Óscar Ramírez ameniza la espera

Óscar Ramírez salta por encima de Ramón Verdú, el sábado en el trofeo Carabela de Plata. /PABLO SÁNCHEZ / AGM
Óscar Ramírez salta por encima de Ramón Verdú, el sábado en el trofeo Carabela de Plata. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

El lateral catalán estrena capitanía completando un formidable partido en un Efesé que necesita urgentemente la llegada de dos centrocampistas

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cartagena se llevó el sábado, cerca ya de la madrugada, la 47ª edición de su trofeo, el Carabela de Plata, al imponerse en la tanda de penaltis al recién ascendido Castellón. Joao Costa paró a Pablo Roig el decimocuarto lanzamiento y Óscar Ramírez estrenó capitanía levantando una copa, la que obviamente más veces ganó el cuadro albinegro en su historia. El partido, anodino y con muy poco ritmo, acabó en empate tras dos goles a balón parado. La gente quiere saber qué se encontrará a partir del próximo sábado, cuando venga el Granada B y empiece la Liga. Pero lo cierto es que muy pocas respuestas nos deja el último encuentro de la pretemporada. Faltaron cuatro futbolistas por diferentes problemas físicos (Rubén Cruz, Cordero, Paim y Adama) y además el equipo necesita que lleguen urgentemente dos centrocampistas. Se comprobó anoche, de nuevo.

1 CARTAGENA

1 CASTELLÓN

FC Cartagena
Mario Fernández (Joao Costa, minuto 46); Óscar Ramírez, Moisés (Antonio López, minuto 69), Ayala (Orfila, minuto 69), Jesús Álvaro; Mariano (Carrillo, minuto 59), Queijeiro; Santi Jara (Dani Abalo, minuto 76), Fito Miranda (Juan Moreno, minuto 66), Elady (Ismael, minuto 76); y Aketxe.
CD Castellón
Álvaro Campos (Nahum, minuto 86); Rubén (Delgado, minuto 62), Regalón, Satrústegui (Yarik, minuto 62), Ramón Verdú (Acevedo, minuto 74); Castells, Gálvez (Pablo Roig, minuto 86); José Carlos (Juanjo, minuto 62), Theo (Caballero, minuto 56), Hicham; y Máyor (Kilian, minuto 74).
Goles
0-1, Máyor (minuto 21). 1-1, Aketxe, de penalti (minuto 33).
Tanda de penaltis
: 7-6. Aketxe (gol). Hicham (gol). Orfila (gol). Acevedo (gol). Carrillo (gol). Juanjo (gol). Juan Moreno (gol). Yarik (gol). Antonio López (gol). Kilian (gol). Ismael (gol). Castells (gol). Queijeiro (gol). Pablo Roig (para Joao Costa).
Árbitro
Moreno Muñoz (murciano). Amarillas a los locales Fito Miranda, Santi Jara, Moisés y Aketxe; y a los visitantes Theo, Juanjo y Castells.
Incidencias
Estadio Cartagonova. 3.500 espectadores

Los visitantes se adelantaron con un testarazo de su ariete Máyor, quien saltó más que nadie en el área en una falta lateral muy bien lanzada por Ramón Verdú. Y el Cartagena igualó el duelo, típico amistoso del mes de agosto, con un tanto de penalti transformado por Aketxe. Se lo pidió el recién llegado Elady, Moisés medió como capitán y el vasco se llevó finalmente la pelota, tirando de galones y anotando la pena máxima. Fiabilidad 100%. El vasco llega a la Liga en un gran momento, tras marcar seis goles en cuatro partidos.

El Cartagena quiso dominar y ser protagonista, que es lo que Munúa va a intentar en todos los partidos. En el Fabril, rodeado de muchachos talentosos y precoces, la cosa le fue de maravilla. Allí tenía piernas frescas, futbolistas que eran esponjas y, lo más importante, ninguna presión y nula exigencia. El uruguayo quiere imitar lo de allí aquí, aunque él es el primero que sabe que esto no es aquello y que en el Cartagena, donde la exigencia y la presión es máxima especialmente tras lo sucedido en el último 'playoff', cuenta con otro tipo de futbolistas.

Cartagena y Castellón jugaron con el freno de mano echado y dieron un pobre espectáculo. Fue un partido anodino, del que se pueden sacar muy pocas conclusiones

Además, para lo que quiere Munúa, necesita dos o tres centrocampistas muy buenos y muy dinámicos. Y anoche solo tenía a Queijeiro, quien además no se acercó al nivel mostrado unos días antes en Pinatar Arena contra el Villarreal B. Cordero y Adama, con molestias, se quedaron en la grada. Tuvo que jugar Mariano, mediocentro del filial, quien sufrió bastante ante el doble pivote castellonense. Al cuarto de hora de la reanudación, Munúa dejó solo a Queijeiro como pivote y puso por delante al joven Carrillo, que rinde más conforme más cerca está de la portería contraria. Lejos del área, como anoche se diluye.

Obviamente, Belmonte y Breis traerán esta semana a esos dos centrocampistas que tapen los agujeros que dejaron Sergio Jiménez y Chavero (este último va a ser muy difícil de tapar) y será entonces cuando podamos comprobar si hay mimbres de verdad para que el modelo de Munúa pueda tener recorrido o no en el Efesé. De momento, es imposible sacar conclusiones.

Enchufadísimo

Sí sabemos que Óscar Ramírez sigue siendo una auténtica garantía. El veterano lateral catalán, en su tercer año en el Efesé, fue el más regular de la pretemporada y anoche dio una auténtica lección de cómo un lateral derecho puede ser determinante en un partido de fútbol. Todo lo que hizo el Cartagena en ataque partió de sus botas, en una nueva demostración de poderío, entrega y calidad. Orfila lo va a tener crudo para quitarle el puesto y Munúa, de hecho, colocó al ex del Murcia de central zurdo en varias ocasiones durante este verano.

Laas lesiones de Rubén Cruz, Paim, Cordero y Adama y la falta de dos o tres jugadores que Munúa necesita para completar la plantilla provocó que el uruguayo no tuviera demasiado en el banquillo, cuando llegó la hora de buscar cosas nuevas. Encontró como de costumbre a Carrillo, eléctrico como siempre. Y también le dio carrete a Juan Moreno, el chaval que llegó del Atlético de Madrid y que se pasó las últimas semanas en la camilla. Ellos dos generaron las dos mejores oportunidades para darle el triunfo a los de casa. Carrillo se encontró con la pierna salvadora del meta Nahum, mientras que Juan Moreno la echó fuera, con todo a su favor, tras el enésimo servicio desde la derecha del infatigable Óscar Ramírez, quien además secó por completo al sanjaviereño Hicham.

El Castellón también está en fase de acoplamiento, tras su histórico ascenso que le saca del pozo de la Tercera siete años después. Y en el segundo tiempo no quiso ir a la guerra. Algún destello del excartagenerista José Carlos y un par de escaramuzas de Yarik fueron lo más destacado en unos segundos 45 minutos que se hicieron demasiado largos. La tanda de penaltis, por si fuera poco, tampoco se la ventilaron unos y otros por la vía rápida. Al decimocuarto, todo acabó. Las pruebas también terminaron. Por fin empieza lo bueno. Lo del próximo sábado será distinto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos