Rubén Cruz: «Huelo que es nuestro momento, algo me dice que sí»

Cruz celebra el pase.
/p. s / agm
Cruz celebra el pase. / p. s / agm

José Gaspar, protagonista de la jugada del único gol del choque, reconoce que «el Extremadura es un buen rival, pero nosotros también lo somos»

M. F. CARTAGENA

El vestuario albinegro estaba tan feliz como agotado. Aunque queda mucho trabajo, los jugadores sienten que han conseguido lo más difícil. «Ahora sí que tenemos la segunda oportunidad. Estamos muy contentos. Este equipo, esta afición y este club nos hemos levantado como leones. Es de admirar el esfuerzo. Ha sido fantástico y lo merecíamos. Con mucha ilusión y ganas tenemos que recuperar y afrontar a un rival fuerte y del mismo grupo. Nos la jugaremos contra ellos», explicó un Rubén Cruz pletórico pero cansado.

Aprovecharán los dos días de libranza para recuperar el físico, porque dice que la mente está limpia ya. «De no estar bien, habríamos perdido estos dos partidos. Eso quedó atrás. Dimos carpetazo [a la cruel derrota de Majadahonda] y aquí está el resultado». No tenía muy claro el sistema por el que les ha correspondido el Extremadura como rival. «No sabíamos nada seguro, pero es un buen rival, al que ya conocemos y buscaremos sacar un buen resultado en la ida», comentó el sevillano.

Le encanta que la gran final se juegue en casa. «Es muy bonito que el último partido sea en casa, con nuestra gente. Estoy convencido de este equipo va a luchar y huelo que es nuestro momento. Algo me dice que sí», vaticina Rubén Cruz.

Diana de confianza

Si alguien estaba especialmente contento al término del encuentro era José Gaspar. El autor del gol necesitaba una alegría. «Lo recordaré siempre por lo que significa. Un gol importante para meternos en una final que merecíamos después del palo de Majadahonda. Mete a un equipo que lo está dando todo en otra final y vamos a pelearla» indicó el ex del Hércules, que ya sabe lo que es subir. Lo consiguió con el Huesca. Aplaudió el fútbol y el físico del rival. Y, por tanto, el sufrimiento del equipo. «Nos viene muy bien porque estábamos cabizbajos. Ya estamos donde queríamos. Hemos estado enteros y sin conceder ocasiones y ahora a pelear con el Extremadura. Nos conocemos. Nos hemos enfrentado en la Liga. Es un rival potente, pero el Cartagena también lo es y en la Liga lo demostramos en los dos partidos», dijo Gaspar.

Cogió confianza con el tanto, aunque notó la falta de minutos. Le preocupa más el tema de las tarjetas que el fondo físico del equipo. «Tenemos muchos apercibidos y eso preocupa. Escucho que el equipo está cansado, pero es que es complicado jugar con equipos que tienen tanto el balón. Desgasta correr detrás de la pelota, pero el equipo está muy bien. Tenemos un buen rival, pero nosotros también somos un enemigo duro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos