Fútbol | FC Cartagena

El partido contra el Rayo Majadahonda, también bajo sospecha

Los jugadores del Majadahonda celebran la victoria ante los lamentos de los albinegros en el Cerro del Espino. /J. M. Rodríguez / AGM
Los jugadores del Majadahonda celebran la victoria ante los lamentos de los albinegros en el Cerro del Espino. / J. M. Rodríguez / AGM

El Cartagena habría intentado comprar a varios jugadores del conjunto que le quitó el ascenso directo en la primera eliminatoria

LA VERDAD

El presunto intento de amaño del Cartagena denunciado por el Extremadura no habría sido el único que habría tanteado el Efesé en la fase de ascenso a la Segunda División. Según una información que publica ABC, el Rayo Majadahonda también habría rechazado dejarse ganar tras haber recibido varios jugadores hasta 150.000 euros si accedían a perder el encuentro que daba acceso directo a la división de plata del fútbol español.

El presunto intento de amaño comenzó, según la citada información, el jueves 24 de mayo. Ese día Sergio Oliva, uno de los capitanes del Rayo Majadahonda, recibe una llamada de un número oculto. Tras descolgar, el interlocutor dice hablar en nombre del Cartagena y ofrece al equipo madrileño 150.000 euros por dejarse perder tras el 2-1 a favor que el Efesé había cosechado en la ida de la eliminatoria. La cantidad fijada superaba en seis veces la prima que iban a tener los futbolistas del Rayo Majadahonda, algo que reconocen los propios jugadores: «Nos llamó mucho la atención que la persona que llamaba en nombre del Cartagena supiera que el importe de nuestra prima era de 25.000 euros por barba. Tenía datos confidenciales de nuestro equipo», explica a ABC un miembro del club madrileño.

Más conversaciones

Además de a uno de los capitanes, la persona que llamaba a los jugadores rivales hablando presuntamente en nombre del Cartagena también contactó con Juan Carlos Moreno, el portero del equipo. Su respuesta, delante de toda la plantilla, fue clara: «Una llamada más y denunciamos a la Policía».

Tras haber sido objeto de un intento de compra, los futbolistas comunicaron al entrenador todo lo sucedido. Antonio Iriondo, el técnico, les pidió que dejaran pasar el asunto pero dejaba en sus manos la decisión de denunciar o no el asunto ante la Policía. Ante la dificultad de demostrar la veracidad del presunto intento de amaño por parte del Cartagena, solo dos jugadores votaron a favor, por lo que el tema se aparca hasta que salta la denuncia que hizo el Extremadura.

Al contrario que el Rayo Majadahonda, el equipo extremeño sí denunció ante la Liga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y también la Policía está al corriente de lo ocurrido. «Nuestro intento de compra es totalmente distinto al del Extremadura. Ellos pueden demostrarlo con nombres y apellidos, pero nosotros solo tuvimos una llamada de teléfono anónima y era mucho más complicado aportar pruebas», explican desde el vestuario del equipo madrileño.

Desde el FC Cartagena, por su parte, denuncian que han sido víctimas de una trampa y un engaño que habría tenido preparado el Extremadura por si no conseguía el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos