La Verdad

FC Cartagena

Monteagudo: «Con esta victoria nos hemos quitado un peso de encima»

El entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo, dando instrucciones ayer junto a su segundo, Juanlu Bernal.
El entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo, dando instrucciones ayer junto a su segundo, Juanlu Bernal. / Antonio Gil / AGM
  • «Estamos a tres puntos del Lorca y vamos a intentar ponerlos nerviosos», confiesa el entrenador del Efesé tras superar al Jaén

Sereno y con media sonrisa en la cara, Alberto Monteagudo compareció ayer en la sala de prensa del Cartagonova después de que su equipo rompiera la peor racha desde que él está en el banquillo: las dos derrotas consecutivas ante Real Murcia y Marbella obligaban al Cartagena a poner fin a esos resultados. «Con la victoria ante el Jaén nos hemos quitado un peso de encima», confesó el de entrenador de Valdeganga después del triunfo por la mínima contra el Jaén.

Los tres puntos significaron algo más para el Cartagena. Primero, volver a la senda del triunfo; y segundo, aprovechar el empate del Lorca contra el Jumilla y acercarse al liderato. «Estamos a tres puntos y lo vamos a pelear a dos mil por hora para intentar ponerlos nerviosos», dijo el técnico albinegro. A priori, el calendario depara ahora dos citas que en teoría deberían ser propicias para recortar distancias: la semana que viene, con la visita al Sanluqueño; y la siguiente, recibiendo al Extremadura. Ambos equipos, eso sí, apenas tienen margen de error para intentar escapar de la quema del descenso.

En una situación similar se encuentra el Real Jaén, rival ayer del Cartagena. Aunque en la primera parte hubo cierto espesor, lo cierto es que en el balance de los noventa minutos el resultado fue muy corto para el conjunto albinegro. Así lo resumió el propio Monteagudo: «En la primera parte hemos estado un poco atenazados, no hemos estado muy finos ni desarrollamos el fútbol al que estamos acostumbrados. Luego mejoramos, aunque sufrimos. Al equipo le pesaron las dos últimas derrotas, y por eso ganar hoy [ayer para el lector] nos pone contentos».

«Antes del partido ya sabía que íbamos a sufrir. Si ganábamos, ganábamos sufriendo, con un marcador corto, porque las rachas se terminan así, con el sufrimiento hasta el último minuto y la gente apretando», añadió el preparador manchego. Después de esas dos derrotas consecutivas, «el equipo era consciente de la importancia del partido», los que venían por detrás -Villanovense, Marbella, Melilla, Murcia y Mérida- ya empezaban a pegarse y «necesitábamos mirar hacia arriba», admitió Monteagudo.

La baja por sanción de Jesús Álvaro obligó al albaceteño a introducir cambios en el 'once'. Juan Carlos Ceballos regresó al equipo, en el lateral derecho, y Óscar Ramírez se desplazó al izquierdo. El defensa catalán, fuera de su posición habitual, pasó apuros para cubrir la marca a Rafa Mella, y sus incorporaciones al ataque, que suelen ser habituales, se echaron en falta en la primera parte. «Al descanso le pregunté si le pasaba algo, pero es que hacía tiempo que no jugaba en esa posición y eso le hizo estar un poco temeroso», explicó el entrenador. En la segunda parte, menos exigido por su marca, se contagió de la mejoría de muchos compañeros y sus centros laterales ya fueron más constantes.

«Merecimos el empate»

«Hemos controlado perfectamente al Cartagena, y aunque no hemos tenido muchas ocasiones los hemos contenido hasta el último tramo del partido. Un empate no hubiese sido nada injusto para el trabajo que hemos hecho». Así valoró el partido el entrenador del Real Jaén, José Manuel Barla, después de que su equipo sumara una derrota que le deja en una situación límite: cuarto por la cola y a cinco puntos de la zona tranquila. La plantilla jienense acumula varios meses sin cobrar y la semana pasada aterrizó un nuevo propietario, el empresario Tomás Membrado. De aquí a final de temporada, cada jornada será una final para su nuevo proyecto.