La Verdad

FC Cartagena

Rubén Martínez: «Siempre estaré agradecido al FC Cartagena»

Rubén, en una de las buenas actuaciones del jueves, ante el Manchester United.
Rubén, en una de las buenas actuaciones del jueves, ante el Manchester United. / Reuters
  • El portero, que ascendió con el Efesé en Alcoy, ha sido protagonista en la última jornada de la Europa League con el Anderlecht belga

Junto a un grupo de héroes que pasaron a la historia del fútbol cartagenero, Rubén Martínez Andrade fue el artífice del ascenso de Alcoy en el año 2009 y ayudó a toda una generación de aficionados del Efesé a cumplir un sueño de color plata.

Sus paradas fueron fundamentales en aquella temporada que nunca se borrará de las retinas de los cartageneros y con él defendiendo la meta se rozó el poder haber subido a Primera División bajo la dirección de Juan Ignacio Martínez.

Su lógico adiós, porque la categoría se le quedaba pequeña, dejó además un traspaso millonario y se marchó para iniciar un itinerario en la máxima categoría del fútbol español.

De Cartagena a Málaga, con cesión al Rayo Vallecano. Luego llegarían el Almería, el Levante y de ahí al Deportivo de La Coruña que el pasado mes de enero le cedió a un clásico europeo. Sigue cumpliendo retos y ahora lo ha hecho y de forma importante en competición europea defendiendo la meta del Anderlecht belga. Sus paradas han sido muy comentadas en la última eliminatoria. En Cartagena nadie le olvida y el amor es mutuo.

Old Trafford

En la liga no ha podido hacerse con la titularidad por la gran racha del equipo, que no ha perdido desde su llegada, pero el jueves por la noche era protagonista frente a todo un Manchester United cargado de estrellas de talla mundial. «Estoy cumpliendo un nuevo reto que tenía. He tenido la oportunidad de jugar en una competición europea, que era uno de mis objetivos cuando llegué aquí. La he disfrutado mucho, aunque es una lástima que se haya acabado ya. En la Liga luchamos por el título, así que estoy encantado de la experiencia que estoy teniendo», indica el jugador gallego.

Rubén sigue manteniendo la humildad, pero sobre todo la seriedad y la profesionalidad. Muy concienzudo en su trabajo y sin grandes alardes fuera del terreno de juego. Cada parada y cada escenario son para él parte de su reto, aunque hay estadios y rivales algo especiales. Anoche vivió una de esas noches que se guardan, aunque cayeron eliminados en la prórroga. «Cada parada es especial para mí, sea ante Ibrahimovic o ante cualquier oponente, pero claro que Old Trafford y en la ronda de cuartos de final de la Europa League siempre tiene una mayor repercusión. No me quedo con ninguna parada en especial. Todas son importantes», admite el guardameta gallego que se crió en la cantera del FC Barcelona.

Tampoco él olvida sus orígenes. Hay mucho trabajo para llegar al punto en el que se encuentra a sus 32 años. Cartagena jugó un papel fundamental en su carrera y eso no se borra ni de la memoria, ni del corazón. «Cartagena siempre ha sido muy importante para mí y lo será siempre. Estaré agradecido a ellos para toda la vida por lo que logré gracias a mi paso por el club». Reconoce que siempre ha sentido el cariño de los cartageneros y que es como su casa.

Buenos deseos

Sigue la actualidad albinegra, pero sobre todo a través de los amigos que conserva en la ciudad y que le mantienen informado sobre su exequipo. «Los amigos me cuentan cómo va la cosa. No soy muy de leer la prensa, aunque de vez en cuando se leen cosas de allí. En Cartagena han pasado unos años malos, pero la situación ha cambiado a mejor y ojalá que puedan ascender este año», desea el exalbinegro.

Él recuerda lo importante que son estas jornadas que restan de campeonato. «Nosotros éramos muy conscientes de lo vital que era quedar primeros por el premio que supone de cara al 'playoff'. Así, que están ante partidos vitales y tienen que dar lo mejor».

El portero no es muy de dar consejos, porque además reconoce que los jugadores albinegros saben perfectamente lo que tienen que hacer en estas cuatro finales. Sin embargo, sí mandaba un mensaje de ánimo al equipo y sus mejores deseos para los aficionados que anoche además le volvían a recordar por las redes sociales. «Le mando todo el ánimo al equipo y mucha suerte en esta fase final. La afición y la ciudad se merecen estar de nuevo en Segunda División» y añadía otro deseo todavía más grande. «Ojalá algún día puedan jugar en Primera División». Seguro que muchos aficionados pensarán en su regreso si eso ocurriera mientras el meta está en activo.

Él seguirá trabajando con el Anderlecht para intentar mejorar día a día y ganar el título.