Dos portentos en racha

Isaac Aketxe y Moussa Camara. /LV
Isaac Aketxe y Moussa Camara. / LV

Isaac Aketxe y Moussa Camara han marcado la mitad de los goles del Efesé esta temporada. La buena dinámica del guineano, que en Huelva hizo su primer doblete, abre la posibilidad a que el domingo repita en el 'once' con el ariete vasco

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Me quiere, no me quiere. Me quiere, no me quiere. Me quiere. El presidente del Cartagena, Paco Belmonte, ha deshojado la margarita y, como dice el tópico, a la tercera va la vencida y ha dado con la tecla del '9', desde que aterrizara en la entidad en abril de 2015. Esta temporada, Isaac Aketxe y Moussa Camara suman 14 goles entre los dos, aún con toda la segunda vuelta del campeonato por delante y cuando está pendiente rizar el rizo en este mercado de invierno, con la llegada de otro ariete.

Uno se para detenidamente a repasar los números y se da cuenta de que, sobre el papel, el Efesé no debería volver a tropezar sobre la misma piedra: carecer de gol y que eso lo condene a no aspirar al ascenso de categoría. En la entidad albinegra están satisfechos con el rendimiento de Isaac Aketxe, que ya lleva 9 goles en 17 partidos y nadie duda de que su fichaje, el pasado verano, fue un acierto. Incluso hay una parte de la afición que defiende que, con el vasco la temporada pasada, el Cartagena no seguiría ahora mismo en Segunda B.

Isaac Aketxe

Corpulencia
Es capaz de fijar a los centrales y adelantarse a ellos para rematar. Incombustible. Es un incordio para los centrales.
Remate
Alerta ante cualquier envío, destaca por su remate de cabeza y su disparo potente a balón parado.
Eficacia
Siempre está en el lugar y momento adecuado para desatascar los partidos. No perdona a la mínima oportunidad que tiene.

Moussa Camara

Velocidad
Virtud a tener en cuenta en los contragolpes. Siempre atrevido en el regate.
Madurez
Tiene 22 años, es su debut en Segunda B y saca el máximo rendimiento a los minutos que juega.
Incansable
Nunca tira los brazos, pese a fallar ocasiones, y al final obtiene el premio del gol. .

El ex del Albacete es un rematador nato, ha sido determinante para decidir algunos partidos (contra el Linense, sin ir más lejos, un testarazo suyo dio los tres puntos) y es un portento; su fisonomía, incluso, llega a recordar a la de un jugador de fútbol americano. Aketxe está avalado por su amplio currículum. En más de una ocasión ha sido ovacionado por la grada, con la que guarda una buena relación. No en vano, se formó en la cantera del Athletic Club de Bilbao, pasó por el Eibar y sus dianas en el Sestao River (9) le dieron la oportunidad de triunfar en la Cultural Leonesa, con 20 y 12 goles de 2014 a 2016.

Llevan 14 goles en 20 jornadas, dos más que Montero, Laens y Chus Hevia, en su segunda etapa, juntos

En el club valoran el rendimiento del ex del filial del Leganés, por su edad y la renta a los 504 minutos jugados

El jugador cedido por el Albacete ha desatascado partidos como el del Linense y el Écija, de cabeza y a balón parado

«Un nueve de lujo»

A pesar de sus lesiones en el Albacete, que le impidieron rendir como antaño, el club del Carlos Belmonte mantiene la cesión del jugador, por si en un futuro pudiera interesarle. En el Cartagena catalogaron el fichaje de Aketxe como la de «un nueve de lujo», y le desearon que marcara «muchos goles con la camiseta albinegra». Dicho y hecho. El vasco ha jugado 17 partidos (15 de titular) y ya ha perforado la red en nueve ocasiones. El público del Cartagonova, consciente de su potencial, se frota las manos cada vez que el delantero se dispone a lanzar una falta. El balón parado es otro de sus recursos, como ya demostró en Écija y en La Condomina.

En cualquier caso, no ha sido una tarea sencilla dar con un '9' de garantías. Belmonte lo intentó en 2015 con el espigado Álvaro Montero, que jugó 16 partidos en la temporada 2015/16 y se marchó en el mercado de invierno, con 3 goles. Ahora juega en el Lealtad, tras un paso para olvidar en el Burgos. El regreso de Chus Hevia y la fogosidad del uruguayo Federico Laens no fueron suficientes para alcanzar el play-off de ascenso, en la segunda vuelta del campeonato.

Mejor pinta tenía la apuesta por Fernando y Arturo, aunque tampoco floreció. El primero era un seguro, un sinónimo de gol que dejó un gran recuerdo con Tevenet a los mandos del banquillo. El pileño hizo 18 dianas (incluida una al Barcelona de Tata Martino, en Copa), pero en su segunda etapa de albinegro abandonó el club en enero de 2017, con tan solo dos dianas. Especialmente estimulante fue el fichaje del '9' cartagenero, al que no le faltó pundonor pero sí estuvo negado de cara a puerta: lo tenía todo para triunfar en casa, con un entrenador que lo conocía sobradamente. Salió del club con 7 goles y protagonizó acciones puntuales que le terminaron por lastrar, como el penalti que erró en el derbi contra el Real Murcia.

Muy distintos

Pero la situación ha dado un giro en este curso futbolístico y el Cartagena puede estar de enhorabuena con su línea ofensiva. El equipo de Alberto Monteagudo es el líder del grupo IV de Segunda B, y parte de ese mérito le corresponde a sus dos arietes. En las 20 jornadas que se llevan disputadas de Liga, el Efesé ha anotado 28 goles, y la mitad (14) tienen la firma de Aketxe y de Moussa. Ambos pasan por un gran momento de forma y están en racha: cuando falta el vasco, marca el guineano, y viceversa.

Los dos tienen la portería entre ceja y ceja, aunque son dos futbolistas totalmente distintos. Corpulento, Aketxe tiene facilidad para fijar al rival, es un incordio para los centrales y un delantero de área, territorio en el que se siente como pez en el agua. Ahí brega con los centrales durante los noventa minutos, y no necesita demasiadas ocasiones para abrir la lata. En ese sentido es eficaz, pues cumple con el prototipo de '9' clásico: está en el lugar y en el momento adecuado, a la espera de 'cazar' uno de los centros de Óscar Ramírez.

En el club también valoran muy positivamente el rendimiento de Moussa Camara, una de las sorpresas esta temporada. Vino cedido del filial del Leganés y, en principio, iba a jugar en el equipo B, en Ciudad Jardín. No andaba mal encaminado el manager general Manuel Sánchez Breis cuando dijo, en la presentación del guineano, que podría demostrarle su valía a Monteagudo. Los dirigentes y el técnico manchego tienen presente que Moussa ha aportado mucho (5 goles) para lo poco que ha jugado (504 minutos).

Sin tirar la toalla

Un punto a favor del guineano, de 22 años, es que además es su primera temporada en Segunda B, tras anotar 15 dianas en el filial pepinero, de Tercera. A su favor también cuenta su personalidad, pues es un chico maduro y que, sobre el campo, nunca se muestra timorato ni arroja la toalla. En Huelva, sin ir más lejos, erró dos mano a mano e insistió, hasta que hizo su primer doblete con la camiseta albinegra. El gran momento de forma que atraviesan los dos arietes abre la posibilidad de que Monteagudo se plantee salir este domingo, a las 17.00 horas ante el CD El Ejido 2012, con un 4-4-2.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos