Los abuelos del Centenario

Bauti, Ginés Requena y Carlos Saura, anoche en la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer. / pablo sánchez / agm
Bauti, Ginés Requena y Carlos Saura, anoche en la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer. / pablo sánchez / agm

Ginés Requena, Bauti y Saura suman 110 años de vida entre los tres y capitanean la resurreción del Efesé, que ya es líder destacado en Preferente

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Entre Ginés Requena (45 años), Carlos Saura (33) y Bauti (32) suman 110 años, que son 10 más de los que esta temporada cumple y festeja su club, un Cartagena Fútbol Club que ha empezado la temporada del centenario como un tiro en Territorial Preferente y ya lidera la tabla en solitario, con tres puntos más que el Racing Murcia City y con cuatro de ventaja sobre El Palmar, que es tercero. Suben directamente a Tercera los dos primeros clasificados y la última plaza se la juegan en un 'playoff' tercero, cuarto, quinto y sexto. «El único objetivo que nos planteamos es terminar primeros o segundos, subir y jugar aquí el año que viene en Tercera División», coinciden los tres. Nacidos en Cartagena, los tres se formaron hace muchísimos años en las bases del club y ahora han bajado hasta las catacumbas del fútbol regional para «devolver» al viejo Efesé la dignidad perdida en las tres últimas temporadas.

«El Algar, Alumbres, La Unión, El Llano del Beal, el filial del otro Cartagena... Todos están en Tercera. Lo mínimo es que nosotros, y más en el año del centenario, también lo estemos», explican Saura y Bauti mientras se cambian en el vestuario 1 de la Ciudad Deportiva Gómez Meseguer, donde reciben a 'La Verdad'. Hasta las entrañas del fútbol. Así fue toda la vida. Es esa esencia y pureza que ya solo se encuentra en las categorías más bajas del balompié. Y es exactamente eso lo que representa Ginés Requena, quien llega el último a la cita porque viene directamente del trabajo. Repara contenedores en el Puerto durante todo el día. A sus 45 años, es el futbolista en activo más veterano de todo el fútbol regional. «El portero del Fortuna tiene 43 y Colina, que juega en la Minera, 42», cuenta un tipo ejemplar al que todos conocen por 'Huevo'. «Es una historia muy larga», zanja siempre que se le pregunta.

El menor de los Requena -al igual que sus hermanos Ángel y Manolo- se formó en los juveniles del Efesé y llegó a debutar con el primer equipo albinegro. De su estreno en Segunda B, en el Rico Pérez ante el Hércules, han pasado ya 25 años. Luego pasó por Ceuta, Real Murcia, Cartagonova FC, Mar Menor, Olímpico de Totana (en dos etapas), Relesa Las Palas, UCAM, Abarán, La Unión, Santiago de Cartagena, Pozo Estrecho, Aluminios Puente San Ginés, Esperanza, Vistalegre-Los Mateos y Soho.

«Sigo porque aún me pica el gusanillo y me veo bien. Si subimos, me gustaría quedarme un año más» Ginés Requena 45 años

«El primer equipo de la ciudad nunca nos ha tenido en cuenta y al final todos nos hemos perdido» Saura 33 años

«He tenido oportunidades para llegar lejos en el fútbol y es culpa mía no haberlo hecho. La he liado siempre» Bauti 32 años

¿Pudo llegar más alto? «Posiblemente me faltó que algún entrenador de Segunda B hubiera apostado por mí. En su momento, creo que me faltó ese empujón y por eso me quedé en Tercera. Pero tampoco es algo que me quite el sueño. Del fútbol me quedo con lo mucho que me ha dado. Un montón de compañeros buenos, muchísimas vivencias y un buen dinero que me ha ayudado a ir viviendo sin estrecheces», contesta Ginés Requena, quien se mantiene en activo 19 años después de que su hermano Manolo colgara las botas. Él se retiró con 30.

Un caso único

Pero Ginés, que cumplirá 46 años en abril, no tiene fecha de caducidad. Es un caso único en la Región, capaz de pulverizar sus propias marcas de longevidad. Y quiere seguir jugando. «Si subimos, me gustaría quedarme un año más. Sigo porque aún me pica el gusanillo y me veo bien a nivel físico», explica. Sus compañeros asienten. «Estamos nosotros peor que él», bromean Bauti y Saura. Ellos también apuntaron muy alto en sus inicios, aunque al final tuvieron que conformarse con hacer camino en el grupo XIII de Tercera División.

Ambos compartieron vestuario en el Albacete juvenil y tuvieron su oportunidad en Segunda B. Saura, que incluso tuvo minutos en algún partido en Segunda con el Ciudad de Murcia, anotó sus goles con el Eldense en la división de bronce, categoría que también pisó con el Mazarrón. Bauti solo marcó un tanto en Segunda B. Aunque no fue un gol cualquiera. Se lo hizo al Cádiz, en un partido con La Unión que acabó con triunfo histórico del conjunto unionense (3-1).

Bauti pudo haber volado mucho más alto. Tiene gol y un guante en su pie derecho. Pero su carrera ha sido un constante ir y venir por clubes de Tercera. Desde los filiales de Albacete y Ciudad de Murcia hasta el Cartagena FC, pasando por Huercalense, Almansa, Olimpic, Pinatar, La Unión, Bala Azul y Deportiva Minera. «Yo sí he tenido oportunidades para llegar lejos en el fútbol y no lo he conseguido por mi culpa. Por unas cosas o por otras, al final la he liado siempre», reconoce con mucha sinceridad y un punto de resignación. Y confiesa que este verano fichó por el club de Gómez Meseguer «porque me han dado un trabajo y conocía al míster [Moreno Boluda] desde que coincidimos en La Unión».

Saura, que está preparando unas oposiciones, pasó por Cuenca, La Roda, La Unión, Horadada, Calasparra, Deportiva Minera y Minerva. También tenía nivel para más. Y lo sabe. Pero no quiere fustigarse. Y se queja del escaso interés que han puesto las sucesivas directivas del FC Cartagena en los jugadores de la tierra durante las dos últimas décadas. «El primer equipo nunca nos ha tenido en cuenta y todos los cartageneros de cierto nivel que hemos ido saliendo de juveniles al final nos hemos perdido por ahí fuera», lamenta Saura, capitán de este Efesé de Moreno Boluda en cuyo vestuario se mezclan futbolistas de hasta tres generaciones distintas. «Yo debuté en Segunda B en 1993 y aquí estoy jugando con chicos que nacieron en el año 2000», tercia Requena.

Promesas por el camino

Y entonces Bauti recuerda los nombres de promesas cartageneras que se quedaron por el camino. «Álex Marín, que ahora juega en la Minera, estuvo en la cantera del Madrid. Igual que Andrés Alonso, que está en La Unión. Y Ledesma en el Madrid, Triguero en el Atlético...Han salido buenos jugadores, pero nunca se les ha dado una oportunidad», dice. «Y cuando se la han dado, como a Arturo, la gente lo ha machacado», añade Requena. «Yo he jugado con Arturo y delante del portero hace lo que quiere. No falla un mano a mano. Sin embargo, en el Cartagena, los falló casi todos. Y era por un tema de cabeza. Le dieron por todos lados», opina Bauti. «En Cartagena la gente no suele valorar a los futbolistas de la cantera», aporta Saura. «Y luego viene uno de fuera, hace tres cosas y la gente se vuelve loca», remata Requena.

Ellos son un ejemplo de longevidad y tiran del carro para que el histórico Efesé regrese a Tercera. La mayoría de los goles los hacen Bauti y Saura. Requena, obligado por sus 45 años, ha dado un paso hacia atrás y juega de mediocentro. «También te digo que los jóvenes nos aprietan poco. Están más preoupados de hacerse una foto en el vestuario con sus botas de 180 euros que de morder en el campo. Es la sociedad que tenemos hoy, con tanto móvil y tanta consola», indica Saura, quien está «contento» de que en el Cartagena FC «se estén empezando a hacer las cosas bien después de unos años desastrosos. Por ahorrarse dos duros se vieron en Preferente y con el juvenil bajando a Primera. Ahora es otra cosa y el objetivo de la directiva es llegar a donde se pueda, sin ponerse el límite en Tercera. El club está preparado para ir creciendo cada temporada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos