Aketxe: «Nos quedan once finales por jugar»

Aketxe, a la derecha, junto a Cristo Martín./J. M. Rodríguez / AGM
Aketxe, a la derecha, junto a Cristo Martín. / J. M. Rodríguez / AGM

El delantero vasco del Cartagena explica que «ni hace una semana éramos tan buenos, ni ahora somos muy malos». El ariete del Efesé está deseando volver a ser titular y mostrar de nuevo el mejor nivel goleador de antes de la lesión

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Esfuerzo y compromiso. Esos son dos de los elementos principales de la receta de Aketxe para conseguir el objetivo del ascenso a Segunda División. El tercero es igual de importante y es la confianza en el trabajo que el equipo está haciendo desde el inicio de la temporada para cumplir sus metas. Él confía.

La derrota ante el Marbella no entraba en los planes, porque además se jugaba en casa y ante la afición albinegra. Sin embargo, el tropiezo no ha cambiado la idea de ser primeros y mucho menos ha bajado la moral del equipo. Trabajan para traerse los tres puntos de San Fernando.

Al delantero del Cartagena le gusta más hablar sobre el césped, pero dejó ayer varios mensajes importantes tras la sesión de trabajo. Tiene un discurso tranquilo y optimista de cara al tramo más importante de la temporada.

LAS REACCIONES

La lesión
«Llegó la lesión cuando estaba mejor física y anímicamente y me sacó del once titular»
Igualdad
«Si no das el 100% en cada partido, cualquier rival te puede pintar la cara porque hay mucha igualdad»
Ilusión
«Todos queremos jugar y aportar. Si el míster me quiere de portero, yo juego de portero»

El vestuario ha asimilado ya el golpe del domingo. «Fue un palo duro, pero al día siguiente vuelve a salir el sol y nosotros estamos estamos centrados en cada partido y sabemos que es una nueva final y que tenemos que seguir luchando», admitió.

Sin embargo, no fue una derrota más. Se fueron los puntos y el rival se llevó también el liderato del municipal Cartagonova. No gusta perder nunca, pero por ese motivo especial fue algo más duro. «Da rabia perder cualquier partido, pero ese más porque nos jugábamos el primer puesto con ocho mil personas en nuestro campo. Sin embargo, ahí no se acaba el mundo. Quedan once finales para disputarlas y si antes dependíamos de nosotros, ahora también», explica el jugador del Cartagena.

En ese sentido, destaca la igualdad que dificulta sacar adelante los partidos porque todos los rivales aprietan y quieren cumplir sus objetivos sean los que sean. «Pasa en todos los grupos de la categoría. Aquí, si no das el 100% en un partido, te pinta la cara cualquier equipo y eso ya se ha demostrado en los partidos». Por eso trabajan para eliminar los errores que se han podido cometer en los últimos partidos.

Solo quedan finales para luchar por el objetivo. «Ni hace una semana éramos muy buenos, ni ahora somos muy malos. Lo que tenemos que hacer es confiar en uno mismo y en el compañero, porque tenemos un equipazo para sacar esto adelante. El de San Fernando es una final más. Nosotros vamos partido a partido y entrenamiento a entrenamiento y con muchas ganas de reivindicarnos y hacer un buen partido».

No quiere distracciones, ni quedarse en anécdotas. Prefiere trabajar. «No soy mucho de ver clasificaciones y me gusta centrarme en el trabajo de cada sesión para llegar mejor al domingo», comentó el ariete vasco.

Mejor versión

Cada día está mejor de la lesión que le apartó del equipo y espera volver pronto a poder ofrecer la mejor versión de la primera vuelta y ser ese jugador que resolvía partidos y que pronto enamoró a los aficionados albinegros. «Ya llevo tiempo que estoy bien, aunque evidentemente no estoy en el mejor nivel físico de antes de la lesión. Yo me encuentro bien y es verdad que tengo buenas sensaciones y estoy con ganas de aportar cosas al equipo».

El equipo necesita sus goles y su derroche de energía al máximo nivel. Tiene ganas de sumar y también de recuperar su sitio o el que quiera Monteagudo, porque lo que quiere todo futbolista es jugar cada domingo. «Está muy claro que aquí todos queremos jugar, que todos somos muy buenos y que al final es una decisión del míster y estamos todos para aportar y para conseguir el ascenso. Si el entrenador me quiere poner de portero, yo quiero jugar de portero. Cada jugador quiere aportar lo máximo, jugar y sentirse importante y hacer todo para el grupo».

De ahí, que la lesión haya cortado su gran progresión en el equipo. El máximo realizador del Efesé lo ha pasado mal por ello y se esfuerza por ser el de antes en el menor tiempo posible. «El primero que lo está pasando mal soy yo. Me encontraba muy bien física y anímicamente y con mucha confianza y llega ese varapalo y te hace perder el puesto de titular en el equipo», explicó el delantero.

Analizando la situación actual que atraviesa el equipo, admitía que está fallando la puntería porque se crean ocasiones para materializar. «Es Segunda B y ahora la asignatura pendiente es el gol. Nosotros trabajamos cada día en los entrenamientos para intentar las máximas posibles y materializar luego en los partidos».

Está convencido de que pueden lograr el objetivo y por eso está tranquilo y centrado en el trabajo de una nueva semana, que supondrá también una nueva oportunidad de quedarse con los tres puntos del domingo próximo y tener al alcance el liderato, si falla el primer clasificado.

El equipo trabajará hoy, a puerta cerrada, en el Cartagonova

El magnífico estado del césped del Cartagonova permite que el Cartagena empiece a poder utilizarlo para entrenar un par de veces en semana y eso facilita la labor. Es una mejoría notable que contrasta con los itinerantes entrenamientos de otras fases de la temporada. Además, hoy trabajarán ajenos al mundanal ruido porque la sesión programada en el estadio se va a desarrollar a puerta cerrada. Alberto Monteagudo insistirá hoy en conceptos técnicos y aspectos estratégicos de cara a conseguir los tres puntos en San Fernando y seguir haciendo crecer la estadística de que este Efesé no ha perdido dos veces seguidas con él en el banquillo.

 

Fotos

Vídeos