«La sensación es que merecimos al menos un gol»

Alberto Monteagudo hablando con sus jugadores mientras Isi Ros sale del campo.
Alberto Monteagudo hablando con sus jugadores mientras Isi Ros sale del campo. / J. M. Rodríguez / AGM

Monteagudo dice que el Efesé estuvo «un punto por encima» del rival y acaba contento con el 5-3-2

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Ni alicaído ni eufórico. El entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo, compareció ayer en rueda de prensa y transmitió un discurso moderado, después de que su equipo consiguiera empatar a cero ante el Alcoyano. El técnico manchego no quiso tirar las campanas al vuelo, pese a que una victoria o cualquier empate con goles este domingo en el Collao clasifica al conjunto albinegro para la segunda ronda del 'playoff' de ascenso. «La sensación es que dominamos el juego, estuvimos un punto por encima de ellos y merecimos al menos irnos con un gol de ventaja. Debemos ir allí a ganar», explicó.

Una de las claves del encuentro fue el novedoso sistema empleado por Monteagudo. El Cartagena recuperó su versión más incisiva curiosamente con el esquema más defensivo: una defensa de cinco hombres y un trivote en la medular. El preparador de Valdeganga quiso hacer hincapié en este aspecto. «Cambiar el sistema era algo que pensaba desde hace tiempo. Llevábamos un tiempo que no estábamos jugando como me gustaría, y por eso cambié. Tenemos dos carrileros espectaculares (Óscar Ramírez y Jesús Álvaro) para ese sistema. Lo estuvimos entrenando durante toda la semana y en La Roda, con diez futbolistas, el equipo dejó buenas sensaciones. Normalmente el Alcoyano juega con dos puntas y nosotros, con Ceballos, Verdú y Zabaco de centrales, nos pudimos encontrar más cómodos», indicó.

De hecho, el 5-3-2 permitió al Cartagena exhibir su mejor versión, algo olvidada en los últimos dos meses de competición: la seguridad defensiva, la profundidad por los costados y las ocasiones de gol. «Los jugadores estaban convencidos del sistema, sabían que les podía venir bien para estar más concentrados. Creo que controlamos al rival, salvo en los minutos iniciales y el tramo final. Entre el posible penalti y los dos tiros al palo, pudimos ganar el encuentro. En general, estuvimos muy fuertes sin balón, dominamos sin mucha profundidad y alguna vez les sorprendimos con los centros laterales. Además, el árbitro le perdonó la expulsión a Navarro en la primera parte», resumió Monteagudo.

LAS FRASES Alberto MonteagudoEntrenador del Cartagena «Entre el posible penalti, los dos tiros al palo y la roja perdonada a Navarro, pudimos ganar» Gonzalo VerdúDefensa del Cartagena «Hemos estado muy bien y sabíamos que podíamos hacer daño con Óscar Ramírez y Jesús Álvaro»

Otro de los protagonistas del partido fue Arturo. El delantero se marchó ovacionado en la segunda parte, al ser sustituido por Germán en el minuto 89. El cartagenero demostró trabajo, sacrificio, rapidez y remate, con dos acciones que a punto estuvieron de ser gol: primero con una jugada personal en la que presionó al defensa rival, le ganó la partida y se plantó delante del portero, pero el disparo dio en el palo. La segunda; pocos minutos después, terminó con un cabezazo a centro de Jesús Álvaro. «Ha estado muy bien, lástima esa ocasión que le hubiera venido para empezar a coger una racha de goles. Me ha fastidiado», indicó Monteagudo al respecto.

En cuanto a Germán, el entrenador del Cartagena aseguró que el futbolista «no estaba bien físicamente» en el partido de hace una semana ante el Recreativo de Huelva, que «estaba bajo en hierro y le pincharon» y que ya preparó el encuentro ante el Alcoyano, eso sí, «trabajando mucho mejor».

«La idea era buena y hemos estado muy bien. Sabíamos que con la profundidad de Jesús Álvaro y Óscar Ramírez podíamos hacer daño. Lo entrenamos durante toda la semana y lo probamos en La Roda, cuando nos quedamos con diez». Son palabras de un sonriente Gonzalo Verdú, quien atendió a 'La Verdad' al término del partido para defender el uso del sistema 5-3-2.

«El Alcoyano se mantuvo atrás en bloque y nos intentó sorprender en los minutos finales. Creo que circulamos bien la pelota, movimos al rival de un lado a otro, con paciencia, y esa era la intención. Tuvimos alguna ocasión, pero sí es cierto que algunas no fueron muy claras. El equipo tiene alternativas y variantes y eso es bueno», añadió.

Más

Fotos

Vídeos