Sergio Jiménez: «He aprendido a parar cuando es necesario»

Primeros consejos. Alberto Monteagudo habla con Sergio Jiménez, durante el entrenamiento de ayer.
Primeros consejos. Alberto Monteagudo habla con Sergio Jiménez, durante el entrenamiento de ayer. / Pablo Sánchez / AGM

«El Cartagena va a tener grandes jugadores y me parece bien que solo se ofrezca el dinero que el club puede pagar», afirma el medio de Los Belones

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Se queja Sergio Jiménez (Los Belones, Cartagena, 1993) de las rozaduras y del calor. «Odio las pretemporadas», confiesa. Las agujetas no aparecen ni aparecerán, ya que durante el mes de vacaciones solo se ha concedido cuatro días de descanso, en la costa de Almería. El resto del tiempo lo ha pasado en casa y cada mañana se ha dedicado a trabajar en el fortalecimiento de sus dos rodillas, con el fin de prevenir futuras molestias. La derecha le llevó por la calle de la amargura la pasada temporada. Aún están grabadas a fuego en el imaginario colectivo albinegro las fotos en las que se ven sus lágrimas desconsoladas, sentado en el banquillo visitante del Mini Estadi, tras la eliminación en el último 'playoff' a manos del Barça B. A todos les dolió aquello. A él le dolió el doble, como profesional y como aficionado del Efesé que es y siempre ha sido.

«Fue un palo muy gordo, porque no fuimos inferiores. Al contrario, en el cómputo global de la eliminatoria fuimos mejores. Nos mató ese gol de Gumbau en casa. Aún así, fuimos a su campo, planteamos un buen partido y allí también estuvimos mejor que ellos. Pero la verdad es que caimos eliminados y ellos han subido. Eso ya es agua pasada, está olvidado y ahora toca centrarse en el futuro», comentó ayer Sergio Jiménez a 'La Verdad' tras el entrenamiento llevado a cabo a primera hora de la mañana en las instalaciones del complejo Pinatar Arena.

Celebra que estos primeros días de pretemporada estén siendo más suaves de lo esperado. «La verdad es que no han sido muy duros estos cuatro primeros días, pero ya nos ha avisado el nuevo preparador físico [Pedro Gómez-Piqueras] que a partir del lunes va a aumentar mucho la carga física y hay que estar preparado. Es importante trabajar muy bien ahora y coger ritmo para que todos estemos al 100% cuando arranque la Liga».

Sobre la lentitud a la hora de confeccionar la plantilla, Sergio Jiménez recordó que «falta un defensa más y con ese fichaje ya estaría cerrada la parte de atrás. Es verdad que luego hay que completar el resto de posiciones y que hay muchas plazas por cubrir. Sé que Manolo [Sánchez Breis] y Paco [Belmonte] están haciendo un buen trabajo y esta próxima semana seguro que ya tenemos dos o tres fichajes para ir completando el equipo».

Tras la salida del meta Limones, quien ya se entrena a las órdenes de Pablo Alfaro en el Mirandés, el centrocampista de Los Belones se convertirá en el segundo capitán, por detrás de Juan Carlos Ceballos. Él está «tranquilo» y tiene «muy claro» que «vamos a tener un equipo para pelear por ascender» a Segunda. «Hay que estar tranquilos y creo que aún queda bastante para que empiece la temporada. Durante la semana próxima seguro que vendrá algún fichaje y hay tiempo de sobra para acoplarnos todos. Para el 19 de agosto, cuando empiece la Liga, vamos a estar bien conjuntados y bien compenetrados», pronosticó.

Sobre los sueldos mareantes que este año están ofreciendo los clubes más grandes de la categoría, Sergio Jiménez dijo que «Manolo y Paco no pueden hacer ese esfuerzo y veo bien que se mire la viabilidad económica del club y que el Cartagena, que va a tener grandes jugadores, ofrezca solo el dinero que puede pagar. Lo que hagan los demás es algo que a nosotros no nos incumbe».

Sobre las importantes ausencias de Gonzalo Verdú y Quique Rivero en la vuelta al trabajo, apuntó que «de Gonzalo solo sé lo que he leído en la prensa, ya que no he hablado con él ni con Paco sobre el tema. Estoy viendo que el Elche está haciendo un equipazo y le deseo lo mejor. Lo de Quique Rivero es entendible. Para él era un sueño poder volver a casa y sé que se ha ido porque ha sido el Racing el que le ha llamado. Es un jugador que tiene que estar, como mínimo, en Segunda A. Tanto a él como a Gonzalo les deseo que suban, junto al Cartagena, claro».

A nivel personal, el jugador de Los Belones admitió que «el año pasado aprendí mucho, porque quise aguantar con ese dolor en la rodilla y eso me perjudicó. Yo pensaba que era psicológico, pero la realidad es que me dolía la rodilla. No estaba bien físicamente y necesitaba descansar y estar al 100% para poder competir . El nivel que dio Gonzalo fue muy bueno y por eso nunca estuve preocupado, porque sabía que él lo iba a hacer bien en mi puesto. He aprendido a parar cuando es necesario y ya sé que no va a pasar nada por parar dos, tres o siete días. Ahora estoy perfecto».

Más

Fotos

Vídeos