FC Cartagena

«En Cartagena me sentí muy querido»

Gato se retira lesionado de un partido con el Cartagena./Antonio Gil / AGM
Gato se retira lesionado de un partido con el Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Gato, exjugador albinegro, regresa a la que fue su casa en uno de los años más duros del reciente Efesé. Junto a Stoichkov es uno de los principales peligros de la Balona, que llega al municipal Cartagonova sin su jugador clave

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

El año pasado no pudo visitar el Cartagonova con sus compañeros de La Balona y se quedó con muchas ganas. Se lo impidió una lesión de pubis, pero este año Gato no se pierde una cita que para él es especial. Fue jugador del Cartagena en el año más duro de la historia reciente. Un año de impagos, de sufrimiento y de problemas deportivos e institucionales. Se marchó al Olot, aunque hubo interés por renovarle en el nuevo Cartagena de Belmonte y posteriormente se marchó a La Balona. Allí sigue.

La mente hace bien cuando conserva los recuerdos positivos por encima de un año de malos resultados deportivos y de estrecheces económicas que le hicieron ser muchas veces el protagonista de la amargura de un vestuario en el que aguantó hasta el último día. Salvaron la categoría en las Palmas y separó su destino, aunque en su nuevo club comparte los colores albinegros.

Está ilusionado con el encuentro de mañana en el estadio Cartagonova. Ya decía el año pasado que el Cartagena motiva, aunque no fuera el líder de la categoría. Este año también es primero para el encuentro ante los de La Línea. «El año pasado me lo perdí por una lesión y este año sí puedo y estoy muy contento por volver a Cartagena, porque no he jugado allí desde que me fui. Fue un sitio en el que lo pasamos mal por el tema que hubo, pero yo me sentí querido por la afición y por todo el mundo allí. Fue un año a nivel personal bueno y siempre es una alegría y una motivación el volver a un sitio en el que te han querido mucho», explica el jugador nacido en Loja. En aquella temporada, los aficionados se volcaron e incluso pagaron la gasolina para los desplazamientos a entrenar o para que algunos llenaran la nevera. Eso unió especialmente a la masa social, que buscó la salida adelante de la entidad con una plantilla que se pudo centrar en los aspectos deportivos con la definitiva llegada de Belmonte para tomar las riendas de la entidad albinegra.

Números como locales

Gato sabe que visitan al líder y que es un rival poderoso, aunque en casa los números no son los que cabe esperar en el feudo del primer clasificado del Grupo. «Sabemos que es un campo difícil, aunque también que el Cartagena en casa no está teniendo los resultados que se espera. Hemos visto que ha conseguido los mismos puntos dentro que fuera, cuando lo habitual es ganar más en tu casa. Eso no quiere decir nada, porque el Cartagena es un rival duro por la afición, por presupuesto y por la ciudad y se merece estar arriba. Esperamos un partido complicado. Queremos hacer un partido largo y llegar con ilusión y opciones a los últimos minutos para intentar llevarnos la victoria que es lo que queremos nosotros desde La Línea».

«El Cartagena ha cambiado algunos nombres, pero sigue fiel al estilo de buen juego del año pasado»

No ha podido a ver a su exequipo en esta temporada, aunque en estos días están viendo vídeos para intentar afrontar con mayores garantías la cita del Cartagonova. «Todavía no hemos visto mucho. Yo lo sigo porque siempre lo hago con los equipos en los que he jugado y es más o menos como el equipo del año pasado. Es un equipo que tiene buen trato de balón, aunque los nombres de los futbolistas sean otros diferentes a los de la temporada pasada. Yo creo que la fortaleza del Cartagena y la esencia es ese estilo de salir con el balón jugado, además de que tiene jugadores buenos y desequilibrantes en toda la parte de arriba. Siguen en la misma sintonía y además mantienen el mismo entrenador del año pasado. Es un equipo bueno y fuerte y yo tengo una especial motivación porque me sentí allí muy querido, aunque a lo mejor ahora ya no me quieran tanto. Siempre llevaré al Cartagena dentro de mí, porque fue un sitio donde estuve a gusto y es una gran ciudad para vivir», indica el extremo de La Balona.

«Queremos hacer un partido largo y llegar al final con opciones de conseguir la victoria»

Él y Stoichkov son dos de los peligros que el también equipo albinegro trae hasta el Cartagonova. Llegan con varias bajas en defensa y sin Molina, que es seguramente el jugador clave del equipo de Julio Cobos. Llegan tras empatar ante el Jumilla de Pato. Gato considera que la igualdad del Grupo es síntoma de fortaleza. «Yo creo que eso hace que el grupo sea más fuerte y creo que es de los cursos más competitivos que recuerdo desde hace años. Esa igualdad es buena».

Ellos tampoco están ofreciendo en las últimas jornadas su mejor imagen como locales y se están mostrando mejor lejos de La Línea. Tienen claro el objetivo y el granadino considera que están haciendo una buena temporada, que esperan mejorar en la segunda vuelta del campeonato.

«Llegamos en un momento un poco a medias tintas, porque en casa no hemos terminado de arrancar en las últimas semanas y hemos empatado. Fuera también hemos hecho buenos resultados y lo que necesitamos y queremos es ganar y pegar un salto a los cuatro primeros y no descolgarnos de ahí. El objetivo es salvar la categoría. Por presupuesto creo que estamos haciendo una buena temporada. Solo tenemos que pensar en conseguir cuanto antes los cuarenta y tantos puntos que son necesarios para conseguir la permanencia en la categoría un año más y luego ya habría tiempo de pensar y de soñar con otras cosas más bonitas». De momento se centra en su visita al municipal Cartagonova, que será su reencuentro con la que fue su afición.

Más

 

Fotos

Vídeos