La Verdad

FC Cartagena

Fútbol | FC Cartagena

Único objetivo: limpiar cabezas

Cristo Martín levanta del césped a un hundido Óscar Ramírez tras el último partido en casa ante el Jumilla.
Cristo Martín levanta del césped a un hundido Óscar Ramírez tras el último partido en casa ante el Jumilla. / Antonio Gil / AGM
  • Técnicos y directivos del Cartagena coinciden en que ahora solo importa «ser positivos». Belmonte, que recurrió a un coach antes de ir a La Línea de la Concepción, dice que lo urgente es «recuperar la autoestima de todos los jugadores»

El problema está «detectado» e «identificado». Todo obedece a un «bloqueo mental» de la mayoría de los futbolistas de la plantilla. Primero se perdió el gol. Luego, el juego. Y finalmente, la confianza. Así, como si de un castillo de naipes se tratara, se fue derrumbando un proyecto deportivo que durante seis meses fue fabuloso. El ascenso se acercó mucho. Eso parecía. Pero los proyectos son de nueve meses y solo son definitivamente fabulosos si acaban con éxito. Lo bueno es que aún hay tiempo para reaccionar, el equipo depende de sí mismo en la última jornada y en un hipotético 'playoff' y, además, el problema está «identificado».

Esta es la conclusión que sacan los dos dirigentes del Cartagena, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis. No tienen dudas. Todo está en la cabeza de los jugadores y el primer objetivo de técnicos y directivos es «limpiar las cabezas» y «ser positivos». El equipo «lleva dos meses en los que no salen las cosas, pero todos compartimos que es algo mental y todos nuestros esfuerzos de esta semana van a dirigirse a recuperar y limpiar esas cabezas. En el vestuario todos saben que si no lo corregimos, duraremos dos telediarios si entramos en el 'playoff'. Pero también veo que este vestuario es sano y quiere», dice Belmonte.

«Los futbolistas han dicho 'queremos y queremos'. Yo no sé si vamos a poder recuperar la autoestima a tiempo, porque esta semana acaba ya la Liga y el tiempo es el que es, pero este futbolista quiere y sé que está implicado. El problema no es futbolístico ni de juego ni de entrenador. Es un tema de bloqueo mental. Tengo claro que si somos capaces de salir de esa situación, el juego, los goles y los resultados van a volver y vamos a ser un rival muy jodido para todos en el 'playoff'. ¿Alguien duda de que nadie quiere verse las caras con el Cartagena del día del Lorca?», añadió el dueño del club en su comparecencia ante los medios del pasado lunes.

Visita de Xesco Espar

Como lo técnico y lo táctico es ahora mismo menos relevante que el aspecto mental, Belmonte y Breis pidieron ayuda la semana pasada, antes del partido de La Línea de la Concepción, a uno de los mejores especialistas del país en materia de coaching, el catalán Xesco Espar, ex jugador y entrenador de balonmano con una larga trayectoria profesional en el FC Barcelona. Además, es el padre de las jugadoras olímpicas de waterpolo Anna Espar y Clara Espar y en su exitoso libro 'Jugar con el corazón' recoge algunas de las claves para conseguir un equipo ganador.

El caso es que Espar vino el pasado jueves a Cartagena, a petición de los responsables del club albinegro, y dio una charla a jugadores, técnicos y directivos del Efesé en la sala de prensa del Cartagonova. Pidió que no se diera publicidad a su visita y en el club entendieron que lo mejor era mantenerla oculta para que «nadie sacara las cosas de contexto», alegaron en su momento.

«Los que están en la élite son los que juegan con el corazón, además de la cabeza. Pero ese 10% extra te lo da el corazón porque la cabeza es lógica. Hay momentos en que haces cosas que son ilógicas pero son las que te llevan a crecer. Con la cabeza nunca lo harías y tienes que hacerlo con el corazón». Esa es una de las citas más destacadas del libro de Espar, quien hizo en Cartagena lo que viene haciendo en numerosos clubes deportivos desde hace años.

«No hubo nada raro, ni por supuesto hubo 'Belmontina y solo se trató de una charla interesante para seguir sumando en la búsqueda de soluciones», aclaró este lunes Belmonte. «De momento, este domingo no ha tenido ningún efecto el trabajo del coaching. Esperemos que los resultados lleguen a los quince días, con retardo», bromeó el dueño del Cartagena.

Mientras en el club el trabajo principal se centra en «recuperar la autoestima de todos los jugadores», en los servicios médicos no cesa la actividad. El atacante Cristo Martín, que volvió a lesionarse el domingo ante el Linense, tiene un edema en el sóleo, con una posible rotura de fibras. Así, a falta de que se confirme esa lesión fibrilar, se da por segura su baja para el duelo de este domingo ante el Recreativo de Huelva (Cartagonova, 18.00 horas) y parece muy complicado que pueda estar en la primera eliminatoria del 'playoff' si el Cartagena se clasifica finalmente.

La buena noticia es que el central Moisés ya se entrena junto a sus compañeros y podrá ser titular en el eje de la zaga en esta última jornada. En los tres últimos partidos, en los que el sevillano ha sido baja, el equipo ha encajado siete goles.