La Verdad

FC Cartagena

Una emboscada en Sanlúcar

Alberto Fernández, lateral del Sanluqueño, intenta frenar a un rival en un partido jugado este año en El Palmar.
Alberto Fernández, lateral del Sanluqueño, intenta frenar a un rival en un partido jugado este año en El Palmar. / Antonio Vázquez / La Voz
  • El Cartagena busca hoy recuperar el liderato en el campo más incómodo y ante un rival que será virtualmente de Tercera si no gana esta tarde

Es mucho más que un partido normal de Liga regular. Para el Cartagena, el duelo de esta tarde en Sanlúcar de Barrameda, puede convertirse en el inicio de algo precioso. Si gana en el campo del penúltimo clasificado, dormirá líder tras seis semanas por detrás del Lorca, meterá presión al conjunto blanquiazul que mañana juega en La Línea de la Concepción y, de paso, enterrará para siempre el amago de crisis surgido tras las dos recientes derrotas consecutivas ante Real Murcia (1-3) y Marbella (2-1).

Para el Atlético Sanluqueño, el partido es aún más trascendental. Si lo gana, esta noche dormirá a dos puntos del 'playout' y a cuatro de la salvación matemática, algo imposible de imaginar en Navidad, cuando el equipo solo sumaba 11 puntos y estaba hundido, a 11 puntos de la permanencia. Pero si no gana esta tarde, firmará su descenso virtual a Tercera División, categoría de la que ascendió el pasado mes de junio tras una última eliminatoria muy emocionante ante el Cerceda gallego.

Nadie se fía en el Cartagena de esta salida, la antepenúltima del curso. Porque el Atlético Sanluqueño ha reaccionado en esta segunda vuelta de la mano de Rafael Carrillo, 'Falete'. De hecho, en la segunda parte del campeonato ha sumado los mismos puntos (19) que el Efesé. Además, el campo de El Palmar es posiblemente el más incómodo de todo el grupo, junto al de La Roda y el del Mancha Real. Con una diferencia, en el de Sanlúcar de Barrameda (al que suelen acudir de media unos 1.200 espectadores) los aficionados sí están pegados el césped y aprietan de lo lindo.

«De largo, el terreno de juego es como el Cartagonova. Pero de ancho tiene dos metros menos por cada lado. Es bastante estrecho y hay que tener cuidado. Ellos son muy intensos, presionan mucho y están en buena dinámica. Se juegan la vida, ya que no siquiera les vale el empate y vaticino un partido extremadamente complicado para nosotros», apunta el entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo.

El recuerdo de 2013

La historia reciente del Cartagena nos recuerda que la última vez que el equipo acarició el título de campeón del grupo IV acabó arruinando todo el trabajo del año por culpa de tres rivales que finalmente bajaron a Tercera. Fue en la primavera de 2013, con Pacheta como entrenador. Betis B, Villanovense y UCAM, en tres partidos que terminaron con empate, le quitaron el primer puesto al Cartagena y permitieron que el Jaén acabara la Liga regular en lo más alto y, seis semanas más tarde, subió a Segunda el conjunto jienense.

«A estas alturas, los rivales de la zona baja son más peligrosos incluso que los que están arriba. Es el final de la temporada y se están jugando algo tan importante como el 'playoff'. Son cuatro los que bajan y muchos equipos están metidos en la pelea hasta el final. Somos conscientes de que ellos van a intentar generarnos problemas en cualquier balón y que van a ir a muerte. Si no ganan, lo van a tener difícil por la distancia que ya tienen con la zona de salvación», recuerda Monteagudo.

Rafael Carrillo, técnico blanquiverd, admite que toda la presión es para su equipo en este encuentro. «No debimos perder en San Fernando. No lo merecimos. Tampoco lo merecimos contra el Lorca. Pero nos tenemos que quedar con las buenas sensaciones que hemos dado en los últimos partidos y hacer un partido perfecto ante el Cartagena. Ganar esta jornadas es fundamental para salvarnos. Realmente, estaos obligados a ganar los cuatro partidos que nos quedan en casa para no descender», confiesa. Tras el choque de hoy, los gaditanos tendrán que recibir en El Palmar a Jaén, Murcia y Vilanovense y visitarán los campos de Marbella y Extremadura.

En el equipo local, solo hay dos dudas. Rufo, que llegó en enero de la liga de Filipinas, y Alberto Rodríguez luchan por el puesto de delantero centro con Alberto Rodríguez. Entre ambos suman tres goles. Los máximos anotadores del cuadro gaditano son el mediocentro Parada y el extremo Mawi, con seis goles. El primero podría dejar su sitio hoy en el 'once' a Antonio Jesús. El segundo es el futbolista más desequilibrante de la plantilla entrenada por 'Falete', un histórico del grupo IV tras estar cinco años en el banquillo del Lucena.

La otra duda en la alineación local está en la zaga. Podría regresar el centro de la defensa Jesús Muñoz, quien fue operado de apendicitis hace un mes y medio. Si 'Falete' apuesta por él, Sergio Ceballos iría al lateral derecho, sacando del equipo titular a Alberto Fernández, un clásico de la Tercera andaluza.

Germán y García, seguros

En el Cartagena también hay incógnitas por despejar. Marcos seguirá siendo el portero titular y Limones, por tercera jornada consecutiva, estará en el banquillo. Atrás volverán a jugar los cuatro de siempre, a pesar de que Ceballos estuvo notable el pasado domingo ante el Jaén. En el centro del campo son fijos Rivero y Fernando Llorente y está por ver si Gonzalo Verdú, recuperado de las molestias que le hicieron ser baja ante el Jaén, vuelve al puesto de '6' o si, por el contrario, Montagudo mantiene a Sergio García.

Arriba, Germán y Sergio García repetirán por segunda semana y en la banda izquierda también hay dudas. Cristo ha entrenado poco esta semana por culpa de un esguince que ya tiene curado. Podría esperar en el banquillo y dejar su plaza de titular a Isi Ros, muy acertado en el último encuentro.