La cantera ya no puede esperar

Javier Madrid, anoche en el campo de Ciudad Jardín, mientras los chicos de la cantera se entrenaban. / antonio gil / agm
Javier Madrid, anoche en el campo de Ciudad Jardín, mientras los chicos de la cantera se entrenaban. / antonio gil / agm

El Efesé acelera para poner sus equipos de categorías inferiores al nivel de los mejores de la Región, a la espera de «conseguir unas buenas instalaciones»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Javier Madrid (Cartagena, 1993) aprendió el año pasado en el departamento de analistas del Atlético de Madrid que el fútbol de élite no se parece en nada al de Segunda B. Se ganó la confianza del Cholo Simeone y el 'Mono' Burgos con jornadas de trabajo maratonianas y una sensación de vértigo y estrés desconocida por estos lares. No regresó a casa por cansancio ni por agobio. Ni mucho menos. «Volví porque echaba mucho de menos el día a día en el Cartagena. Necesito calor, contacto con los que me rodean y una relación humana. En el Atlético de Madrid eso no existe. Solo existe la relación profesional», explica. Así, desde agosto es el director de la cantera del FC Cartagena. Por delante, un reto mayúsculo. Tiene que convertir un lugar yermo durante dos décadas en un territorio fértil, que acompañe el crecimiento de un club que avanza con la flecha para arriba.

Javier Madrid, director del fútbol base del FC Cartagena, asume que la temporada que viene «tenemos que despegar de forma definitiva»

«Tenemos que despegar definitivamente. Eso está asumido. Y tiene que ser la temporada que viene, ojalá con el primer equipo ya en Segunda. Eso nos ayudaría», dice Madrid, consciente de que la cantera albinegra no se puede quedar atrás ni desentonar en un proyecto que pinta muy bien. «Soy muy ambicioso y cuando me propusieron volver para hacerme cargo de la cantera fue una ilusión. Y una responsabilidad. No echo de menos el trabajo como analista del primer equipo. Porque esto me encanta. Es un reto muy complicado, pero muy bonito», confiesa.

Y va más allá. «Me tomo esto como un reto personal. No voy a descansar hasta lograr una cantera de primer nivel», afirma. Y él, aunque tanto el filial de Tercera como el juvenil de Liga Nacional están completando una campaña muy decepcionante, ve brotes verdes. «Lo hecho, hecho está. Al llegar, yo me encontré con todo cerrado y ahora solo podemos aspirar a la permanencia en los dos casos. Lo que sí te digo es que llevo meses viéndome con jugadores y padres de Cartagena y del resto de la Región, con el fin de confeccionar las mejores plantillas posibles desde juveniles para abajo en la temporada 2019-20, y percibo un cambio de actitud. Soy optimista», desliza.

«Me tomo esto como un reto personal. No voy a descansar hasta lograr una cantera de primer nivel» Javier Madrid Director deportivo de la cantera

Madrid se refiere a que «la gente, de Cartagena, Murcia, Cieza o Águilas, empieza a valorarnos y aprecia la importancia del proyecto que llevamos entre manos. La imagen de seriedad y estabilidad del club nos ayuda mucho. Y el siguiente paso que nos cambiaría la vida sería conseguir unas buenas instalaciones. A nivel de funcionamiento en el día a día y de la imagen que proyectas al exterior, contar con una ciudad deportiva te coloca directamente al nivel de las mejores canteras. Eso no lo tenemos. Lo demás, sí. Hay 45 personas trabajando en el proyecto de fútbol base del Cartagena y, en ese sentido, no estamos por debajo de lo que tienen Almería, Granada o Málaga», asegura.

«Mantener y captar»

Pero la cruda verdad es que muchos alevines, infantiles y cadetes cartageneros vuelan a canteras de equipos de Primera. E incluso a clubes de la Región como el UCAM y el Murcia. «Eso lo tenemos que ir cambiando poco a poco y seguro que un ascenso del primer equipo nos ayuda a dar el último empujón», observa Madrid. En este punto de la conversación interviene uno de sus principales colaboradores, el coordinador de la cantera albinegra, Francisco Egea. «Se van muchos críos a clubes de Primera, pero a los dos o tres años les dan la baja. No tienen miramientos de ningún tipo. Si no sirven, los echan. Nosotros recogemos a algunos. La realidad es que la mayoría vuelven luego a Cartagena. Para los que siguen jugando al fútbol, la prioridad es recuperarlos a nivel psicológico, ya que regresan de un Valencia, un Barça o un Madrid muy tocados», aporta Egea.

«Se van muchos críos a clubes de Primera y la mayoría vuelven luego. Y regresan muy tocados» Francisco Egea. Coordinador de la cantera

«Mantener y captar». Esas son las dos bases de toda la tarea en lo deportivo. Antes de eso, a Madrid le ha tocado organizarlo todo. Lo primero fue «plasmar un organigrama de alto nivel», ya que «las parcelas no estaban del todo definifidas». Ahora, «estamos creando una estructura que pueda pervivir en el futuro y que dentro de ocho años sea tan válida como lo es hoy. Esta temporada hemos diferenciado perfectamente la dirección deportiva de la cantera, que la llevo yo, y la del Cartagena B, que la lleva Paco Sánchez», destaca Madrid.

Y subraya los dos aspectos decisivos de su trabajo en estos últimos meses. «Hemos desarrollado un departamento de captación y otro de metodología. Hoy, tras medio año de trabajo, hemos tocado a más de 50 jugadores de la Región. Y vamos dando pasos en otros tres campos: departamento de porteros, nutrición y psicología. Ahora vamos a contar con una figura importante, que se encargará de asesorar a las familias y ayudar a que los niños queden al margen de la presión de representantes y de un entorno a veces tóxico», avanza.

Más