El autogol de Germán y el penalti de Abenza, en una mañana horrible de 2015

Chota marca el 2-2, en febrero de 2015, con Germán al fondo. / lof
Chota marca el 2-2, en febrero de 2015, con Germán al fondo. / lof

El equipo entrenado por Palomeque desperdició un 0-2 al descanso en su visita a Melilla, en febrero, la vez que estuvo más cerca de llevarse los tres puntos

R. S.

Si alguna vez el FC Cartagena estuvo cerca de llevarse por su primera vez los tres puntos del Álvarez Claro, sin duda fue en la temporada 2014-15, la del casi a descenso a Tercera salvado por la campana por Carlos Martínez, en Las Palmas. Meses antes de llegar a ese extremo, el equipo entrenado por Palomeque desperdició una ocasión de oro para huir de la zona roja de la clasificación. Fue el 8 de febrero de 2015. Los albinegros compitieron de maravilla en la primera parte y se fueron al descanso con 0-2 en el marcador, gracias a los goles de Chus Hevia y Luque, en apenas un cuarto de hora de partido.

Pero todo se fue al traste en la segunda parte, en el tramo final, previo disparo de Gato al larguero que podía suponer el 0-3. En el minuto 65, el local Manolo disparó y el tiro pegó en el defensa Germán, para introducirse en la portería. En el 85, Chota puso el empate tras una jugada de saque de banda. Y en el descuento, Nico Abenza cometió un penalti absurdo al agarrar a Pedro Conde, sin opciones de llegar al balón. Marcó David Sánchez desde los once metros, cuando previamente falló otro. Palomeque, al final del partido, mostró la puerta de salida a Abenza, que ya no acudió al entrenamiento del día siguiente.

La temporada siguiente, ya con Monteagudo, Cascón amargó la mañana (1-0); Hevia rescató un punto (1-1) en la 2016-17 y, la temporada pasada, dos goles tempraneros de Pedro Vázquez y Boateng, en los minutos 3 y 6, pusieron la victoria cuesta arriba (2-0) muy pronto. Ya no hubo reacción.