El 0-4 del Alba reaparece

Fernando Sales celebra el primer gol del Albacete en el Cartagonova, en aquel histórico 0-4 del 19 de junio de 2010. / pablo sánchez / agm
Fernando Sales celebra el primer gol del Albacete en el Cartagonova, en aquel histórico 0-4 del 19 de junio de 2010. / pablo sánchez / agm

El Efesé necesita que el Murcia le ayude ante el Melilla y en la capital recuerdan su descenso de 2010, cuando los albinegros se dejaron ir contra los manchegos

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Cartagena necesita que su eterno rival, el Real Murcia, le eche una mano este domingo. Los de Julio Algar, que solo han ganado dos partidos de los últimos 16, reciben en Nueva Condomina al Melilla en la penúltima jornada de Liga, que se disputará en horario unificado a partir de las seis de la tarde. El Efesé, que va a Talavera de la Reina y está a un punto del conjunto norteafricano, adelantaría al líder ganando en El Prado y aprovechando un hipotético tropiezo (con el empate serviría) de los melillenses en tierras murcianas. El Melilla ganó la pasada campaña en Nueva Condomina (0-1, con gol de Richard Boateng).

Al margen de lo que suceda con el Recreativo de Huelva en su visita a Granada, todas las miradas están puestas en el choque del Melilla en Murcia. Los de Julio Algar no están salvados todavía matemáticamente, pero lo cierto es que tendrían que darse un montón de carambolas en las dos últimas jornadas para que el cuadro grana cayera al puesto de promoción de descenso. Debería perder los dos partidos, el de este domingo frente al Melilla y el último en el campo del Sevilla Atlético, y que Atlético Sanluqueño (Villanovense y Badajoz) y Jumilla (San Fernando y Marbella) ganaran los dos partidos que restan.

Además, el Don Benito (Linense y Granada B) y el filial del Granada (Recreativo y Don Benito) tendrían que sumar al menos cuatro puntos de los últimos seis para adelantar a los pimentoneros en la clasificación. Es casi imposible que todo esto ocurra. Así las cosas, lo más normal es que este domingo, incluso perdiendo frente al Melilla, el Real Murcia certifique su permanencia matemática en Segunda B.

El Cádiz se hubiera salvado con un empate aquí, pero en Murcia no olvidan cómo se festejó el gol de Kiko Ratón

Al Cartagena, no obstante, le viene bien que el Murcia no piense todavía en las vacaciones y que sus jugadores quieran, al menos, despedirse con cierta dignidad de sus aficionados en el último partido de la temporada en Nueva Condomina. Sin embargo, hay muchos aficionados pimentoneros que han expresado abiertamente a través de redes sociales sus preferencias de cara a este fin de semana: no les importaría lo más mínimo que su equipo perdiera ante el Melilla y, de esta forma, devolverle a los seguidores del Cartagena el golpe de aquel recordado 0-4 ante el Albacete de la última jornada de la campaña 2009-10.

Goleada al descanso

Aquella tarde, con el Efesé de Juan Ignacio Martínez ya de vacaciones tras haber perdido la semana anterior en Huelva sus últimas opciones de subir a Primera, los albinegros se dejaron ir claramente y no opusieron ninguna resistencia al Albacete que entonces entrenaba David Vidal. Al descanso ya ganaban los manchegos por 0-4, con goles de Fernando Sales, Stuani, Antonio Hidalgo y Antonio López. Ese fue el resultado final. El Albacete tenía que ganar para salvarse y en el Cartagonova encontró una gran alfombra roja. Desde entonces, albaceteños y cartageneros son amigos para siempre.

La Liga investigó aquel encuentro por un presunto amaño, pero las pesquisas no aclararon nada

Aquello tuvo dos damnificados. Fueron el Cádiz y el Real Murcia. Ambos descendieron esa tarde a Segunda B y si el Cartagena hubiera ganado al Albacete se habría escapado de la quema el conjunto gaditano. No obstante, en Murcia dolió especialmente el ensañamiento en las gradas del Cartagonova con su desgracia. Los granas descendieron de la manera más cruel en Montilivi con aquel penalti anotado por Kiko Ratón en el minuto 93. Y aquello, pese al 0-4 a orillas de Benipila, se celebró por todo lo alto en el estadio del Cartagena. También fueron saludados con júbilo los cuatro goles marcados por los albaceteños a los blanquinegros, algo absolutamente excepcional.

Celebración a distancia

Aquella tarde hubo 10.000 espectadores en el Cartagonova. 1.000 eran albaceteños. El partido acabó antes que el de Montilivi, pero casi nadie se marchó a casa. Todo el mundo pegó su oreja a la radio. Marcó Kiko Ratón para el Girona y el Cartagonova rugió como si hubiera sido el Cartagena el que marcara. Nadie reparó en que su equipo acababa de perder por 0-4 y casi todo fueron muestras de alegría por el mal ajeno.

Fue un consuelo lícito pero triste. Lícito porque la rivalidad entre el Cartagena y el Murcia, como la de Sevilla y Betis, Hércules y Elche o Sporting y Oviedo, siempre ha dado para estas cosas. Y para otras peores. Triste porque el Efesé había estado 31 jornadas en puestos de ascenso y finalmente no logró ascender a Primera. Lo mereció. Terminados todos los partidos de esa jornada 42, hubo fiesta en el estadio por aquel histórico quinto puesto obtenido por los Toché, Víctor, Cygan, De Lucas, Mariano Sánchez, Lafuente y compañía. Pero dio la sensación de que muchos se quedaron en el campo solo por lo que pasó en Montilivi.

Cuatro años más tarde, ya con el Real Murcia (por su descenso administrativo) y el Cartagena (por su descenso deportivo en 2012) en Segunda B, el diario 'Marca' publicó que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) había incluido ese Cartagena-Albacete en la lista de partidos investigados por presunto amaño del resultado. En esa lista también estaban el Levante-Zaragoza de 2011 y el Rayo-Recreativo, Celta-Huesca, Cádiz-Numancia, Real Unión-Hércules y Villarreal B-Salamanca de 2010. La única investigación que ha prosperado es la del Levante-Zaragoza, cuyo juicio arrancará el próximo 3 de septiembre en la sala de lo penal número 7 de la Audiencia de Valencia. Gustavo Munúa, por cierto, es uno de los 41 imputados y tendrá que ir a declarar. Él era el portero del Levante en ese encuentro.

Ya hay once equipos clasificados para el 'playoff' de ascenso

Fuenlabrada (grupo I), Racing de Santander, Mirandés, Logroñés y Barkaldo (II), Atlético Baleares, Hércules y Villarreal B (III) y Melilla, Recreativo de Huelva y Cartagena (IV) son los once equipos que tienen garantizada su participación en el 'playoff' de ascenso. En el grupo I están muy cerca de sellar su pase Atlético de Madrid B y Ponferradina. La cuarta plaza se la van a jugar en las dos últimas jornadas Castilla, Cultural, Pontevedra e incluso Guijuelo. En el III, esa cuarta posición también se la disputan todavía cuatro equipos: Espanyol B, Cornellá, Barça B y Lleida.