La renovación del capitán está muy cerca

Ceballos, frente al Alcoyano, en el pasado 'playoff' de ascenso. /J.M. Rodríguez / AGM
Ceballos, frente al Alcoyano, en el pasado 'playoff' de ascenso. / J.M. Rodríguez / AGM

El Efesé ultima los detalles de la negociación con el lateral Juan Carlos Ceballos para que siga a las órdenes de Monteagudo el próximo curso | El jugador catalán no ha tenido los minutos que le gustaría durante la temporada, pero ha terminado siendo clave en el 'playoff' de ascenso

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Juan Carlos Ceballos es el típico futbolista al que se le puede llamar hombre de club. Trabaja mucho y representa los valores de la entidad. El catalán es, a sus 34 años, el capitán del Cartagena y lo más probable es que llegue a un acuerdo con el Efesé para seguir siéndolo un año más. La negociación está prácticamente ultimada. Las dos partes quieren que eso sea una realidad y la negociación apunta a que la próxima semana puede ser un hecho y que Ceballos proseguirá a las órdenes de Monteagudo en un nuevo intento de asalto a la Segunda División del fútbol nacional.

En sus dos etapas en el Efesé, ha sido un jugador constante y muy cumplidor, aunque este año le ha costado más tener minutos y ha estado a la sombra de Óscar Ramírez. Eso tampoco le ha restado ni un ápice de su capacidad de trabajo y no ha levantado la voz.

Es más, cuando Monteagudo le ha necesitado ha cumplido con solvencia. Todo eso suma para la operación de la renovación. «Tenemos una buena relación y ellos saben que mi prioridad y la de familia es estar en Cartagena. Me ofrecen seguir un año más y está cercano. No solo llega la oferta por la buena relación. Creo que he cumplido cada vez que el equipo me ha necesitado, aunque está claro que todos los futbolistas queremos jugar si es posible todos los minutos y que no he jugado todo lo que me gustaría».

Además, su momento clave llegó en el 'playoff' y con el cambio de sistema con el que el técnico intentó ascender de categoría. El catalán llegó bien de forma y demostró su saber estar en el campo y su dedicación. «Es verdad que llegó mi momento y además el equipo dio un gran nivel con sus sistema totalmente diferente y que casi no se había usado en la Liga. Fue una pena porque en el 'playoff' merecimos más y sobre todo en el partido contra el Barcelona B en el Cartagonova donde fuimos superiores».

Su trayectoria en el club albinegro también le ha valido al lateral el enorme cariño de los aficionados que por las redes sociales piden estos días su continuidad en el proyecto de Monteagudo. «La verdad es que sí que cuento con el apoyo de los aficionados o de gran parte de ellos y eso siempre ayuda», explica el catalán.

Le ha tocado vivir en el Cartagena muy diferentes momentos. Pasó con entereza los más amargos y todavía tiene ganas de disfrutar el sueño que no se ha podido realizar hace unas semanas. Este año se quedaron a una sola eliminatoria de poder ascender. «Son muchos años y sí que es verdad que me ha tocado vivir un poco de todo aquí en Cartagena y que tengo la espinita de conseguir un ascenso de categoría que este año al final no ha estado tan lejos. Creo que merecimos más, aunque hubieron momentos menos buenos en el año».

Han pasado unos días tras aquella dolorosa eliminación en el Mini. Se acabaron los entrenamientos y ha tenido unos días para descansar. Su valoración de la temporada, ya sin el estrés de la campaña, es más que clara. «Ha sido evidente que nos ha costado hacer gol. No solo a los delanteros o los medios, si no que nos ha costado a todos los del equipo y durante todo el año. Nos ha costado mucho. Además, la mala racha de la fase final de la temporada regular nos hizo perder el primer puesto y quedar primero da una gran oportunidad. Aún así, hemos peleado hasta el final siendo cuartos. Hubo un cambio grande del final de la temporada al 'playoff' y creo que debemos quedarnos con lo positivo y potenciar lo que hemos hecho bien para la próxima temporada».

Ese es uno de los motivos por los que quiere quedarse en el Efesé. Ya lleva años intentándolo y no se rinde al ver que las cosas se hacen bien y que a partir de agosto habrá una nueva oportunidad de subir a Segunda División.

Sencillo no es nunca y parece que se presenta un Grupo IV más temible que nunca con el Real Murcia que no logró el ascenso, el descendido UCAM y puede ser que con el Lorca, si sube este domingo. Además, habría posibles cruces difíciles con equipos como el Hércules o el descendido Elche. «Sabemos que habrá equipos muy buenos y que gran parte de ellos partirán con las aspiración de ascender a Segunda División, pero nosotros tenemos que seguir con nuestro objetivo y seguir creciendo poco a poco como club y como equipo», finalizaba el lateral diestro del Cartagena.

Su renovación está muy cercana, pero no así el resto de operaciones. Rivero, prioridad de la directiva, todavía no ha contestado a la oferta albinegra. La negociación con el cántabro sigue en el mismo punto que hace unos días.

Héctor Yuste, de Mallorca a la Primera División de Chipre

El jugador cartagenero Héctor Yuste tiene nuevo destino. El centrocampista, que dejara el Cartagena en el año 2010 con destino a Salamanca, ha ido aumentado su curriculum vistiendo la camiseta del Cádiz, Racing de Santander y Hércules (cedido por el Granada). Jugó en el Granada de Caparros y en enero de 2015 volvió a ser cedido al Mallorca. La suerte de sus equipos ha sido esquiva y acumula cuatro descensos de categoría. Su nueva aventura está fuera de España y más concretamente en Chipre. El que se perfiló en su día como sustituto de Mariano Sánchez en el Efesé, será jugador del Apollon Limassol de la Primera División chipriota.

Fotos

Vídeos