Objetivo: siete mil abonados

Aficionados del Cartagena celebrando el gol de Sergio García, el pasado sábado en el Mini Estadi.
Aficionados del Cartagena celebrando el gol de Sergio García, el pasado sábado en el Mini Estadi. / LOF

El Cartagena quiere mantener la actual masa social con una campaña similar a la del último verano. El buen papel del equipo en el 'playoff' invita al optimismo después de un nefasto final de Liga que pudo haber afectado a la venta de carnés

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Solo 36 horas después de llorar la eliminación en la segunda ronda del 'playoff' de ascenso en el Mini Estadi, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis se pusieron ayer manos a la obra para empezar a preparar la nueva temporada. Lo urgente es la planificación de la plantilla y la puesta en marcha de la campaña de captación de abonados. De lo primero ya se sabe que Alberto Monteagudo seguirá liderando el proyecto desde el banquillo, con Juanlu Bernal a su lado como segundo, y que el objetivo es mantener el actual bloque y potenciar el ataque del equipo con cinco o seis fichajes de nivel. Hay ocho futbolistas con contrato en vigor (Limones, Marcos, Óscar Ramírez, Moisés, Zabaco, Jesús Álvaro, Sergio Jiménez y Arturo) y la intención de Belmonte es renovar a otros cinco (Rivero, Gonzalo Verdú, Llorente, Cristo y Ceballos).

De lo segundo, los primeros esbozos están trazados. El reto es mantener la actual masa social, que roza los 7.000 abonados. Para ello, el club va a potenciar lo que ha funcionado hasta el momento y el plan será muy parecido al del último verano: precios similares, potente campaña de marketing y mucho trabajo de calle, tanto para captar a los socios de siempre como para seducir a los aficionados que esta última temporada no se sacaron el carné.

El buen papel del equipo en el 'playoff', donde ha borrado la mala imagen del tramo final de la Liga regular, invita al optimismo y lo normal es que los casi 7.000 abonados de este ejercicio sigan apoyando al equipo albinegro en la nueva temporada. Si el Cartagena no hubiera reaccionado, el peligro de perder 'clientela' era más que evidente. Es más, para Belmonte y Breis fue un alivio resucitar ante el Alcoyano y salir vivos de El Collao. De lo contrario, perfectamente mil abonados podrían haberse quedado por el camino. En cualquier caso, falta por ver cómo reacciona la gente este verano y si pesa más la desilusión por no haber ascendido o el orgullo por la notable temporada que ha hecho el equipo de Monteagudo.

Hay tiempo por delante, aunque no demasiado. La idea es perfilar todos los detalles en los próximos diez días y presentar la campaña en dos semanas. A primeros de julio debería estar ya en marcha, ya que la pretemporada arrancará durante la segunda semana del próximo mes. Hay que recordar que el récord histórico del Efesé está en los 8.482 carnés vendidos en 2009, tras el ascenso del Alcoy. En 2010, de cara a la segunda campaña en Segunda A, se despacharon en las oficinas del club un total de 8.232 carnés. Y en 2011, en la última temporada en el fútbol profesional, el club se quedó con 7.210 socios. La tercera mejor cifra de toda su historia ha sido la de esta campaña que acaba de finalizar, con 6.936 abonados.

El principal déficit es que solo 115 socios albinegros son de fuera de su municipio (un 2%), por lo que la entidad de Belmonte tiene este verano la necesidad y la obligación de expandirse más y salir de sus 'fronteras'. Ganar más masa social en el municipio de Cartagena parece difícil, sobre todo siguiendo un año más en Segunda B. Así, el reto pendiente en el actual Cartagena es convertirse en un equipo de más sentimiento comarcal.

Fotos

Vídeos