Primavera anticipada en Benipila

Panorámica de las obras en el terreno de juego, tomada al mediodía de ayer. /Antonio Gil / AGM
Panorámica de las obras en el terreno de juego, tomada al mediodía de ayer. / Antonio Gil / AGM

El terreno de juego del Cartagonova se tiñe de verde en una jornada histórica y arranca también la reforma de los vestuarios

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Primavera anticipada a orillas de Benipila en este otoño que parece no querer despedirse del verano. Si uno entra en el estadio Cartagonova tiene la sensación de que ha llegado la primavera, por el olor a hierba natural y el color verde intenso de la nueva pradera de un campo de fútbol que desde ayer entra una nueva dimensión. Deja de ser de Segunda B para convertirse en una superficie de Primera. Los partidos seguirán siendo de la categoría de bronce, pero el tapete será de oro. Puro oro.

La jornada de ayer fue histórica, ya que comenzaron a colocarse los tepes de hierba natural (un total de 508 rollos cubrirán los 7.300 metros cuadrados del campo) que sustituirán al viejo césped que ha aguantado desde que se inauguró la instalación, en febrero de 1988 en aquel partido contra el Burgos, en Segunda A. A base se resiembras y mimos, ha ido aguantando de aquella manera. Pero ya no había otra salida que no fuera la de instalar un nuevo césped. La actividad es elevada desde el pasado día 2, cuando arrancaron los trabajos, pero ayer fue especialmente frenética durante más de doce horas en un Cartagonova que ya parece otro.

La colocación del nuevo césped se hace en solo dos días. Así, ayer se puso hierba natural en casi la mitad del terreno y hoy se colocará en la otra. Mañana se rematará la faena con pruebas de pisada y de fiabilidad, así como con tareas de puesta en marcha del nuevo sistema de riego instalado. La hierba llegó el lunes por la tarde desde Plasencia, donde la empresa Novogreen tiene una de sus cinco fincas. Vino en tres gigantes camiones frigoríficos que quedaron aparcados en la explanada del Cartagonova y ayer, a primera hora de la mañana, empezaron a descargarse y ponerse en el campo.

Los trabajos en el terreno de juego terminan mañana y todo estará listo para el partido del domingo

La variedad del césped que se está colocando desde ayer es tipo bermuda 419. Viene en rollos de 1,2 por 12 metros y en total se van a poner un total de 508 tepes para cubrir los 7.314 metros cuadrados del terreno de juego. La innovación de empresas como Novogreen reside en cultivar el césped en fincas propias y transplantarlo directamente al campo en planchas de 1,20 x 12 metros. De este modo, se acortan los tiempos de transporte, descarga y montaje.

La hierba que se está poniendo en el Cartagonova es de superior calidad, tanto por el sustrato como por las variedades genéticas que se han utilizado en él. Según los responsables de Novogreen, el nuevo tapiz hará que aumente el confort para los jugadores, así como la resistencia y durabilidad del terreno de juego. Aunque no se recomienda pisarlo todos los días, los futbolistas del Cartagena podrán entrenarse allí un par de veces a la semana si es necesario.

Este nuevo césped está pensado para sitios de mucho calor y tiende a perder el color verde cuando se expone a temperaturas de menos de 12 grados. El moderno sistema de riego que se ha instalado se controlará con nueve electroválvulas y funciona con un programa independiente para que se haga dependiendo de la época del año y de la temperatura ambiente. La inversión es de 150.000 euros y la nueva pradera se estrenará este sábado en el partido de Liga ante el San Fernando.

Además, ayer comenzaron las obras de reforma de los vestuarios del Cartagonova, con la intención de que estén listos para el partido de Copa del Rey contra el Sevilla del próximo 24 de octubre. Estos trabajos cuestan 60.000 euros y, como en el caso de la obra en el césped, los ha contratado el propio FC Cartagena para poder acometerlos de manera inmediata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos