El técnico del Rayo Majadahonda dice que el Cartagena no «intentó nada»

F. J. M. CARTAGENA.

Según una información que publicó ayer 'ABC', el Rayo Majadahonda también habría rechazado dejarse ganar por el Cartagena tras haber recibido varios jugadores del equipo madrileño hasta 150.000 euros si accedían a perder el encuentro que daba acceso directo a la división de plata del fútbol español.

El presunto intento de amaño comenzó, según la citada información, el jueves 24 de mayo. Ese día, Sergio Oliva, uno de los capitanes del Rayo Majadahonda, recibió una llamada de un número oculto. Tras descolgar, el interlocutor dijo hablar en nombre del Cartagena y ofreció al equipo madrileño 150.000 euros por dejarse perder tras el 2-1 a favor que el Efesé había cosechado en la ida de la eliminatoria. La cantidad fijada superaba en seis veces la prima que iban a tener los futbolistas del equipo con sede en el Cerro del Espino.

Antonio Iriondo, técnico del Rayo Majadahonda, admitió ayer en 'Onda Madrid' que un jugador de su equipo recibió una oferta económica a cambio de perder el partido, pero destacó que el comunicante nunca se identificó como perteneciente al club presidido por Paco Belmonte.

«Nunca, en ningún momento, dijo que hablara en nombre del Cartagena. Creo que ofreció medio millón de euros o una cosa así. Una auténtica burrada. Pero no lo tomamos en consideración en ningún momento porque no había ninguna identificación de nada. Si hubiera una identificación, lo habríamos denunciado. Así es como ocurrieron las cosas, no como se han explicado», dijo Iriondo sobre la información publica por 'ABC'.

«Nada que denunciar»

«No hemos denunciado. ¿Denunciar qué? No había nada que denunciar porque nosotros ni siquiera teníamos constancia de que el Cartagena haya ofrecido nada. Aparece un señor, que podría ser un lunático, y nos dice eso», precisó Iriondo. Por su parte, el FC Cartagena, a través de un comunicado oficial, denunció «el periodismo sensacionalista y amarillista realizado por medios que no contrastan la información publicada y que versan sus noticias en comentarios sin fundamentos basados en supuestas conversaciones y llamadas desde números de teléfono ocultos y con sujetos que no se identifican, más propios de un cuento de detectives que de un medio serio y respetable. Además, de manera sobrevenida hemos sido sometidos a la pena de telediario sin prueba alguna de cargo y sin respetar la inocencia a la que tenemos derecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos