durante dos jornadas seguidas.

El césped, muy irregular

Pontes no podrá contar con Sylvain y Brito, por lesión y sanción respectivamente. El primero no pudo acabar el partido ante el Don Benito y estará en la enfermería un mes. El segundo vio la tarjeta roja. También es duda Migue Marín, que ya se perdió el último encuentro y ha vuelto a entrenarse esta semana. Munúa, por su parte, siempre le ha dado prioridad a Pedro Orfila, que viene fresco tras estar sancionado la semana pasada. Lo normal es que el técnico uruguayo apueste por Moyita, que brilló y marcó ante el UCAM Murcia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos