Fútbol | FC Cartagena

Rivero lo pone difícil

Quique Rivero filtra un pase en el partido ante el Jumilla./Antonio Gil / AGM
Quique Rivero filtra un pase en el partido ante el Jumilla. / Antonio Gil / AGM

Pide un importante aumento de sueldo para renovar y se lo toma con calma. «La Liga acabó hace solo dos semanas y la prioridad es buscar lo mejor para mí», dice el medio cántabro

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Apalabrada la renovación de Juan Carlos Ceballos, capitán del Cartagena quien la próxima campaña cumplirá su quinto curso como albinegro, la prioridad ahora mismo es atar a Quique Rivero, uno de los mejores centrocampistas de la categoría y quien es una pieza clave en el sistema de Alberto Monteagudo. El cántabro, de 25 años, lleva varios días negociando con Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis, aunque en estos momentos las posturas están muy lejanas.

Rivero pide dos años de contrato y una importante subida de sueldo para seguir en el Cartagena. Belmonte ya contempla un aumento de salario para un futbolista que ha jugado 70 partidos y ha marcado 6 goles, pero en ningún caso está dispuesto a llegar a las cantidades que exige Rivero para quedarse en el Efesé. En este sentido, las palabras pronunciadas ayer por Sánchez Breis durante el acto de presentación de Álvaro González son reveladoras.

Siguen
Marcos (portero); Óscar Ramírez, Moisés, Míchel Zabaco y Jesús Álvaro (defensas); Sergio Jiménez (medio); y Cristo Martín (delantero).
Fichajes
Álvaro González (extremo derecho), que viene del Villanovense.
En negociaciones para renovar
Quique Rivero (medio) y Ceballos (defensa).
Con contrato, pero no cuentan
Limones (portero) y Arturo (delantero).
No siguen
Gonzalo Verdú (Elche), Juan Antonio Ros, Artiles, Isi Ros (UCAM), Fernando Llorente, Germán, Juanlu Hens y Sergio García.

«Nosotros tenemos la intención de mejorar la plantilla con lo que consideramos que es más interesante para el club, pero sin hipotecar a la entidad. Pagaremos sueldos que podamos pagar y, desde luego, no vamos a entrar en pujas imposibles. Hay clubes que este verano están rompiendo el mercado ofreciendo cantidades inasumibles y proyectando presupuestos que no se sostienen en Segunda B. No entiendo que esto se permita, cuando en Primera y en Segunda A hay un techo y un control del gasto», se quejó Sánchez Breis.

No lo dijo, pero uno de los clubes a los que Breis se refería es el Extremadura, que está confeccionando una gran plantilla a base de talonario y ofreciendo cantidades que ningún otro equipo de Segunda B puede pagar. Y Rivero, a quien el Cartagena quiere retener a toda costa, es uno de los que tiene una propuesta encima de la mesa del conjunto de Almendralejo. A preguntas de 'La Verdad', el cántabro no quiso confirmar si además tiene ofertas o no de equipos de Segunda A.

«Estoy hablando con Paco [Belmonte] y Manolo [Sánchez Breis] a diario y también tengo contacto con el míster [Alberto Monteagudo]. Tenemos una fantástica relación, él me quiere y lógicamente me llama para interesarse. No hay prisa. Cuanto antes se aclare todo, mejor. Pero es pronto, la Liga acabó hace solo dos semanas y supongo que esta semana seguiremos hablando», dijo ayer Rivero a este periódico.

No quiso hablar de las ofertas que tiene, pero el Racing de Santander (su equipo desde niño) y el Elche quieren ficharlo. ¿En Segunda B su prioridad es seguir en el Cartagena? «Mi prioridad es buscar lo mejor para mí», contestó Rivero. Si él se queda en el Cartagena -parece muy complicado-, finalmente serán nueve los jugadores de la última plantilla que sigan el año próximo. Y, por tanto, vendrán entre diez y doce refuerzos. El pasado verano renovaron once jugadores de la campaña 15-16.

Más

Fotos

Vídeos