Belmonte y Munúa se dan unos días para decidir el futuro del técnico

Gustavo Munúa abandona el estadio Cartagonova, ayer a mediodía, tras reunirse con Belmonte y Breis. / j. m. rodríguez / agm
Gustavo Munúa abandona el estadio Cartagonova, ayer a mediodía, tras reunirse con Belmonte y Breis. / j. m. rodríguez / agm

El dueño del club está satisfecho del trabajo realizado por el charrúa y ninguna posibilidad está descartada; lo normal, no obstante, es que no siga

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Día de despedidas y de muchas incógnitas sin despejar. A las once de la mañana se vieron ayer las caras en el Cartagonova Paco Belmonte y Gustavo Munúa, en el último día de actividad de la temporada 2018-19, cuya estación final fue la de Ponferrada. El sábado en El Toralín acabó todo. Triste final, una vez más, para una andadura que no estuvo nada mal. Pero el objetivo no se cumplió.

Así las cosas, lo tiene crudo el técnico uruguayo para continuar en el banquillo del Cartagena, aunque en la larga conversación (de una hora y media de duración) que ambos mantuvieron ayer en el despacho del presidente, acompañados de Manuel Sánchez Breis, Cristian Berman, Félix Martínez y David Lastra, todas las posibilidades quedaron abiertas e incluso ambas partes mostraron su predisposición a abrir negociaciones «en unos días» para una hipotética renovación, aseguraron a este periódico fuentes del propio club albinegro.

Según pudo saber 'La Verdad', durante la reunión con Belmonte y Breis, Munúa se mostró «contento» por el trato que le han dado en el club y por las «facilidades» que ha tenido para trabajar durante toda la temporada. Le gustaría seguir en un proyecto estable y que no para de crecer. Si le han llegado ya ofertas de otros equipos, de momento las tiene aparacadas, esperando una propuesta formal del Cartagena. Hay que recordar que solo firmó por un año y su contrato expira en dos semanas. El uruguayo, en ningún momento, se quiso aferrar a ningún papel o cláusula adicional. Ni tampoco quiso incluir una prima por ser campeón de invierno.

Belmonte y Breis valoran el récord de puntos en la Liga y el nivel de juego que llegó a alcanzar el equipo

Por su parte, Belmonte y Breis valoran la profesionalidad y capacidad de trabajo demostrada durante todo el curso por Munúa y por los miembros de su cuerpo técnico, quienes han dejado huella en la entidad. Son Cristian Berman (su segundo), Félix Martínez (preparador físico) y David Lastra (entrenador de porteros) tipos currantes y sobradamente cualificados. Lógicamente, se irán con Munúa si el uruguayo finalmente no es renovado. Todos ya trabajaron con él la pasada temporada en el Fabril. También se destaca en el club el récord de puntos conseguido en la Liga (75), el de victorias a domicilio (10) y el nivel de juego que el equipo llegó a alcanzar, especialmente en los meses de diciembre y enero, a las órdenes del charrúa. El balance de Munúa al frente del Efesé en esta temporada ha sido de 23 victorias, 9 empates y 10 derrotas.

El desgaste

En su contra, obviamente, está el desgaste habitual de un año que empezó mal, se arregló después y acabó torcido. Y, por supuesto, un tramo final de temporada en el que el Cartagena regaló el primer puesto en seis jornadas muy malas y firmó un 'playoff' muy discreto, perdiendo tres partidos de cuatro y encajando seis goles. Posiblemente, esta misma semana sepamos si Munúa sigue o no. Ofrecimientos de todo tipo y condición han llegado al club cartagenero, casi en cascada, desde la eliminación ante la Ponferradina.

Monteagudo siguió hace dos años pese a caer en la segunda ronda de la fase de ascenso ante el Barça B

Hay un antecedente que da ciertas esperanzas de continuar a Munúa. Hace dos años, tras caer eliminado el Cartagena en la segunda eliminatoria del 'playoff' de ascenso ante el Barça B, Paco Belmonte mantuvo su firme apuesta por Alberto Monteagudo, quien eso sí tenía contrato en vigor. Siguió el manchego y el año siguiente llevó al equipo a la primera plaza. Tampoco salió bien el 'playoff' de ascenso el año pasado y entonces, aunque tenía contrato hasta 2019, Monteagudo abandonaba el club de mutuo acuerdo con Belmonte.

Rubén Cruz tiene propuestas de Marbella y Córdoba

El ariete Rubén Cruz, de 33 años, es uno de los que termina contrato y, de momento, no cuenta con oferta de renovación. Sin embargo, su representante, Joaquín Vigueras, tiene ya propuestas de Marbella y Córdoba, dos de los equipos llamados a pelear por la primera plaza del grupo IV con el Cartagena la temporada que viene.

Otro tema que tendrá que afrontar muy pronto el presidente del Cartagena, Paco Belmonte, es el de Elady, quien es pretendido por Tenerife y Almería. Él sí tiene contrato en vigor y una cláusula de rescisión de 500.000 euros. «Nos hemos dejado el alma y creo que hemos sido superiores a la Ponferradina», dijo Elady el sábado en El Toralín. Acerca de su futuro, no aclaró casi nada, aunque mostró su compromiso con el Cartagena y destacó el «gran trato» recibido por «parte de todos» desde que llegó al Efesé.

Más