La Policía «no contempla» que los ultras del Cartagena sean los agresores del peñista del Recre

Un aficionado del Recreativo, ajeno a los hechos, siguiendo el partido del pasado sábado rodeado de seguidores del Cartagena.
Un aficionado del Recreativo, ajeno a los hechos, siguiendo el partido del pasado sábado rodeado de seguidores del Cartagena. / Antonio Gil / AGM

Descarta que miembros de Aníbal Norte y Black & White Army pegaran al joven seguidor del equipo onubense y resta importancia a la pelea

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

«No hubo ninguna persona de Cartagena implicada en la pelea [del pasado sábado en la explanada del Cartagonova] y, por tanto, en ningún momento se contempla la participación en los hechos de ningún miembros de las peñas del Cartagena». Es la frase de una fuente policial consultada ayer por 'La Verdad'. Otro portavoz de la Comisaría de Cartagena interrogado por este periódico confirmó que la pelea «no fue tal y como la ha contado el chico de Huelva [Ricardo Sánchez, de 18 años y miembro de la peña recreativista Sivianes]» y que en ella «no estuvo implicado» ningún miembro de las peñas Aníbal Norte y Black & White Army, tal y como denunció el agredido, primero en Comisaría y luego en declaraciones a 'La Verdad'.

El aficionado onubense tiene una herida en el pómulo y contusiones en las costillas, según el parte médico emitido el sábado por el servicio de Urgencias del Rosell, pero las fuentes policiales consultadas ayer por 'La Verdad' restaron importancia al suceso. «Hubo una pelea al terminar el partido, pero por lo que hemos investigado hasta el momento parece que no fue tal y como contó el agredido. El caso es que hay muchas contradicciones e inexactitudes en el relato del denunciante», apuntaron las citadas fuentes.

De hecho, los policías que estaban en la explanada del estadio le vieron salir de la tribuna baja junto a una chica y otros dos jóvenes, todos de estética ultra. Y estas personas ya estaban siendo controladas, debido a que se les vio comprando entradas en las taquillas del Cartagonova antes del partido. Al no ser caras conocidas por los agentes cartageneros, se les hizo un seguimiento especial.

La principal hipótesis que manejan los investigadores es que los propios acompañantes de Sánchez fueron sus agresores y se está intentando averiguar cuáles fueron los motivos que llevaron a estos dos jóvenes a propinar varios puñetazos y patadas a Ricardo Sánchez.

Fotos

Vídeos