La Verdad

FC Cartagena

Monteagudo: «No me fío de ningún rival»

Alberto Monteagudo con sus jugadores, en una de las sesiones de la semana.
Alberto Monteagudo con sus jugadores, en una de las sesiones de la semana. / J. M. Rodríguez / AGM
  • El técnico manchego está pendiente de José Artiles, pero recupera a Jesús Álvaro y Gonzalo Verdú para Sanlúcar

Después de una victoria las aguas suelen correr más tranquilas, pero por el momento de la temporada en la que se encuentra la competición, tranquilo no hay nada. Se consiguió cortar la mala racha y ahora el objetivo albinegro es iniciar una más positiva. Pasa lógicamente por ganar al Sanluqueño en su casa y poder volver a los números que correspondería a un equipo con tantas aspiraciones. Para la cita en tierras andaluzas Monteagudo recupera a Gonzalo Verdú, que es el perfecto comodín y también a Jesús Álvaro tras cumplir su partido de sanción. Solamente está pendiente de Artiles que ha estado entre algodones, pero en principio lo normal es que hoy sea de los expedicionarios a Sanlúcar. Cristo tuvo problemas en el inicio de la semana, pero también está recuperado de su esguince.

El técnico manchego sabe que su rival de mañana no especulará, porque un empate no serviría de mucho para salir del descenso. «Tenemos un rival que tiene que ir a por el partido, porque yo creo que el empate no le vale por la distancia que tiene con los de arriba. Tiene gente rápida en las bandas como Víctor y Mawi, con buen balón parado. En San Fernando mereció más. Tiene un campo de largo como el nuestro, pero estrecho. Dos metros menos por cada lado tiene. Hay que ser listos, porque tenemos un rival que está herido», advertía Monteagudo.

El entrenador albinegro reconoce los méritos de la segunda vuelta de su enemigo de esta semana. «Está haciendo una buena segunda vuelta. Si en la primera hubiera hecho más puntos estaría muy bien posicionado para salvar la categoría y ahora está más complicado. Hubo también un cambio de entrenador y vamos a ver. Yo creo que la segunda lo están haciendo bien y la lectura es que espabilaron bastante y tienen las últimas bazas y tienen que amarrar en casa».

Analizando calendarios y viendo si es mejor jugar con equipos de arriba o de abajo, Monteagudo es de la opinión de que es mejor no fiarse de nadie. «En teoría los de abajo tienen menos puntos y deben ser más asequibles. No me fío de nadie. Yo no me frotaría las manos por jugar con los de abajo, ni con uno de los cinco primeros. Las Ligas en estos momentos están para que los de abajo saquen puntos, los de arriba fallan porque es difícil. Hay que mirar cada partido como si fuera el último y como si jugáramos contra el primero. A estas alturas es difícil, porque la necesidad por bajar es casi más importante que la de subir y por eso debemos ir con todos».

El liderato, al alcance

El liderato, que sigue ostentando el Lorca, está a tres puntos y con opción de volver a recuperarlo. Sin embargo, el albaceteño solo piensa en sumar su triunfo y que lo demás venga solo. «Es cierto y ojalá porque eso significa que nosotros habremos ganado, pero nosotros no pensamos tanto en eso como en encadenar una racha de victorias, porque luego tendríamos al Extremadura en casa y podríamos intenta encadenar unas serie de triunfos para terminar la Liga con buen sabor de boca. La clave es ir allí y armarnos como el domingo, sin que nos creen muchas ocasiones y solventar las que nos hagan y acertar las nuestras. Es un partido en el que hay que estar especialmente bien en las áreas, porque llegan muy rápido a la portería y los saques de banda son peligrosos y conozco bien ese campo. Hay que estar muy atentos y concentrados, porque cualquier balón es un problema», admite el técnico.

Normalmente no desvela sus armas, aunque tampoco es un míster de grandes revoluciones en el once y menos después de ganar un partido. Ayer se le volvía a preguntar por la portería tras las actuaciones de Marcos. «Hombre, es verdad que la otra vez tomé la decisión para un solo partido porque quería verle competir. Lo está haciendo muy bien y está trabajando muy bien durante la semana y cualquiera de los dos porteros puede ser titular. Marcos, salvo un balón, me gustó y su valentía en el minuto 93. Limones vuelvo a verlo súper activo y vamos a ver qué decisión tomamos porque no suelo decirles nada. No es un tirón de orejas a Limones. Es poner al otro porque tenemos dos buenos porteros. No soy de dar tirones de orejas».

Goleadores inusuales

La dificultad del Efesé sigue estando en la falta de realización de los atacantes que el pasado domingo la suplía el central Zabaco. «Siempre he tenido un delantero que hacía quince goles; Cabello, Mena hizo doce en León. Aquí ojalá todavía haya uno de 10. Los hombres de segunda línea están en buenas cifras, los centrales también se han animado y ojalá sigan, porque además a balón parado también es muy importante».

Precisamente está contento con el balón parado defensivo, porque marcaron y no recibieron. «El domingo lo defendimos bien. En Granada nos marcaron. Durante el año ha ido bien, pero han sido dos o tres semanas en los que nos han marcado así. Hay que insistir en las marcas y en lo que transmite el portero a los jugadores. Hay goles como el del Murcia que es un golazo y otros que son despistes. Tengo confianza en ello».

Entre los nombres propios de la semana está también el de Ceballos, que volvió a la titularidad y cuajó un gran partido siendo elegido por los aficionados como el mejor del encuentro ante el Jaén. «Me alegro un montón por Ceballos, porque no se le notó que llevaba tiempo sin jugar. Le aprieta a Óscar y es un momento clave. Nos jugamos todo y la rivalidad es sana. Nos va a venir bien que haya esa competencia. Es el capitán, lleva tiempo aquí y es un ejemplo de comportamiento. Suma al grupo y lleva mucho sin jugar por olo por su posición. Si no tiene un problema el que juega no lo cambias. Se piensa en él, aunque juegue menos. Manolo, Paco y yo pensamos en él más que como un lateral derecho porque se lo ha ganado». Hoy entrenan a puerta cerrada.