La reacción del filial no le da para salir del descenso

Mario Solano, en el reciente partido ante el Pinatar./J. M. R. /AGM
Mario Solano, en el reciente partido ante el Pinatar. / J. M. R. /AGM

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cartagena B ha reaccionado en las dos últimas semanas, pero no lo suficiente como para salir de la zona de descenso. El equipo que entrena Lillo ha sumado cuatro puntos en las dos últimas jornadas, gracias a su triunfo en Lorca (2-3) y al empate de este domingo en Ciudad Jardín con el Muleño (0-0). Pero las siete semanas anteriores sin conocer la victoria -derrotas ante La Unión, Pinatar, Minerva, Águilas e Imperial y empates contra Cieza y Bala Azul- siguen pesando mucho en la clasificación y la salvación está todavía a dos puntos. La marca El Palmar, con 24.

El caso es que el Cartagena B, en su primer año en el grupo XIII de Tercera División, comenzó la Liga bastante bien, apuntando incluso a equipo revelación. Su gran papel en la fase regional de la Copa Federación, en la que se proclamó campeón tras superar en la final al Imperial, evidenció que en el filial albinegro había nivel de sobra para estar en la zona media alta de la tabla. Pero las lesiones casi consecutivas de sus dos mejores jugadores, el central Mauro y el medio Adama, le hicieron mucho daño a un grupo muy joven y que está pecando de bisoñez y falta de contundencia en la mayoría de los partidos.

La llegada del meta Nacho Calderón y la recuperación de Adama, quien ya jugó media hora el domingo ante el Muleño, invitan a ser optimistas de cara al próximo mes, en el que los de Lillo necesitan sumar puntos para salir de los puestos de descenso. Este domingo visitan por la mañana al filial del UCAM, cuyo primer equipo curiosamente viene por la tarde al Cartagonova. La siguiente jornada, los pupilos de Lillo reciben en Ciudad Jardín al Estudiantes. Luego van a Los Garres y reciben a El Castillo de Huércal-Overa, actualmente penúltimo.

Este domingo se espera que Lillo pueda contar ya con su goleador, Mario Solano, quien suma ocho tantos y el pasado domingo no estuvo con el filial. Viajó a Melilla con el primer equipo y debutó en Segunda B. Al regresar Moussa y Aketxe, lo normal es que Mario vuelva a la disciplina del Cartagena B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos