Roberto Sánchez inicia esta semana la cuenta atrás del Cartagena FS

Rahali, uno de los siete jugadores que continúa. / antonio gil / agm
Rahali, uno de los siete jugadores que continúa. / antonio gil / agm

El sustituto de Plásticos Romero aún no llega; mientras, el club diseña la pretemporada rodeado de incógnitas y con un futuro muy incierto

R. S. CARTAGENA.

El terremoto institucional y deportivo que sacudió hace 26 días la tranquilidad del Cartagena Fútbol Sala, con la marcha del patrocinador Plásticos Romero, podría tener esta semana réplicas similares o, definitivamente, dejar de sacudir y de llenar de incógnitas a un equipo que quiere competir con unas mínimas garantías en la Liga Nacional de Fútbol Sala. Todo dependerá del presidente, Roberto Sánchez, cabeza visible de una directiva que busca pero no encuentra un flotador económico al que agarrarse para no hundirse.

Lo cierto es que Sánchez tiene el reto de encontrar esta semana un patrocinador solvente, capaz de aportar cerca de 300.000 euros y dé estabilidad, al menos a corto plazo: la pretemporada del primer equipo empieza el próximo domingo repleta de dudas; los jugadores ya han mostrado públicamente su preocupación, porque lógicamente el proyecto deportivo está parado y no hay una confección de la plantilla. Actualmente hay 7 miembros en la plantilla: Raúl, Marcao, Jesús Izquierdo, Juanpi, Rahali, Fran Fernández y Raúl Canto.

Con esta situación, ni siquiera la continuidad del entrenador Juan Carlos Guillamón está garantizada. El técnico murciano, que subió al Cartagena FS a Primera y afrontaría su tercer curso en la élite, se había volcado totalmente en el club: el año pasado pidió una excedencia para dedicarse exclusivamente a sus labores en el banquillo, con la tranquilidad y el respaldo que daba la empresa Plásticos Romero.

Sin esa garantía, en el club son conscientes de que el preparador murciano no va a seguir. Sánchez lo sabe y, en privado, reconoce que aunque es su «primera opción», todo va a depender del «presupuesto» y el «patrocinio» que pueda conseguir él esta semana. De momento, Guillamón ha trabajado en la pretemporada, por si todo sale bien, y que de momento tiene un amistoso cerrado: el 17 de agosto, en Librilla, contra Jaén.

El propio presidente fue el que se marcó como límite el próximo domingo: lo ideal sería ponerse a trabajar con un patrocinador fuerte en el bolsillo, y a partir de ahí confeccionar contra reloj el resto de la plantilla. Él insiste cada vez que se le pregunta que les van a «sobrar ofertas» de interesados, pero la realidad es que hoy se cumplen 26 días del adiós de Plásticos Romero y no hay nada. Entre la afición hay mucha incertidumbre, acentuada por el silencio que guarda el club: sin comunicados, comparecencias ni apenas movimiento en las redes sociales.

Si Sánchez no encuentra a nadie en esta cuenta atrás, su intención ya ha repetido varias veces que será competir con los actuales jugadores y otros de la cantera. Es decir, las opciones de mantener la categoría serán muy pequeñas con un proyecto tan modesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos