La Verdad

FC Cartagena
Arturo da un pase en el entrenamiento de ayer.
Arturo da un pase en el entrenamiento de ayer. / ANTONIO GIL / AGM

Fútbol | FC Cartagena

Cuatro remedios para una sequía histórica

  • Mantener a Arturo, recuperar a Germán, probar con Llorente o Juanlu de falso '9' o acoplar a Isi Ros en el puesto de ariete son las salidas que tiene Monteagudo para recuperar el gol

El Cartagena tiene un problema muy gordo, de los peores que puede sufrir un equipo de fútbol. Sus delanteros no marcan goles y desde hace tres meses el cuadro de Alberto Monteagudo se mantiene -como puede- a flote gracias a los tantos que anotan sus defensas y sus centrocampistas. Llorente, Rivero, Moisés, Gonzalo Verdú y Míchel Zabaco han marcado en las últimas once jornadas, una fase de la Liga que se ha saldado con cuatro victorias, cuatro empates y tres derrotas del cuadro albinegro. Ha sumado 16 puntos sobre 33 posibles y sigue peleando con el Lorca por la primera plaza. No obstante, todo el mundo coincide que con una mínima aportación goleadora de sus seis jugadores de ataque el Cartagena sería hoy primero y posiblemente habría terminado en lo más alto de la clasificación tras la disputa de la jornada 38. Eso es ciencia ficción y ya nunca lo podemos saber.

Llegados a este punto de la competición y a falta de solo dos jornadas para que acabe la Liga regular, las urgencias son más que evidentes, ya que el Efesé ni siquiera tiene garantizada su presencia en la fase de ascenso. Necesita una victoria más para lograr ese pase, ya que no le valdrá con dos empates ante Balompédica Linense y Recreativo de Huelva si los tres equipos que vienen por detrás, Villanovense, Real Murcia y Mérida, hacen pleno y suman los seis puntos que quedan por jugarse.

Así las cosas, lo que toca es buscar soluciones inmediatas para poner remedio a la sequía histórica que están atravesando los delanteros del Cartagena. Y en eso anda Alberto Monteagudo esta semana, que es la más delicada de todo lo que llevamos de curso. Solo había que ver los gestos serios y las caras de preocupación de jugadores, técnicos y directivos en el entrenamiento de ayer en Dolores de Pacheco. El propietario del club, Paco Belmonte, siguió las evoluciones del mismo desde un banquillo, junto a Manuel Sánchez Breis y a los lesionados Sergio García y Moisés. Cristo Martín sí participó en el ensayo al mismo ritmo que sus compañeros. De cara al partido de este domingo en La Línea de la Concepción, son cuatro las soluciones que baraja Monteagudo para intentar que los delanteros de su equipo recuperen el gol perdido.

1. Mantener a Arturo

Arturo, que el pasado domingo cumplió 28 años, está viviendo en estos meses los peores momentos de su carrera deportiva. El año pasado sufrió mucho en Escocia, ya que el técnico del Dundee, Paul Hartley, apenas contó con él y acabó pasando la temporada en blanco. En la primera vuelta tampoco entró en los planes de José Luis Oltra en el Córdoba. Pero lo que le está sucediendo este año al ariete cartagenero es mucho más frustrante. Está en su casa, en el equipo de su ciudad y él es el 'jugador-franquicia' del proyecto. Fue fichado por Paco Belmonte para que marcara diferencias y no lo ha hecho. Suma 7 goles en 32 partidos (20 de titular), lleva sin ver portería desde el 29 de enero y el tiempo está a punto de agotarse.

Conociendo a Monteagudo, lo normal es que mantenga a Arturo en el 'once' en las dos últimas jornadas. Le ha dado muchas oportunidades y siempre ha destacado de él su trabajo, su fortaleza mental y su compromiso, más allá de que el técnico manchego reconozca que no ha estado afortunado de cara a portería. «Lleva 7 goles y perfectamente podía estar con 16», admitió la semana pasada el preparador del Cartagena. En el duelo del pasado domingo ante el Jumilla, Arturo emitió síntomas preocupantes, ya que se le vio por vez primera superado por las circunstancias y bloqueado a nivel mental. Falló una clara oportunidad en los primeros minutos y no se repuso. No obstante, no hay otro ariete puro en la plantilla y lo más natural es seguir poniendo a Arturo en el puesto de delantero centro, en la salida a La Línea de la Concepción y en la última jornada en el Cartagonova contra el Recreativo.

2. Recuperar a Germán

Germán fue la solución a la desesperada que se inventó Paco Belmonte el último día de plazo del pasado mercado invernal, tras fallar por diferentes motivos las operaciones de Florian, Pedro Conde, Joselu, Abdón Prats y Titi. El canario, que en el Real Murcia había jugado casi siempre de extremo, tuvo una fenomenal puesta de largo en el partido del Artés Carrasco ante el Lorca, en el que no marcó pero llevó de cabeza a Molo y Rojas, centrales del equipo lorquino. Sin embargo, ese nivel no lo volvimos a ver. Fue el ariete titular en otros cuatro partidos (Melilla, Jaén, Sanluqueño y Extremadura) y además jugó los 90 minutos en Villanueva de la Serena, aunque en ese partido actuó de extremo derecho. Solo ha marcado un tanto y, a diferencia de Arturo, ha tenido pocas ocasiones de gol.

Germán hizo 21 goles en las dos anteriores campañas (11 en el filial de Las Palmas y 10 en el Murcia) y es un tipo trabajador, solidario y profesional. Tiene a su favor el hecho de que no está 'contaminado' a nivel mental y cuenta con el apoyo de la grada. Tiene olfato y en el Murcia demostró que cuando pisa el área crea peligro. Sería estupendo poder recuperar al mejor Germán.

3. Llorente o Juanlu Hens

La medida más traumática pasa por sentar a Germán y Arturo y jugar a partir de ahora con un 'falso 9', como lo hacía la España de Vicente Del Bosque en los años dorados de Cesc Fábregas. Fernando Llorente y Juanlu Hens suman siete goles y, como Fábregas, son centrocampistas llegadores y han demostrado sobradamente que tienen instinto y colmillo. Sin la racha del segoviano en esta segunda vuelta, el Cartagena no sería hoy segundo. Y los tantos en el tramo inicial de Liga del medio cordobés, suplente desde hace muchas jornadas, fueron claves para que el Efesé mantuviera el ritmo del Marbella en septiembre y octubre.

En el club ya se ha barajado esta alternativa en semanas precedentes y Monteagudo sabe que Juanlu Hens o Fernando Llorente pueden ser un 'parche' en un momento puntual, pero también es consciente de que darle la camiseta con el número '9' a un centrocampista sería hundir moralmente de manera definitiva a Arturo y, en menor medida, a Germán.

4. Recolocar a Isi Ros

La cuarta y última posibilidad que tiene Monteagudo es la de recolocar a Isi Ros en la posición de delantero centro. El extremo torreño, cedido por el UCAM, fue el mejor en el último partido ante el Jumilla, está en un buen momento físico y anímico y la pasada campaña ya jugó algún partido como punta de referencia. Por ejemplo, José María Salmerón, entonces técnico del UCAM, lo puso de ariete en el Cartagonova en un partido en el que puso en aprietos en algunas ocasiones a Gonzalo Verdú y Moisés. Hay dos soluciones que no se contemplan: subir a Renato y fichar. En el primer caso, los técnicos entienden que es temerario darle la oportunidad en estas circunstancias a Renato, un chico de 19 años que ha marcado 16 goles en el filial, de Preferente, pero que ni siquiera se entrena a diario con la primera plantilla. Y el club no puede fichar, ya que la lesión de Sergio García no es de larga duración y su ficha no se puede liberar.