Fútbol | FC Cartagena

El número 12, listo para la batalla

La familia de Pablo Manteca y el pequeño Hugo Sánchez, en el estadio/J.M. Rodríguez /AGM
La familia de Pablo Manteca y el pequeño Hugo Sánchez, en el estadio / J.M. Rodríguez /AGM

El FC Cartagena de Alberto Monteagudo, que recibe hoy al Rayo Majadahonda en el inicio del 'playoff', con la única baja de Cristo Martín, estará arropado por alrededor de 11.000 personas ilusionadas

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Terminar de comer. Tomar un café y charlar animosamente o acaloradamente como solemos hacer en Cartagena. Dormir la siesta. Disfrutar del sol y un día de playa, mientras alguien se queja de que haga calor en mayo.

Son cosas que hoy harán, a las 16.15 horas, en el resto del país, porque hoy Cartagena se paraliza y el motivo es el fútbol, pero el de verdad. Llega el momento clave para cumplir el sueño de un club, de un equipo y el de una ciudad que añora aquellos años de deporte profesional.

Arranca la esencia de la eliminatoria que el Cartagena y el Rayo Majadahonda van a dirimir en cuestión de ochos días (con horario de vuelta sin confirmar). Están a dos pasos de tocar la gloria. El otro tendrá que dar cuatro más. Lo accesorio ya no cuenta. Hoy se inicia la verdadera batalla.

El Efesé no tiene bajas y cuenta con Aitor Ruibal. El rival solo tiene la baja por sanción de Jorge García

Atrás queda el debate de si un equipo es más grande o más pequeño o si hay papel de víctima o favorito. Ya poco importa si se dice que el campeón del Grupo I es más o menos fuerte que el del IV. También quedan en el olvido las horas de cola en el estadio para tener una entrada. Hoy serán once contra once y dos técnicos buscando la gloria táctica que les abra la eliminatoria y les allane el empinado camino hacia la Liga123. Dos clubes con ganas de aprovechar una oportunidad que se presenta inmejorable y que ninguno de los dos quiere dejar escapar.

El club ha vendido 10.014 entradas y habrá más de un centenar de seguidores del Rayo

Ya solo manda el balón y unos jugadores que tienen en sus pies y en sus mentes la posibilidad de hacer felices a muchas personas y dar un nuevo paso en sus carreras. La televisión será un escaparate para que Cartagena se luzca y para que los dos equipos brinden un espectáculo a la altura de la expectación.

Esta tarde y en un horario que indica fútbol profesional, guste más o menos, el Efesé contará con una ventaja. El rugido de alrededor de once mil personas debe ser el alimento de una plantilla que sabe lo que se juega y que entiende que debe dar el máximo, porque en ocho días pueden estar degustando el dulce sabor de un ascenso. No será gratis. El esfuerzo será grande.

Los aficionados adornarán la grada y recibirán al equipo a partir de las 14.30 horas

Cuesta mucho y de nada sirve el pasado o los méritos. Todo ocurrirá en algo más de ciento ochenta minutos. Lo normal es que no haya sentencia esta tarde, pero ambos grupos querrán salir del Cartagonova sin demasiada penitencia y con sus aficiones igual de ilusionadas que llegan hoy a la primera cita.

Generaciones unidas

Hoy no juega el Cartagena, juega la ciudad. Generaciones y generaciones de albinegros que vivirán una experiencia diferente, porque nadie puede imponer la forma en la que se vive un sentimiento. La efesemanía tiene tantas caras como aficionados habrá en un Cartagonova pletórico. Habrá costado dormir y seguro que muchos han comido ligero. La hora invita a ello.

Otros estarán desde temprano embelleciendo el estadio y listos, a las 14.30 horas para recibir al equipo. Todos los aficionados tienen hoy su papel.

La familia Manteca disfrutaba sobre el césped contándonos la historia de muchas familias cartageneras. Pablo, el más veterano, recuerda que su padre llegó a ver el ascenso de Alcoy. Hoy solo habrá tres generaciones en el estadio municipal. Pasa su tiempo buscando gente para llenar un autobús para la vuelta, aunque todavía no se sepa el número de localidades que cederá el equipo madrileño, ni tan siquiera es oficial la hora. También fueron a Alcoy en microbus. Allí estaban sus hijos Álvaro y Pablo, que ayer no pudo estar para la foto. Una imagen de una familia que completan; Pachuco también de la segunda generación y los peques. Paula, Marina y Álvaro.

Tanto es que cada uno vive el fútbol, que el pequeño de la saga vive los partidos con su amigo Hugo Sánchez, que no se quiso perder la oportunidad de expresar el sentimiento albinegro que también tienen los niños. A sus once años sueñan con ser jugadores en el futuro, pero también con que su equipo del alma les dé una alegría en este caluroso mes de mayo.

Ellos no saben lo que es un ascenso y lo que significa, pero tienen todas las ganas del mundo por disfrutarlo en poco más de una semana. Es el fútbol sano, el que hoy se vivirá en familia, con amigos o incluso por la televisión. Todo el mundo no tiene la fortuna de poder ver este partido en directo.

Un encuentro de alto voltaje que tendrá como protagonistas a los jugadores. Curiosamente han estado protegidos. En Cartagena con entrenamientos cerrados al exterior, en Majadahonda porque su día a día es menos público que el de los albinegros. Se han reservado para el momento crucial. Monteagudo los tiene a todos, menos al lesionado Cristo. En su lugar está Aitor Rubial, que tiene ese 'algo' que hace parecer que lleva tiempo en el equipo y unas cualidades indudables. Puede escoger el técnico y utilizar cualquiera de los sistemas. Puede jugar reforzando el medio o con dos delanteros, aunque lo presumible es que guarde balas en la recámara. Por su parte, El Rayo Majadahonda ha convocado a todos los jugadores. Nadie debe perderse la fiesta del fútbol modesto. Iriondo solo tiene la baja por sanción de Jorge García. Los dos equipos buscarán dar el primer zarpazo. Nadie quiere el camino largo.

El equipo se concentró ante lo crucial de la cita

No cabe ninguna duda de que el de hoy es el partido más importante de la campaña y se ha notado en el ambiente previo. Para islarse del alegre ruído albinegro la plantilla se concentró anoche en La Torre Golf para estar tranquilos y hoy llegarán todos juntos y les recibirán los suyos.. Los más madrugadores estarán desde las 9.00 horas en el recinto para embellecer el escenario y colocar las cartulinas del mosaico que exhibirán en la grada de Lateral y las pancartas o motivos de las diferentes peñas para la ocasión. La previa se vivirá en la zona de la Alameda con varios establecimientos que han puesto promociones para amenizar la espera a los seguidores locales y también a los visitantes. La fan zone oficial tendrá actividad, a partir de las 13.15 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos