Varón, la gota que colmó el vaso

El gol anulado a Aketxe en Almendralejo se suma al penalti a Owusu no pitado en la ida ante el Rayo Majadahonda y al 'festival' de Román Román

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Lo apuntó Moisés, en caliente, al terminar el encuentro del domingo ante el Extremadura. «No estamos teniendo suerte en este 'playoff' con los arbitrajes», aseveró el central sevillano. Y tenía toda la razón del mundo. La gota que colmó el vaso fue el gol mal anulado a Aketxe en el minuto 80, después de un buen pase entre líneas de Aketxe. Pardo rompía el fuera de juego igual que el citado Moisés lo rompió en el gol de Pardo. Era el mismo asistente, pero en la primera parte no levantó el banderín y en la segunda sí lo hizo. Además, el balear Varón Aceitón se desentendió poco después en una jugada en la que Aketxe cayó derribado dentro del área pequeña cuando se disponía a empujar la pelota a la red. Las imágenes no aclaran si Borja le empujó o no. Pero pudo ser.

No es el primer penalti que no le señalan a favor al Cartagena en este 'playoff', porque en el partido de ida de la primera eliminatoria hubo uno clarísimo a Owusu, con 2-1, que el árbitro jienense Guzmán Mansilla no quiso pitar. En esa jugada además, debía haber expulsado al portero del Rayo Majadahonda, Basilio. Capítulo aparte merecen el nefasto arbitraje del palentino Román Román en el Cerro del Espino. Dicen que no influyó en el marcador, pero su carrusel de amarillas, los siete minutos de añadido y la expulsión de Sergio Jiménez han hecho mucho daño a la larga. Y en Vigo, el catalán Sauleda Torrent se comió un tremendo codazo de Kevin a Jesús Álvaro que debió haber supuesto la expulsión del lateral del Celta B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos