Alerta roja en la defensa albinegra

Ayala intenta taponar un disparo de Luis Fernández, el pasado domingo en La Condomina. / javier carrión / agm
Ayala intenta taponar un disparo de Luis Fernández, el pasado domingo en La Condomina. / javier carrión / agm

Antonio López, Moisés y Ayala serán baja el domingo, con lo que el recién llegado Josua Mejías se queda como único central disponible

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

«Menos mal que dimos el paso y trajimos de vuelta a Josua Mejías». La frase, de puro alivio, se escuchó ayer en las oficinas del Cartagonova, tras conocerse que Antonio López podría tener una pequeña rotura muscular en el gemelo y, como le ha pasado a Moisés, podría perderse entre tres y cuatro partidos. El central de Puerto Lumbreras, que el domingo marcó su primer gol con la camiseta del Efesé, pagó caro su esfuerzo y los meses de inactividad. Sufrió un pinchazo en el gemelo y pidió al cambio a falta de diez minutos. En principio, él pensaba que se trataba de una simple contractura. Pero puede haber rotura. Hoy será sometido a diferentes pruebas y saldremos de dudas, pero da la sensación de que será imposible que esté apto para jugar el domingo ante el Jumilla.

Tampoco estará disponible Sergio Ayala, quien vio la quinta amarilla el domingo en Murcia y es el jugador de la plantilla más utilizado hasta el momento por Gustavo Munúa. Lleva 1.890 minutos dispitados. 21 partidos completos. Se quedó en la grada en la primera jornada, ante el filial del Granada. Y en el banquillo en la segunda, en la salida a Don Benito. Entró en el 'once' en el tercer partido de Liga, en Huelva. Y desde entonces lo ha jugado absolutamente todo. Este domingo tiene que parar por sanción. Julio Gracia, con cuatro tarjetas, es el único que se queda ahora al borde de la sanción.

A las bajas de Antonio López y Ayala, titulares el domingo ante el UCAM, se le suma la de Moisés, quien se encuentra en la fase final del proceso de recuperación de una lesión muscular Grado I en el sóleo de su pierna derecha. Esta dolencia le ha hecho perderse las dos últimas citas, ante Recreativo y UCAM. Y, en principio, no llega a tiempo para enfrentarse este domingo al Jumilla. Si todo va bien, la semana que viene podría regresar a la dinámica de trabajo junto a sus compañeros y estaría listo para ir a Almería.

Orfila, Luis Mata y Mauro son las opciones del técnico para acompañar a Mejías en el eje de la zaga

Las soluciones

Con este panorama, lo de Josua Mejías va a ser llegar y besar el santo. Es el único central que tiene disponible Munúa y, por tanto, será titular ante el Jumilla. Llegó el pasado jueves y ya tuvo minutos en La Condomina. En su caso, la ventaja es que sabe perfectamente cuál es la idiosincrasia del club, su adaptación ha sido rapidísima porque conoce a los compañeros de la pasada temporada y la grada está deseando aplaudirle. Dejó un grato recuerdo el año pasado y su regreso, de nuevo cedido por el Leganés, ha sido muy celebrado por la hinchada albinegra.

A su lado, lo normal es que esté Pedro Orfila, un lateral que puede actuar de central, tanto en el perfil derecho como en el izquierdo. Ya lo hizo en el tramo inicial del curso y lo cierto es que no le convenció demasiado a Munúa. No lo ha vuelto a poner ahí y todas las oportunidades que ha tenido el jugador asturiano han sido en el lateral derecho. La semana pasada, en el amistoso contra el Juniors OÖ austríaco jugado en La Manga Club, Orfila jugó de central diestro y marcó el gol de la victoria albinegra (4-3).

Otra alternativa que tiene Munúa es colocar a Luis Mata como central zurdo, en el puesto de Ayala. Le falta corpulencia y es una posición extraña para él, pero a su favor tiene su buena salida de balón y capacidad de anticipación. La tercera solución para Munúa es colocar a Mauro, del filial y quien suele entrenarse con el primer equipo. Es el único central zurdo específico de los tres.

El Efesé espera una entrada de más de 7.000 espectadores ante el Jumilla

El objetivo de Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis es aprovechar el gran momento que vive el Cartagena (15 victorias, 2 empates y 2 derrotas en las 19 últimas jornadas) para que aumente de manera definitiva la afluencia de público a los partidos que el equipo entrenado por Gustavo Munúa juega en el Cartagonova. «Este domingo contra el Jumilla deberíamos estar por encima de los 7.000 espectadores. Si volvemos a ser los 5.000 de siempre sería para preocuparnos todos», confesó a 'La Verdad' Sánchez Breis, director general del club.

Todos los aficionados que la semana pasada compraron su entrada para el duelo ante el UCAM (1.905 personas) se llevaron de regalo dos invitaciones para el encuentro de este domingo en casa frente al Jumilla. «Tenemos casi cuatro mil invitaciones en la calle gracias a las 1.900 personas que fueron el domingo a Murcia. Es gente que quiere al club y que se preocupa de arrastrar público al estadio. Entendemos que un mínimo de 1.000 o 1.500 aficionados extra vamos a tener contra el Jumilla», explicó Sánchez Breis.

La mano derecha de Belmonte en el Efesé señaló que «a nuestros abonados y a los que no lo son pero vienen al campo solo podemos darles las gracias. No hay queja con ellos. Al revés. Solo agradecimiento. Pero sí que estamos buscando fórmulas para que venga más gente al Cartagonova y entendemos que el rendimiento que está dando el equipo esta temporada merece que haya más público en las gradas». Al último partido en casa ante el Recreativo acudieron unos 6.500 espectadores. Fue una de las mejores entradas de lo que llevamos de campaña.