La Verdad

FC Cartagena

Alcoy, el estímulo necesario

Navarro, ex del Efesé, en un partido de esta Liga.
Navarro, ex del Efesé, en un partido de esta Liga. / El Nostre Ciutat
  • El equipo de Toni Seligrat destaca por su buena defensa, un fútbol directo y su eficacia en la estrategia. Paco Belmonte destaca «lo emotivo» que es volver al Collao y pide a la afición que dé «un paso al frente» este domingo llenando el Cartagonova

Si había un rival que podía hacer despertar a la afición del Cartagena ese era el Alcoyano. Si había un campo que inmediatamente nos transportara a un edén y borrara de un plumazo las pésimas sensaciones que ha dejado el equipo de Alberto Monteagudo en los dos últimos meses ese era el Collao, donde el Efesé protagonizó hace ocho años la hazaña más relevante de toda su historia. Como si de una carretera imposible se tratara, Alcoyano y Cartagena vuelven a unir sus destinos en una curva absolutamente diabólica. El que gana aún tendrá que dejar en la cuneta a otros dos rivales para ascender. El que pierda se irá de vacaciones con un evidente sabor a fracaso.

En lo sentimental todo son refuerzos positivos para el Cartagena, que durante todo el curso fue el principal favorito para ser primero y al final ha terminado cuarto y pidiendo la hora. Tan mal ha terminado el conjunto blanquinegro que jugar contra el Racing de Santander era una hipótesis aterradora y nadie se veía favorito ante un Toledo en horas bajas. Lo del Alcoyano es otra cosa. Como equipo, el conjunto alicantino ahora mismo está un escalón por encima del Efesé. Su defensa es de hierro, explota sus recursos como pocos, saca petróleo de las jugadas de estrategia y en su estilo de fútbol directo no hay espacio para las concesiones ni los desajustes. En el banquillo está Toni Seligrat, uno de esos técnicos que conoce el grupo III de Segunda B a la perfección y que va a jugar su cuarta fase de ascenso. Antes lo logró con el Lleida y el Huracán Valencia.

Lo que pasa es que el Collao es territorio sagrado para la Efesemanía desde 2009 y el Alcoyano nos remite a tiempos gloriosos y recuerdos de oro. La fiesta en el submarino, el gol de Juan Pablo, la carrera de Carmona, el resbalón de Fernando Martín, el fallecido Miki Roqué llorando de emoción, aquel fondo teñido de blanco y negro... Todo aquello sirve para rescatar un espíritu, el de Alcoy, resucitado desde primera hora de la tarde de ayer, en cuanto acabó el sorteo. Eso lo sabe perfectamente Paco Belmonte, quien ayer se apresuró a recordar que «para nosotros es una eliminatoria en la que destaca lo emotivo» y «en la que tenemos que dar nuestra mejor versión ante un rival muy complicado y que tiene un estilo totalmente opuesto al nuestro». El dueño del Cartagena añadió que espera que la afición «dé este domingo un paso al frente» llenando el Cartagonova y dando a su equipo «el empujón» que necesite en el primer asalto de la fase de ascenso a Segunda.

En este sentido, las entradas para el encuentro se pondrán a la venta esta mañana en las oficinas del estadio Cartagonova. Los abonados del Cartagena pagarán entre 5 y 12 euros para ver el partido de este domingo, que comenzará a las 18.00 horas. Los abonados, eso sí, tienen su entrada reservada hasta este sábado. Después podrán ser adquiridas por el público general, a precio de 12, 15 y 18 euros, según sea Fondo, Lateral o Tribuna. Los niños hasta 14 años pagarán 3 euros, independientemente de la ubicación, mientras que para los no socios será de 5 y 10 euros. En principio, no se espera que el partido ante el Alcoyano sea televisado.

En el Alcoyano hay dos exjugadores del Cartagena, el lateral izquierdo Navarro, que estuvo aquí en la campaña 12-13 y ahora es el capitán del equipo blanquiazul; y Álvaro García, quien jugó la segunda vuelta de esa misma campaña. Era mediapunta, pero ahora actúa de lateral derecho. Los jugadores más destacados del cuadro de Seligrat son Gato y Jony Ñíguez, hijo de Boria y hermano del atlético Saúl.