Un pique entre Moisés y Chavero enrarece el ambiente antes del parón

Chavero habla con Monteagudo, con Moisés en segundo plano, en una imagen de archivo./Antonio Gil / AGM
Chavero habla con Monteagudo, con Moisés en segundo plano, en una imagen de archivo. / Antonio Gil / AGM

El medio catalán y el central sevillano se golpearon mutuamente en el entrenamiento del sábado y Belmonte dice que multará a los dos

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

No hay semana tranquila para el Cartagena, ni siquiera tras una victoria balsámica como la del pasado domingo ante la Balompédica Linense. Ni siquiera con el equipo en lo más alto de la clasificación. El ambiente en el vestuario se ha enrarecido mucho desde el pasado sábado, tras el entrenamiento previo al partido ante el Linense. En el tramo final del mismo, cuando los jugadores ensayaban acciones de estrategia, hubo un intercambio de golpes entre el central sevillano Moisés y el medio catalán Chavero, quienes no se hablan desde hace bastante tiempo, que obligó al entrenador, Alberto Monteagudo, a dar por terminada la sesión de trabajo antes de tiempo.

Durante una fase de repeticiones de una jugada ensayada, Moisés saltó dos veces seguidas con el codo por delante y golpeó en las dos ocasiones a Chavero, quien a la tercera -y tras pedir a su compañero que no fuera tan fuerte al balón y que no sacara el codo- se tomó la justicia por su mano y le dio un puñetazo en la barriga a Moisés cuando este iba a saltar con él. El defensa sevillano se quedó tendido en el suelo, gritando y quejándose del golpe propinado por Chavero. Sergio Jiménez, segundo capitán del equipo, medió para que el asunto no pasara a mayores. Y Monteagudo decidió dar por terminado el entrenamiento sin ensayar faltas ni penaltis, tal y como se suele hacer en la parte final de los entrenamientos de los sábados.

Moisés volverá hoy a la lista tras cuatro partidos de sanción en un momento muy delicado

«Cosas que pasan»

No hubo pelea ni bronca. Fue un pique entre dos pesos pesados de la plantilla (tercer y quinto capitán) que no pasó a mayores pero que refleja que el ambiente en el vestuario del Cartagena dista mucho de ser el ideal para afrontar un reto tan mayúsculo como el del ascenso. Porque además no es el primer incidente de este tipo en lo que llevamos de temporada. Moisés ya tuvo un problema con Poley recientemente.

No obstante, en el club le restan importancia a lo sucedido. «Son cosas que pasan en todos los equipos e incluso puede que refleje carácter y competitividad, pero los dos van a ser multados porque no podemos dar esa imagen como club», comentó anoche Paco Belmonte. Así, Moisés, tras cuatro partidos alejado del equipo por su absurda expulsión en Badajoz, regresa este fin de semana a la convocatoria en un momento muy delicado para él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos