La Verdad

FC Cartagena
Los futbolistas del Cartagena abrazan a Carmona, autor del tanto de la victoria del Efesé en Valdebebas, en abril de 2009.
Los futbolistas del Cartagena abrazan a Carmona, autor del tanto de la victoria del Efesé en Valdebebas, en abril de 2009. / E. Serrano

Lujuria y llanto en parecidas circunstancias

  • Las últimas veces que el Efesé luchó por ser campeón acabó subiendo en Alcoy y fallando ante el Caudal

El Cartagena 16-17 entra en las seis últimas jornadas con todas sus opciones intactas de ser campeón de grupo y jugarse el ascenso en 180 minutos contra el primer clasificado de otro grupo, posición de privilegio que en estos momentos es ocupada por Celta B (grupo I), Albacete (II)y Barça B (III). Hace cuatro años que el Efesé no se ve en una de éstas. Y en los últimos diez, solo ha llegado a la fase decisiva de la Liga con posibilidades de acabar primero en dos ocasiones. En 2009 lo logró y subió en Alcoy. En 2013 no lo consiguió y fracasó en la primera eliminatoria por el ascenso ante el modestísimo Caudal de Mieres.

Vayamos por partes. El Cartagena es ahora mismo segundo, a tres puntos del líder, un Lorca que en las tres últimas semanas se ha atascado y ha dejado escapar siete puntos. En 2009, tras la disputa de la jornada 32 y con el partido aplazado ante el Pájara Playas de Jandía recuperado y ganado, el Efesé de Paco Jémez sumaba los mismos puntos que ahora (59) y estaba empatado en lo más alto de la tabla con el Leganés. Dato curioso. En 2013, en el mismo momento que nos encontramos, el Cartagena que entrenaba Pacheta también era líder, con un punto menos que ahora (58), y le sacaba uno al Jaén.

¿Qué sucedió entonces en los seis últimos encuentros? En 2009, el equipo de los Rubén, Txiki, Miki Roqué, Cabrejo, Mariano Sánchez, Viyuela, Addison, Juan Pablo y compañía aceleró de tal forma que no volvió a perder ni un solo partido. Sumó 14 de 18, gracias a los triunfos en casa ante Fuerteventura (3-1) y Santa Brígida (5-1) y a los vitales éxitos a domicilio ante Águilas (0-2) y Real Madrid Castilla (0-1). Y empató en el Cartagonova contra el Alcorcón de Anquela (1-1) y en la salida a Mérida (1-1). Allí, con un tanto de Mariano Sánchez, sumó el punto que necesitaba para asegurarse el primer puesto en la penúltima jornada de la Liga regular.

Además, en esas seis jornadas finales el Leganés se cayó de la pelea. Quedó muy tocado tras la goleada recibida en Mérida (6-0) en la jornada 33. Y aunque el siguiente domingo venció en Butarque al Santa Brígida (2-0), en las cuatro últimas jornadas sumó cuatro empates (ante Universidad de Las Palmas, Atlético de Madrid B, Las Palmas Atlético y Ciudad de Lorquí) que le mandaron al cuarto puesto, con 66 puntos y a siete finalmente del Efesé, al término del campeonato. Los pepineros cayeron en la promoción en la primera eliminatoria tras ser goleados en Jaén (5-0).

Y fue el Lorca, entrenado por Roberto Aguirre, el que le discutió el primer puesto al Cartagena en ese tramo final. Los lorquinos sumaron cinco victorias (contra Lanzarote, Navalcarnero, Pájaras Playas, Sangonera y Alfaro) y una derrota (en Vecindario) en las seis últimas jornadas, pasando de los 54 puntos que tenían al terminar la jornada 32 a 69 al acabar la Liga. Les sirvió para acabar segundos, pero tampoco subieron. Fueron eliminados en la segunda ronda por el Villarreal B. El único equipo del grupo que ascendió esa temporada fue el Cartagena, con aquel inolvidable tanto de Juan Pablo en Alcoy. No obstante, igual de importante fue el que marcó Carlos Carmona en la jornada 35 de aquella Liga en Valdebebas.

Mientras, en 2013, el Cartagena desaprovechó una oportunidad gigante para regresar por la vía rápida a Segunda. Había bajado un año antes, tenía dinero en la caja y su plantilla era mucho mejor que la del Jaén, el equipo que tenía un punto menos tras la jornada 32 pero acabó siendo primero, con dos puntos más que el Efesé, y subió a Segunda tras superar tres eliminatorias en las que no ganó ni un solo partido.

En las seis últimas jornadas, aquel Cartagena en el que ya estaban Ceballos y Sergio Jiménez solo ganó dos veces, en Almería (0-1) y al Cacereño en la última jornada (2-0). Empató los otros cuatro partidos, en casa ante San Fernando (1-1) y Betis B (1-1) y fuera contra Villanovense (0-0) y UCAM (2-2). Los tres últimos equipos, que apartaron al equipo de Pacheta del primer puesto, bajaron ese año a Tercera División. El Cartagena solo hizo 10 puntos de 18 posibles. Mientras, el Jaén cosechó 13, gracias a sus triunfos frente al Arroyo (3-2), La Roda (0-1), Cádiz (2-1) y San Fernando (1-0) y el empate con el Almería B (1-1). Solo cayó en casa ante el Melilla (1-2) y su esprint final le sirvió para ser campeón y festajar un ascenso a final de junio.