Fútbol | FC Cartagena

A un sorbo de la gloria

Munitis regatea a Miguel Ángel Brau en el trofeo Bahía de Cartagena de 2001./Antonio Gil / AGM
Munitis regatea a Miguel Ángel Brau en el trofeo Bahía de Cartagena de 2001. / Antonio Gil / AGM

El Cartagena ya piensa en ganar al Talavera para poder rememorar sus mejores noches de Copa Si el Efesé sale vivo de El Prado, el Real Madrid, que lleva tres lustros sin venir, es el rival soñado por directivos, jugadores y aficionados albinegros

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Masticada ya la decepción de la noche del sábado ante el Villanovense (0-0), cuando el Cartagena se atascó de un modo inesperado y desperdició una estupenda ocasión para colocarse como líder, los jugadores del Efesé están totalmente concentrados ya para afrontar con todas las garantías su primera gran final de la temporada. Pasado mañana se juegan seguir vivos en la Copa del Rey. Si triunfan en El Prado, el campo del Talavera de la Reina, estarán en una cuarta ronda en la que -si el sorteo es propicio- ellos vivirán 180 minutos inolvidables, los aficionados volverán a vibrar con una eliminatoria que situará de nuevo a Cartagena en el mapa del fútbol de élite y los directivos llenarán las arcas de la entidad con una recaudación que servirá para vivir cómodamente hasta junio.

El Cartagena está a un sorbo de la gloria y todos están convencidos de que el último trago no se les va a atragantar a los Chavero, Cristo, Aketxe y compañía. Los albinegros han superado dos escollos muy duros, el del UCAM y el del Mirandés. Ambos son recién descendidos de Segunda A y parten con la vitola de favoritos al ascenso. Los dos, eso sí, mordieron el polvo en el Cartagonova. Lo que toca este miércoles es distinto. El Talavera acaba de subir de Tercera a Segunda B y todavía no ha ganado en la Liga. Eso sí, el partido se juega en campo ajeno, la directiva talaverana se ve capaz de llenar las 6.000 localidades de El Prado y allí han hincado ya la rodilla el Toledo y el Antequera.

Los chicos dirigidos por Fran Alcoy, que el sábado vendieron muy cara su derrota ante el Real Madrid Castilla en Valdebebas (2-0), son perfectamente conscientes de lo que se juegan. Si para el Cartagena, con casi 6.500 abonados y cerca de un millón de euros de ingresos al año, es importante recibir en su estadio a un grande de Primera, imagínense lo que supondría para la economía de un modesto que en la última década ha estado mucho más tiempo en Tercera que en Segunda B. Oro puro, desde luego.

En el Cartagena nadie quiere hablar públicamente del sorteo del viernes y de las preferencias para la cuarta eliminatoria, que se jugará ya a doble partido. El de ida, en el campo del equipo de Segunda B, se disputará el 25 de octubre. Y el de vuelta, en el estadio del equipo de Primera, el 29 de noviembre. La disputa del Mundial de Rusia el próximo verano ha adelantado una ronda que en los últimos años siempre se jugó en el mes de diciembre.

Momentos inolvidables

Nadie lo dice, ya que todos los ojos están puestos en el Talavera. Pero todos (directivos, jugadores y la mayoría de los aficionados) sueñan con cruzarse con el Real Madrid si finalmente la bola del Cartagena está en el bombo el viernes. Porque es el club con más seguidores en la Región, porque es el único que asegura el lleno con precios elevados, porque nunca se ha enfrentado al Cartagena en competición oficial, porque hace quince años que no viene a la ciudad y porque hace cuatro años estuvo aquí el Barça. La última vez que el Cartagena (entonces llamado Cartagonova) y Real Madrid se enfrentaron fue en el trofeo Bahía de Cartagena de 2001. Ganaron los blancos 5-1, con goles de Munitis (2), Geremi (2) y Congo. Artigas marcó para los locales y Vicente del Bosque era el entrenador del Madrid. En 2002, con el Betis de rival y en el mismo trofeo, se vio al equipo blanco por última vez por aquí.

Lo del Barça está muy reciente. Fue en diciembre de 2013. Aquí ganó el cuadro azulgrana (1-4) remontando el histórico tanto de Fernando. En el Camp Nou, victoria del equipo de Martino (3-0). En cuanto al resto de posibles rivales en la cuarta ronda, el Cartagena ya vivió preciosas noches de Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao en 1991 (0-1 aquí y 4-1 allí, aunque en la prórroga) y la Real Sociedad en 1987 (1-0 en Torre Pacheco y 2-0 en Atocha). Atlético de Madrid, Sevilla y Villarreal también estarán el viernes en el bombo de equipos europeos que se cruzarán con los siete supervivientes de Segunda B y Tercera.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos