Cinco dudas tras las rotaciones

Gracia, Orfila y Rubén Cruz, en el banquillo, el pasado domingo en Sevilla. / lof
Gracia, Orfila y Rubén Cruz, en el banquillo, el pasado domingo en Sevilla. / lof

La portería, el lateral derecho, el doble pivote, la mediapunta y el '9' son las posiciones por definir en el Efesé de Munúa, quien seguirá cambiando el 'once' cada semana

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Consumido el primer cuarto de la temporada, queda claro que para Gustavo Munúa las rotaciones son innegociables. «La competencia interna mejorará al futbolista en el aspecto individual. Y eso hará mejor al colectivo. Como tenemos una plantilla pareja y rica, lo mejor es ir contando con todos y que todos se sientan importantes dentro del equipo», ha explicado en varias ocasiones el entrenador del Cartagena. Y ha avanzado que seguirá haciendo cambios cada semana en el 'once', dependiendo del rival, del estado del terreno de juego y del nivel que demuestren sus futbolistas durante los entrenamientos de la semana.

Así las cosas, hay que ir acostumbrándose a las modificaciones y será complicado que el Cartagena tenga un 'once tipo'. Y esto no tiene que ser malo, ni mucho menos. De hecho, en los partidos a domicilio (cuatro triunfos contando el de Copa del Rey en Don Benito y dos empates) las rotaciones están funcionando de maravilla. El Efesé es el tercer mejor visitante de los 80 equipos de Segunda B, solo superado por Mirándes y UCAM. En casa, eso sí, es justo al contrario. Es el tercer peor conjunto del grupo IV, solo hay nueve con peores registros en toda la categoría y solamente dos, Amorebieta y Salmantino, han encajado más goles en su campo que el combinado entrenado por Munúa.

Lo curioso de esta política de rotaciones es que, llegados a la última semana de octubre, nos encontramos con cinco debates abiertos acerca de la alineación idónea de este Cartagena 18-19. Y es destacado el hecho de que dos de esas cinco disputas por un puesto afecten precisamente a una posición en la que Munúa no ha rotado (la portería) y a otra en la que lo ha hecho muy poco (el doble pivote).

Jesús Álvaro, Santi Jara, Vitolo, Ayala y Mario son inamovibles; Juan Moreno y Paim apenas aparecen

La portería. Joao Costa llama a la puerta. El joven guardameta luso debutó con buen pie, en Copa ante el Don Benito, confirmando así las buenas sensaciones que dejó en el tramo final de la pretemporada. Destacó luego contra el Logroñés, cuando incluso pudo salir por la puerta grande parando el último penalti de la tanda. Pero Vitolo también falló el suyo y al final se clasificó para la tercera ronda el cuadro riojano.

El portero cedido por el Oporto se ha pasado en el banquillo los ocho primeros partidos de Liga, en los que Mario ha sido fijo. El cántabro empezó mal y, justo cuando estaba alcanzando su mejor nivel, cayó lesionado en el partido contra el Melilla, tras un choque con Óscar García que además terminó en penalti en contra para los albinegros. La convincente actuación de Joao Costa el pasado domingo en Sevilla podría servirle para seguir en el 'once', aunque Mario se recupere a tiempo para el duelo de este domingo frente al Atlético Sanluqueño.

El lateral derecho. La pugna entre Óscar Ramírez y Orfila. Cuando Paco Belmonte fichó a Orfila, uno de los mejores jugadores del Real Murcia la pasada campaña, se vio venir el choque de trenes. Porque donde mejor rinde el polivalente zaguero asturiano es en la posición de lateral derecho, la misma en la que Óscar Ramírez se había convertido en indiscutible en las dos últimas temporadas. Dos caudillos para una sola camiseta: la del '2'. Empezó jugando Óscar Ramírez, pero su mala tarde ante el UCAM le costó pasarse un mes en la grada. Volvió el domingo en Sevilla, mientras que Orfila se quedó por primera vez en el banquillo. Aquí habrá lucha durante toda la temporada.

El doble pivote. Vitolo y Cordero, casi siempre. Munúa lo tiene claro en el centro del campo. Vitolo es el '6' y Cordero es el '8'. Salvo en el primer partido, con Vitolo aún en Tenerife, y en la salida a Jumilla, donde Rui Moreira entró por Cordero, el canario y el sevillano han formado siempre pareja en el doble pivote. No obstante, será complicado que eso pueda sostenerse mucho tiempo, ya que ambos son veteranos y en algún momento tendrán que descansar, especialmente un Cordero que la pasada campaña sufrió varias lesiones musculares. Además, Rui Moreira ha cumplido cuando le ha tocado jugar y todavía no hemos visto a Julio Gracia en la posición de organizador. Y el Betis lo cedió para que acumulara muchos minutos en Segunda B con el Efesé.

La mediapunta. Moyita y Carrillo se postulan. Santi Jara es fijo en la derecha y el baile es constante en la izquierda. Fito Miranda, Moyita y Elady han jugado por ese costado. Es tal el atasco que Juan Moreno y Paim apenas aparecen. Moyita ha hecho méritos para adueñarse de la posición central, por detrás del delantero centro. Pero el partidazo de Carrillo en Sevilla anima un debate que también irá para largo.

Ariete. El '9' no tiene dueño. Rubén Cruz hizo su primer gol en Liga el pasado domingo en Sevilla. Y Aketxe se ha quedado con los dos que hizo en Jumilla. Sus registros están a años luz de los del curso pasado y, por eso, el puesto de ariete titular sigue todavía en el alambre. Aketxe lleva 496 minutos disputados. Y Rubén Cruz, 409. A Munúa no le seduce demasiado la idea de juntar a los dos en el campo, aunque lo hizo en Jumilla y Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos