Aketxe vuelve a empezar

Isaac Aketxe es saludado por sus compañeros tras marcar un gol a El Palmar, en el amistoso del pasado miércoles. / j. m. rodríguez / agm
Isaac Aketxe es saludado por sus compañeros tras marcar un gol a El Palmar, en el amistoso del pasado miércoles. / j. m. rodríguez / agm

Las opciones del ariete vasco de continuar en el Efesé se disparan tras las negativas de Chumbi, Donovan Wilson y Toché a vestir de albinegro

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

No hay verano tranquilo para Isaac Aketxe (Bilbao, 1989). Y este no iba a ser menos. Hace dos, tras ascender con el Albacete y saber que no entraba en los planes del club manchego, protagonizó un largo culebrón que terminó tras una conversación con Alberto Monteagudo sobre el césped del campo principal de Pinatar Arena. Allí ató el entonces entrenador del Efesé al ariete vasco, quien vino cedido por el Albacete y marcó 14 goles en su primera campaña como albinegro. Más cruenta todavía fue la batalla librada hace ahora un año para conseguir que Aketxe rechazara las importantes ofertas que tenía del Hércules y el Racing de Santander y se quedara en el Cartagena. Pero Belmonte lo consiguió. Y Aketxe firmó con el Efesé hasta 2020.

Esta pasada campaña fue muy discreta. En un equipo que volvió a rozar el ascenso y anotó un total de 62 goles, Aketxe solo hizo 11. Fue el '9' titular para Munúa en 27 ocasiones y acumuló un total de 2.375 minutos. No cumplió con las expectativas generadas en agosto, cuando se desvinculó del Albacete y su fichaje por el Cartagena fue celebrado por todo lo alto. Así, al acabar la temporada se daba por hecha su salida del club albinegro, a pesar de que le queda un año de contrato.

Pero en este mes y medio que ha transcurrido desde la eliminación del Cartagena del 'playoff' en Ponferrada hasta esta tercera semana de pretemporada el panorama ha mejorado bastante para Aketxe. Por varias razones. La primera, y posiblemente la más importante, es que los tres delanteros que Paco Belmonte quería fichar para el nuevo proyecto blanquinegro han dado calabazas al presidente del Cartagena. Primero fue el aguileño Chumbi, quien optó por quedarse en el Real Murcia. Y luego dijeron que 'no' el británico Donovan Wilson y el santomerano Toché, quienes se decantaron por el Burgos. Allí formarán pareja ofensiva y ganarán bastante más dinero del que le ofrecía el Efesé.

Rubén Cruz se marcha al Recreativo, que también quiere firmar a Óscar Ramírez

El segundo motivo por el que Aketxe vuelve a la casilla de salida y gana opciones de continuar en el proyecto albinegro es que su comportamiento en los entrenamientos está siendo muy bueno en estos primeros días de trabajo y su prioridad es convencer a Munúa. No se plantea marcharse y quiere ganarse un sitio en la plantilla. Es más, el técnico uruguayo lo ve para competir por la titularidad con cualquier ariete que Belmonte vaya a contratar.

El mejor ejemplo de que la continuidad de Aketxe en el Cartagena es cada vez más probable es que el Recreativo de Huelva ha desestimado su fichaje y ha terminado apostando por Rubén Cruz, curiosamente su compañero en el ataque del Efesé durante el último año y medio. El delantero utrerano, una petición expresa de Alberto Monteagudo, está a punto de comprometerse con el Decano, que también quiere firmar al lateral Óscar Ramírez. Belmonte quiere desprenderse de él, ya que la plaza de lateral derecho del Cartagena será este año para el internacional uruguayo Jorge Fucile.

Rubén Cruz y Óscar Ramírez se unirían así a un proyecto al que también se han sumado recientemente los medios Sergio Jiménez y Quique Rivero, otros dos futbolistas con pasado en el Cartagena y que han llegado a Huelva avalados por Monteagudo.