FC Cartagena

Pani: «Saber ganar los partidos malos es clave para un equipo ganador que quiere subir»

Pani, ayer en su establecimiento./Pablo Sánchez / AGM
Pani, ayer en su establecimiento. / Pablo Sánchez / AGM

El exjugador del Efesé considera que Paco Belmonte ha sentado unas buenas bases y que está haciendo un plantel competitivo

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Te acercas a su puerta y huele que alimenta, tanto a dulce como a salado. Pones un pie allí, respiras y además hueles a fútbol del que no pasada de moda. Ese tipo de deporte ganador, que con calidad y carácter acumula muchas opciones de victoria y que apetece con una cervecita fresca o un café. Allí se aprenden esas leyendas y anécdotas que poder contar a los más jóvenes. Así es la panadería Pani, punto de encuentro para una buena tertulia deportiva, y así es su responsable Francisco Hernández 'Pani'.

Con este cartagenero, que treinta años después sigue siendo destacado en las publicaciones del Nastic de Tarragona, puedes hablar de todo lo que tenga que ver con el fútbol. Desde el traspaso de Neymar, la destitución del técnico del Lorca, el proyecto del Extremadura o incluso la última iniciativa de la concejalía de Deportes que quiere continuar recordando la figura de aquellas personas que defendieron los colores del Cartagena, nacidos o no en la ciudad, y que hayan dejado una importante huella en la afición.

Él debe estar entre esos elegidos, aunque como ejemplo ponían a Pepe Egea que fue jugador, entrenador y presidente. Pani se alegra y suma nombres a la lista. «Pepe es un hombre que hizo historia y lo merece. Es importante que lo hagan, porque te valoran más fuera que en casa. A mí me encanta que salgan jugadores de la zona y que lleguen al primer equipo. A Sergio Jiménez le ha costado. Aquí se critica más a los de la zona y el ejemplo es Arturo, que ha sido más criticado que otros que no hicieron goles en otras etapas y no se les recriminaba de forma tan cruel. En esos recuerdos de jugadores hay muchos; Ciudad, Arango, Sagarduy, Huertas, Sebastián, García Murcia que fue traspasado al Sevilla y nadie habla de él. Hay muchos».

Pepe Hernández, el hijo de Pani, se busca su lugar en el mundo del fútbol en el filial del Extremadura

Se pone a recordar y cuenta como en el año del ascenso en Torrejón había diez o doce jugadores cartageneros en el primer equipo y seis de ellos eran habitualmente titulares. Su receta para el ascenso tiene un componente clave, aunque sabe que el fútbol no es como las matemáticas. «Para subir hay que tener un equipo ganador de esos que tienen rabia a perder, de los que encajan un gol y van a hacer dos. Con carácter. No es solo tener el mejor equipo técnicamente. Hay que tener esos jugadores que pierden un amistoso y no duermen bien. A nosotros nos metían un gol y nos cabreábamos».

Va recordando grandes nombres del fútbol cartagenero que empezaron jóvenes. Ahora considera que lo tienen más difícil, porque a la gente le gustan los veteranos. «Han traído este año varios jóvenes con talento, pero empezarán jugando los veteranos. La gente quiere ver esa experiencia y los jóvenes de Cartagena parece que los tenemos muy vistos», indica Pani.

El exjugador tiene un claro ejemplo en casa. Su hijo Pepe está buscando el sustento y la suerte en el filial del Extremadura. «Mi hijo no quería ser el hijo del Pani. Se decía que estaba en los sitios por mí y allí está estupendamente bien y creciendo como jugador por sus propios méritos».

El joven, que no tuvo suerte en su intento en el Cartagena, está haciéndose un hueco propio en el fútbol (entrenando a veces con el primer equipo) y promocionando el negocio familiar. Todos conocen ya los dulces del Pani en tierras extremeñas. De hecho, en la panadería es habitual ver a jugadores de fútbol de diferentes épocas. Es como un punto de encuentro para pasar un rato tranquilo.

Allí, en Extremadura, se ha invertido mucho dinero en el equipo, pero no siempre es la receta del éxito. «Hay que tener un buen equipo. Si todos son muy buenos a ver quién corre y quién roba el balón», explica el propio Pani.

Hablando de fichajes, reconoce que va siguiendo con optimismo la configuración de la plantilla albinegra. «Me gusta. Me ha dado pena que Arturo, que se dejaba la piel en el campo, se haya tenido que ir porque el gol es así y no todos meten como Cristiano Ronaldo o Neymar que garantizan tantos goles. Pero me gusta el equipo».

Por cierto, que le parece una barbaridad el traspaso del brasileño y recuerda los de su época. «Es un disparate, porque tú puedes no querer vender y te llegan con esa cantidad y lo vendes. No hay más remedio. Yo recuerdo que García Murcia, Ciudad y yo nos fuimos por un millón y medio, que entonces era mucho dinero y encima era en Tercera División. Arango al Valencia... salieron muchos jugadores traspasados de nuestras generaciones».

El fútbol ya tiene poca capacidad de sorprender, aunque todavía hay noticias que despiertan interés como las destituciones de entrenadores a poco de comenzar la competición. «Lo hace el Extremadura y lo hace el Lorca, porque consiguieron los objetivos pero no estaban convencidos con ellos y se veía venir. Era como si estuvieran obligados. En el Cartagena han confiado en Monteagudo, porque están contentos y les gusta la metodología».

Hay muchos candidatos, pero como cada año habrá sorpresas. «Habrá sorpresas, porque algunos aspirantes pincharán. Están el Cartagena, el Murcia, el UCAM, el Extremadura y otros tantos. Siempre aparecen equipos que no esperas. Yo espero que el Cartagena esté, pero hay algunos de los Murcia, UCAM y demás que habrá que ver. Hay que tener una plantilla equilibrada, con dos hombres por puesto, un entrenador que sepa llevarlos y sobre todo un preparador físico que evite los bajones a mitad de temporada. La regularidad es clave y también ganar los partidos malos», comenta el empresario.

El año pasado considera que el problema fue más mental. «En casa se metieron en una dinámica mala. Encajaban y sentían miedo y se metían atrás. Hay que tener una fuerte mentalidad si quieres estar arriba. Hay que ir a por el contrario. En mi época íbamos a muerte y no los dejábamos salir del área y la gente vibraba aunque perdiéramos, porque lo dábamos todo. Con miedo a perder lo más que conseguirás es empatar».

Cree que en el Cartagena se están haciendo bien las cosas y sentando unas buenas bases para seguir creciendo. «El fútbol es difícil y subir más. Ellos tienen una política muy buena. En marketing funcionan muy bien y cumplen con sus pagos. Un equipo que tiene 10 no puede gastarse 20, porque hipotecas y es un problema de futuro. En ese sentido, están haciéndolo bien y ojalá que llegue este año el ascenso, aunque queda mucho».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos