Las paradas de Marcos aparcan el debate tras la lesión de Pau Torres

Marcos saca la pierna para evitar el tanto de Samu Corral en el partido del pasado domingo. /J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Marcos saca la pierna para evitar el tanto de Samu Corral en el partido del pasado domingo. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

El meta madrileño cierra su primer partido redondo en el Cartagonova y aleja las dudas generadas en sus anteriores apariciones

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Necesitaba Marcos Morales (Madrid, 1995) una tarde redonda en el Cartagonova. Y por fin la tuvo el pasado domingo ante El Ejido. Hizo tres paradas soberbias que mantuvieron con vida a su equipo en el primer periodo y dejó su portería a cero en un partido con triunfo final del Cartagena (3-0). Marcos sacó dos veces la pierna, al estilo Ter Stegen, para salvar al Efesé en dos claras oportunidades de los visitantes Samu Corral y Alfonso. Seguro por alto y perfecto con los pies, dio un verdadero recital en el momento perfecto, justo cuando había que espantar los fantasmas.

Es la segunda vez que Marcos deja su portería a cero en un encuentro en el Cartagonova. La primera ocasión fue la temporada pasada, ante el Jaén (1-0), con la diferencia de que en aquel partido no le tiraron con peligro. En este curso tampoco encajó goles en Talavera de la Reina, donde dio otra exhibición con varias paradas milagrosas, y en Badajoz. Pero en sus dos últimas apariciones como titular en el recinto de Benipila había encajado siete tantos, tres ante el Sevilla en Copa y cuatro en la fatídica tarde del Betis Deportivo.

Además, Marcos venía de una actuación muy irregular la semana pasada en Huelva, donde tuvo que entrar de emergencia por culpa de la lesión de Pau Torres, quien estará casi tres meses ausente por culpa de una fractura en el segundo metacarpiano de su mano izquierda. El domingo, con su partidazo, Marcos dejó aparcado el debate de la portería. Vendrá un portero para sustituir a Pau Torres, pero le tocará esperar en el banquillo, ya que ahora mismo Marcos es intocable.

En otro orden de asuntos, el club confirmó ayer que Moussa tiene un esguince de tobillo de grado II y estará dos semanas de baja. Y Aketxe, con una distensión capsular en el antepié, es duda para ir a Melilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos