La Verdad

FC Cartagena

FÚTBOL (2ªB)

Marcos se queda bajo palos

Marcos ataja un balón en un entrenamiento, con Limones detrás.
Marcos ataja un balón en un entrenamiento, con Limones detrás. / Antonio Gil / AGM
  • El madrileño repetirá titularidad ante el Jaén y admite que siente la presión. «Pero no lo cambio por jugar en otro equipo», confiesa

No habrá más permutas en la portería del Efesé. Al menos, de momento. El madrileño Marcos Morales, de 21 años, repetirá este domingo como titular tras su convincente actuación del pasado fin de semana en Marbella, donde nada pudo hacer en los dos goles que encajó y salvó a su equipo en dos mano a mano, con Okoye primero y con Kike Márquez después. El joven guardameta fichado en verano del Mar Menor no transmitió las dudas que sí se vieron en su debut, en casa ante el Melilla, y convenció a Alberto Monteagudo, su entrenador. De este modo, Marcos jugará su tercer partido ante el Jaén. Y Limones, titular siempre en sus casi cuatro años en el Cartagena, estará de nuevo en el banquillo.

«Es una alegría tener el premio de jugar minutos después de una temporada entera trabajando. Y tengo que seguir igual, currando en cada entrenamiento, sin pensar en si el míster me va a poner o no. Tengo su confianza y es un orgullo que él me vea al nivel de un portero que lleva 300 partidos en Segunda B como es Limones. Eso me reconforta», confesó ayer Marcos en declaraciones a 'Radio Cartagena'.

Él cree que ha mejorado en los meses que lleva en el Efesé. «No han cambiado muchas cosas en estos meses, pero sí que entrenar cada día en un equipo de Segunda B, con Yepes encima, te da un puntito de mejora con respecto a hacerlo en Tercera». El joven guardameta albinegro admite que «no es fácil vestir la camiseta del Cartagena, pero es un orgullo poder vestirla y salir al Cartagonova ante tantos aficionados. Yo no lo cambiaría por jugar en otro equipo y sentir menos presión. Ahora, sé que vienen partidos importantes y estoy deseando jugarlos».

En la citada entrevista, destacó la figura de Yepes. «Es entrenador de porteros, amigo y psicólogo. Nos ayuda muchísimo, no solo a nivel deportivo. También nos ayuda mucho, a Limones y a mi, en lo personal». Sobre el partido ante el Marbella, comentó que «a partir del minuto 12, el equipo se vio más cómodo y yo me sentí mucho mejor. Este Cartagena nunca baja los brazos y todos los jugadores tienen mucha personalidad en el campo. Estamos en una racha en la que la pelota no está entrando, pero no hemos jugado mal en ningún partido. Estamos desafortunados en las dos áreas y eso es pasajero», opinó Marcos, quien aún no sabe si será titular o no este domingo. «Yo no pienso en eso y me dedico a trabajar a diario», apunta.

Marcos comenzó a jugar con 6 años en el equipo de su barrio (Rivas-Vaciamadrid). Estuvo dos años en el alevín del Rayo Vallecano. Destacaba mucho y lo fichó el Real Madrid. Luego pasó por el Getafe y el Leganés. En juveniles regresó al Rayo Vallecano, su último club en Madrid. Se mudó a Elche con su familia y pasó por el Alicante antes de fichar por al Elche. Con 19 años subió al Ilicitano. Y en las tres últimas temporadas estuvo cedido, primero en el Torrevieja, luego en el Eldense y por último en el Mar Menor. Tiene contrato con el Cartagena hasta 2018.