Sabino: «El penalti que me duele es el del Vecindario; los tres del Málaga dan igual»

Reina le para uno de los tres penaltis a Sabino, en 2006./j. m. r. / agm
Reina le para uno de los tres penaltis a Sabino, en 2006. / j. m. r. / agm

«En Cartagena fui feliz, aunque nos faltó subir; había meses en los que podías vivir solo con la prima de 500 euros por victoria», recuerda

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Dos temporadas «magníficas» en las que «fui feliz», pero «nos faltó la guinda del ascenso». Así recuerda Sabino su paso por el Cartagena, con el que jugó 69 partidos y marcó 22 goles entre 2005 y 2007. «El primer año con Juan Ignacio fue espectacular. Nunca he estado en un vestuario así, en el que 16 compañeros nos íbamos a comer y cenar juntos casi a diario, con mujeres, novias e hijos. Todo iba sobre ruedas hasta el día del Vecindario. El penalti que me duele es ese [el que le paró Lampón]. Los tres del día del Málaga B, que los tiré porque salía de una lesión y la grada empezó a corear mi nombre, al final son una anécdota y dan igual. Era un partido de Liga que acabamos ganando 5-0», rememora Sabino sobre su mala fortuna con los penaltis en su etapa como albinegro.

De Paco Gómez recuerda que «era muy peculiar y muy impulsivo». Y que «nos hizo mucho daño que no siguiera Juan Ignacio después de lo del Vecindario. Con Amaral, aunque era diferente, también íbamos muy bien. Pero volvió a equivocarse el presidente, del que decían muchas barbaridades aunque yo realmente no vi nada de pitonisas ni cosas de ese estilo». Lo que sí vio fue más dinero de lo normal. «Pagaba muy bien, nóminas muy altas y al día. Además, daba primas de 500 euros por victoria y había meses que podías vivir solo con esas primas y ahorrabas el sueldo entero. Fue una pena que no ascendiéramos y que luego, cuando se consiguió subir en Alcoy, aquello durara tan poco», lamenta Sabino.

En otro orden de asuntos, los aficionados del Cartagena ya han llenado dos autobuses para ir este domingo a Almendralejo y ayer se conoció que el partido de vuelta se jugará el domingo 24 de junio, a las 18.30 horas, en el Cartagonova. Los abonados pagarán entre 5 y 10 euros y tienen su localidad reservada hasta el miércoles de la semana que viene. Por su parte, las entradas libres cuestan entre 10 y 25 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos