La Verdad

FC Cartagena

El Cartagena, a enderezar el rumbo

Jesús Álvaro intenta frenar al joven Isi Ros, en una sesión.
Jesús Álvaro intenta frenar al joven Isi Ros, en una sesión. / P. S./ AGM
  • El equipo de Alberto Monteagudo visita a la Balompédica Linense con la opción de certificar su participación en el 'playoff' de ascenso, pero no conseguir los tres puntos podría complicarle mucho de cara a la última jornada liguera

El FC Cartagena quiere dejar de hacer borrones en un guión que ha ido cambiando a medida que ha avanzado la temporada y que se encuentra en el punto álgido del suspense. Hay opciones para todos los gustos; desde las mínimas pero reales opciones de liderar, hasta la más negativa que quería quedarse sin premio. Sin duda, que por aquello de los méritos y la justicia divina el Efesé debería ser uno de los cuatro clasificados para jugar el 'playoff' pero en el fútbol no hay memoria y debe ganar hoy para conseguir certificar su presencia en la fase de ascenso.

Hay dos lecturas; la de la presión por haber desperdiciado tantas ocasiones en el camino y verse jugando dos finales consecutivas y la de afrontar el encuentro como una oportunidad para despejar las dudas que se han ido sembrando y de paso restar ilusión a sus perseguidores más inmediatos que acechan desde hace semanas, cuando hace meses era imposible pensarlo. Algunos además juegan esta mañana y pueden poner presión extra o dar una alegría en la distancia.

Parece que el equipo albinegro quiere escoger la segunda versión, pero para ello los tres puntos de esta tarde son fundamentales.

De lo contrario y dependiendo de lo que haga el Recreativo de Huelva con el San Fernando, a partir de las 20.00 horas, el último encuentro liguero podría ser una final a vida o muerte en el Cartagonova que tantos disgustos se ha llevado durante la segunda vuelta. Eso será otra historia.

Ganando hoy, los albinegros serán seguro un equipo de 'playoff' y solo quedaría ver la posición definitiva. El fútbol es un deporte curioso, porque aunque no depende de sí mismo, es cierto que la suerte a veces esquiva todavía le podría colocar al frente de la clasificación.

Eso puede saberlo antes de empezar su encuentro, porque el Lorca juega esta mañana en Mancha Real. Un rival descendido que quiere despedirse bien de su afición, como lo pretende La Roda de Pato o Megías ante el Murcia, que también sumará o no este mediodía y podría despegarse o momentáneamente igualar a puntos con los albinegros en la tabla con un partido más.

Con esa presión o ilusión saldrán los de Alberto Monteagudo al campo de La Balona que lleva una semana celebrando una sufrida permanencia. Tanto han celebrado, que algún jugador curiosamente celebró dos permanencias en el mismo fin de semana. Álex Trujillo, defensa cedido a Los Barrios, tuvo un fin de semana de mucha celebración. Primero salvó a los Barrios y luego acudió con sus compañeros a festejar el de La Balona. El ambiente es festivo en la Línea. Entradas a un euro para despedir la temporada que decía Julio Cobos tienen muchas ganas de que termine.

En estos días se habla de maletines y de primas, de incentivos bajo mano viajando hacia infinidad de campos. En el mejor de los casos, aunque sea ilegal, y los equipos recibieran dinero por hacer su trabajo, siempre hay algo más potente que es cumplir un sueño.

Un sueño vivo

Monteagudo lo viene repitiendo. El sueño de una ciudad entera. La ilusión de cumplir una meta. La necesidad de intentar abandonar una categoría que es un absoluto pozo sin fondo y si no pueden hacerlo por la puerta de los primeros, al menos intentarlo por las ventanas que pueden alcanzar los segundos, terceros o cuartos clasificados de los cuatro grupos. La moneda está en el aire y el Cartagena se aferra a su fortaleza fuera de casa.

Lejos del Cartagonova han sido un equipo muy solvente y eso quieren ser esta tarde ante un rival que está en su particular fin de curso en el cole. La relajación puede hacer mella o dificultar todavía más el poder hincar el diente en la presa.

Vuelve Cristo

Monteagudo recupera a Cristo Martín para la batalla. Sin duda, el canario es uno de los hombres más técnicos y desequilibrantes del Efesé. De hecho, en su mejor periodo como goleador llegó hasta los siete tantos. Justo eso es lo que necesita el equipo, que se vuelva a abrir la lata de goles de sus atacantes y también hay una máxima para esta semana. El técnico ha insistido en lo importante que sería dejar la puerta propia a cero.

Sea como sea la necesidad de puntos es imperiosa. Antes de que arranque la jornada todo es posible. El técnico albaceteño tendrá que escoger a los once más preparados para la guerra psicológica y para recuperar el fútbol que el domingo por momentos se vislumbró ante el Jumilla, pero que no daba los frutos esperados.

Si aparece la versión a del equipo albinegro, el objetivo estará más cerca. Noventa minutos por delante para que ante el Recreativo la película no tenga que ser de absoluto terror. En el entorno del club ha habido más silencio esta semana y seguro que el trabajo ha ido destinado a sacar la versión más positiva de un Efesé que encandiló y que nunca ha bajado de los puestos de privilegio. Se trata de reencontrarse y enderezar una línea que les mantiene tres jornadas sin ganar.

Empató en casa ante el Extremadura y el Jumilla y por en medio perdió en Villanueva de la Serena. Son además los extremeños los que quieren arrebatarle la segunda posición. No hay margen de error. El Villanovense visita al Real Jaén, un histórico que consumó su descenso.

El Cartagena necesita disfrutar y respirar, pero para eso debe dar un paso al frente y al menos mantener la segunda plaza que ocupa. Eso pasa por ganar en La Línea y olvidar los fantasmas del miedo.