Cargas policiales, insultos y sufrimiento en la última visita a El Prado

El Efesé celebra el pase con la afición, en El Prado, el 20 de septiembre de 2017. / lof
El Efesé celebra el pase con la afición, en El Prado, el 20 de septiembre de 2017. / lof

R. S. CARTAGENA.

Cuando se dio a conocer el calendario del grupo IV de Segunda B, a finales de julio del año pasado, el Cartagena ya señaló el rojo el partido de esta tarde en Talavera de la Reina. Con una fecha tan señalada, cuando todo está por decidir, en el Efesé ya sabían por entonces que ir a El Prado significaba sufrir. Pero el Talavera está salvado y no se repetirá un ambiente como el vivido en la última visita a tierras talaveranas, en la noche del 20 de septiembre de 2017.

Aquel día, el Cartagena vivió un auténtico infierno: la grada local, con 4.500 hinchas, pero sobre todo los ultras, calentaró muchísimo el ambiente antes, durante y después del partido, donde el Efesé lo pasó realmente mal para clasificarse para la cuarta ronda de la Copa del Rey, gracias a un gol de Jesús Álvaro en la prórroga (0-1). Al equipo de Alberto Monteguado le tocó el Sevilla, en el sorteo celebrado una semana después.

Aquella noche en El Prado se registraron insultos a los albinegros Aketxe y Moussa. También hubo cargas policiales, al final del choque, y un ambiente muy cargado en el túnel de vestuarios. El árbitro, el extremeño conejero Álvarez, no lo puso en el acta.